Acta del Cabildo de Santiago (19 de noviembre de 1813)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 19 de noviembre de 1813

Nombramiento de nuevos alcaldes y Procurador.- Nombramiento de Juez de Aguas.- Apertura de un callejón.- Refacción de la pila de San Isidro.- Reparaciones en la iglesia de la Compañía.

En la ciudad de Santiago de Chile, a 19 de Noviembre de 1813, hallándose reunido en su sala capitular el Muy Ilustre Ayuntamiento para tratar de los asuntos inherentes a su instituto, mandaron se leyese el anterior acuerdo, y orientados de lo que habían acordado, dieron principio a su despacho instruyéndose de un oficio del Superior Gobierno que en este día recibió, en que decretaba que por las circunstancias del día y otras consideraciones que pedían por ahora la permanencia del actual Cabildo, no se procediese en el presente año a otras elecciones que a sólo la de los alcaldes y la del Procurador General de Ciudad, hasta tanto se resolviese sobre el particular lo conveniente.

En seguida vióse una representación del Regidor don Tomás Vicuña en que renunciaba el nombramiento de Juez de Aguas que se le había hecho, por ser imposible desempeñar una judicatura tan recomendable y que debe llamar toda la atención del que la ejerce, a causa de las importantes comisiones en que se halla entendiendo de orden del Superior Gobierno y debe evacuarlas fuera de la ciudad, cuya falta traería perjuicios y algún desorden si la confiase a sólo los brazos auxiliares del Juzgado. Y los señores, considerando justas las razones en que fundaba su renuncia, nombraron unánimemente en su lugar al Regidor secretario Doctor don Timoteo de Bustamante por tal Juez de Aguas para que desde este día entrase a ejercer las funciones del empleo y tomase las providencias más oportunas para el arreglo de la distribución de las aguas.

Luego se vio el expediente iniciado por el Procurador General de Ciudad sobre un callejón que se nota cerrado en el Monasterio del Carmen Alto, denunciándolo como terreno de ciudad; y [sic] instruido el Ayuntamiento de la contestación de dicho Monasterio, proveyó el siguiente decreto: “Visto este expediente y en atención a las excepciones opuestas por el Monasterio, pásese al Superior Gobierno para su resolución, acompañándolo con el correspondiente oficio”.

Sucesivamente, se instruyó el Cuerpo de una representación del cura y vecindario de la parroquia de San Isidro, pretendiendo la refacción y compostura de la pila que provee de agua [a] aquel vecindario, y para su resolución acordaron los señores oír a su Procurador General de Ciudad, comunicándole al efecto el correspondiente traslado.

Y, finalmente, se vio otra representación de don José Ignacio Arangua, como mayordomo de la iglesia de la Compañía, pretendiendo se le hiciese la contribución de cien pesos anuales para las refacciones de la torre, y para el fomento de los gastos y auxilios de aquel templo. Y los señores acordaron se oyese al Procurador General; con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron en su sala capitular, a diez y nueve de noviembre de mil ochocientos trece. Matías Mujica.- Ignacio Valdés.- José Antonio Valdés.- Antonio José de Irisarri.- José María de Rozas.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.