Acta del Cabildo de Santiago (11 de febrero de 1814)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 11 de febrero de 1814

Juez de Aguas.- Solicitud de compra de un sitio en la caja del río Mapocho.- Solicitud de un escribano.- Que el Sota-síndico presente las cuentas del año anterior.- Expediente de Francisco Bacigalup.- Remate de puentes y enlosado.

En la ciudad de Santiago, a once de febrero de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular y en acuerdo ordinario, como lo tienen de costumbre, y antes de dar principio al despacho de sus negocios, hizo presente el Regidor secretario Doctor don Timoteo de Bustamante que había, cumplido el termino que debía ejercer de la judicatura de aguas, la que había procurado desempeñar con el mayor esfuerzo y actividad, tomando todas las disposiciones y providencias que le habían parecido oportunas para su mejor arreglo y distribución con consideración a la notoria extremada escasez que se experimentaba de las aguas, para que el Ayuntamiento hiciese el nombramiento de este empleo en otro de los señores: y acordaron continuarlo en este ejercicio por el más tiempo que se sirve, con consideración al interés y dedicación que había tomado en un asunto tan recomendable e interesante al público.

A continuación se instruyó del expediente promovido por el escribano don José Gregorio Fontecilla, pretendiendo la venta de un sitio en la caja del río, a censo: y considerando que, a más de poder resultar su enajenación muy perjudicial, y estar prohibida por las leyes y derechos la ocupación de las riberas y cajas de los ríos, dictó el decreto siguiente: “No ha lugar a la solicitud del suplicante”.

Luego se vio una representación del escribano don Fernando Olivares, pidiendo se le prefiriese en el arrendamiento de la pieza que ocupa don Francisco Mulet, para colocar en ella su oficio, por no presentársele otra que le proporcionase la inmediación y cercanía a los juzgados y tribunales, y el Ayuntamiento proveyó: “No ha lugar”.

Sucesivamente, se representó por uno de los señores que el Sota-síndico no había rendido las cuentas de la recaudación de propios respectivas al año anterior de mil ochocientos trece; y que siendo este un asunto en que el Cuerpo debía cargar la consideración para saber el resultado de su existencia y de la distribución de estos fondos, debía exigírsele por ellas: y acordaron los señores que para la primera audiencia las presentase y compareciese personalmente.

Al mismo tiempo se relacionó el expediente de don Francisco Bacigalup, en que el Superior Gobierno pide al Ayuntamiento informe sobre su conducta y manejo en el destino que ha ejercido de Teniente del Juez de Abastos; y los señores proveyeron: “evacuar el informe pedido por el Superior Gobierno, informen los jueces de abastos”.

Y, últimamente, y en conclusión de este acuerdo, ordenaron los señores que para la primera audiencia se trajesen a la vista los antecedentes sobre el remate de puentes y enlosado, para tratar sobre este particular lo que el Cuerpo reputase conveniente al cumplimiento de este asunto. Con lo cual y por no haber habido otra cosa que determinar, lo firmaron los señores que a él asistieron. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.