Acta del Cabildo de Santiago (23 de julio de 1813)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 23 de julio de 1813

Toma de posesión del cargo de inspectores de policía.- Renuncia de Joaquín Tocornal a su vara de Regidor.- Abolición de una de las Direcciones de Obras Públicas.- Representación del Alcaide de la cárcel.

Hallándose reunido los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular para acuerdo ordinario, y hallándose al mismo tiempo presentes don José Antonio Mesía y don Ramón Pasos para recibirse y tomar posesión de los empleos de inspectores de policía del cuartel correspondiente al prefecto don Francisco Javier Errázuriz, mandó el Ayuntamiento se procediese a este acto y por el presente escribano se les tomase el juramento de estilo; y habiéndolo verificado con todas las formalidades acostumbradas, se les dio la referida posesión, entregándoles para su instrucción el reglamento de su instituto; y habiéndose retirado, continuó sus acuerdos mandando se leyese una representación del Regidor don Joaquín de Tocornal, desistiéndose de la vara de su empleo, por sus continuas enfermedades y otras atenciones de negocios que le embarazaba su honroso desempeño. Y [sic] instruido el Cuerpo de su solicitud y las razones en que fundaba su renuncia, resolvió que con el correspondiente oficio se diese cuenta con ella al Superior Gobierno.

En seguida se vio un oficio de los ministros de la Tesorería General de Ejército, consultando al Gobierno el sueldo que deban abonar al Director de Obras Públicas don Juan Francisco Montaner, y una representación de éste, pretendiendo la posesión de este empleo; y enterado el Ayuntamiento de estas solicitudes y del decreto marginal que dictó el Superior Gobierno, del tenor siguiente: “Teniendo varios sobrestantes el presidio, informe el Ilustre Cabildo si será necesario el que tiene el Director de obras públicas o si su oficio podrá suplirse y servirse por aquéllos, consultando esta economía”. Y el Cabildo, después de haber meditado y reflexionado este particular, ordenó se informase a la Excelentísima Junta no ser necesario el ministro que mantiene el Director de Obras Públicas, porque su oficio puede muy bien desempeñarse por los sobrestantes del presidio; siendo en los mismos términos superflua la plaza de don Juan Francisco Montaner, porque también puede desempeñarse por el Director de Obras Públicas don Luis Santa María y sobrecargo del presidio don Ramón Moreno, resultando el beneficio de la economía de este sueldo.

Y, últimamente, se vio una representación del Alcaide Claudio Mengrano, haciendo ver al Ayuntamiento la falta de utensilios, como escobas, etc., para asear los inmundos calabozos de los reos, escaleras, etc., y la necesidad que había de socorrerlos con este pequeño desahogo para precaucionarlos de las enfermedades que pudiesen sobrevenirles de la corrupción de los aires; y que en esta atención se le mandase aplicar el real que contribuyen los esclavos, con cuya cuota se hacía cargo de desempeñar este encargo y obligación; y el Cabildo, enterado de esta pretensión, proveyó lo siguiente: “Esta parte ocurra a cualesquiera de los señores alcaldes, quienes están comisionados para proveerlo de los utensilios que necesite para el aseo de la cárcel, no habiendo lugar al preste del real de los esclavos, que le solicita con este fin”. Con lo que se cerró este acuerdo, firmándolo los señores en la sala capitular a 23 de julio de 1813. Jorge Godoy.- Joaquín de Trucíos.- José Antonio de Rojas.- Isidoro de Errázuriz.- Antonio de Hermida.- Antonio José de Irisarri.- José Antonio Valdés.- Juan Francisco León de la Barra.- José María de Rozas.- Miguel de Ovalle.- Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.