Acta del Cabildo de Santiago (28 de junio de 1814)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 28 de junio de 1814

Sobre reintegro del Cabildo.- Negativa de apelación.- Escrito de don Francisco Bacigalup.- Cunetas del Comisionado del ramo de canchas.

En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y ocho de junio de mil ochocientos catorce, los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento, hallándose en acuerdo ordinario [vie]ron un oficio del Superior Gobierno contestatorio al que con fecha veinte y uno del mismo le pasó el Cuerpo representándole la falta e inasistencia de muchos de sus individuos y las renuncias que habían hecho otros, por cuya causa se hallaba el Cabildo sin toda aquella representación y energía que debe tener tanto más interesante en las circunstancias, cuanta es la gravedad de los asuntos que se tratan; para que, si fuese de la consideración del Gobierno la admisibilidad de las renuncias y propuestas de otros individuos que subrogasen la falta de los inasistentes, pudiese proceder a verificarlo; y orientado el Ayuntamiento de que el Superior Gobierno le ordena en el expresado oficio defiera a dichas renuncias, dijeron que para el siguiente Cabildo se hiciese el nombramiento de aquellos sujetos que, revestidos de las precisas cualidades, pudiesen desempeñar un empleo de tanta consideración, y se diese cuenta para su aprobación.

Luego se vio un escrito de apelación por don Miguel Fierro en la causa que contra él sigue don Francisco Bacigalup por cobranza de pesos, de una providencia del Cuerpo en que manda ejecutar su pago, resultante del estipendio que, como a Teniente del señor Juez de Abastos, debe contribuirle el gremio de panaderos: a que proveyó: “No ha lugar”.

Al mismo tiempo se leyó otro de don Francisco Bacigalup, pidiendo que para el cumplimiento de las providencias libradas en esta causa, se pasasen los autos al señor Juez de Abastos, y que se mejorase la ejecución contra Fierro en otros bienes, porque los que se le habían secuestrado no alcanzaban al crédito demandado; y los señores, enterados del estado de la causa, con dictamen de su asesor, decretaron lo siguiente: “Para proveer, procédase a la tasación de las mulas embargadas, y para ello las partes nombren tasadores”.

Y, últimamente, se vieron las cuentas del comisionado del ramo de canchas, y ordenaron los señores se pasasen a su Procurador General para que pidiese lo correspondiente. Con lo que se cerró este acuerdo, que firmaron los señores en el día de la fecha. El conde de Quinta Alegre.- Francisco Borja Fontecilla.- José Antonio Valdés.- Joaquín López de Sotomayor.- Tomás de Vicuña.- Carlos José Infante.- Miguel de Ovalle.- Matías Mujica.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.