Acta del Cabildo de Santiago (25 de septiembre de 1810)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Sesión de 25 de septiembre de 1810

Asignación de la renta de los señores vocales de la Junta.

En la ciudad de Santiago de Chile, en veinte y cinco de septiembre de mil ochocientos diez, estando los señores del Ilustre Cabildo, Concejo, Justicia y Regimiento juntos en su sala capitular, como lo han de uso y costumbre, en Cabildo ordinario, a saber, los que abajo firmaron, y dijeron que el día diez y ocho del presente en el congreso general que se hizo, de que resulto la instalación de una Junta provisoria de Gobierno a nombre de nuestro adorado monarca el señor don Fernando VII, quedó reservado, después de la elección de sus vocales, el premio o gratificación que a cada uno de dichos señores y secretarios debía asignarse, para que este Cabildo lo resolviese con el debido acuerdo y meditación: a cuyo fin, congregados y oídas las reflexiones que cada vocal hizo, resultó la pluralidad por que al señor Presidente de la Excelentísima Junta se le asignasen seis mil pesos anuales, tres mil a cada uno de los señores vocales que la componen, y dos mil a cada secretario: entendiéndose que aquellos señores empleados en otros destinos que tuviesen algún sueldo por ellos, sólo deban gozar de aquella cuota hasta el entero de dicha asignación, y si aquella excediere a ésta o fuere igual, no tendrán aumento alguno, quedando solo en goce de sus mismas rentas, a fin de no gravar más al real erario, que, al paso de hallarse escaso de caudales, se meditan otras muchas atenciones y objetos en qué invertirlos para el fin primario de la defensa y conservación de estos dominios a su legítimo dueño y señor; y que sacándose un testimonio de esta [sic] acta, se pase a la Excelentísima Junta y ponga en noticia de los oficiales reales para su cumplimiento. Y así lo acordaron y firmaron, doy fe. José Nicolás Cerda.- Agustín de Eyzaguirre.- Diego de Larraín.- Justo Salinas.- José Antonio González.- Ignacio Valdés.- Francisco Diez de Arteaga.- José Joaquín Rodríguez.- Doctor Pedro José González Álamos.- Francisco Ramírez.- Francisco Antonio Pérez.- El Conde de Quinta Alegre.- Agustín Díaz, escribano público, real y de Cabildo.