Acta del Cabildo de Santiago (4 de diciembre de 1812)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 4 de diciembre de 1812

Sitio para guardar los utensilios de los presos.- Nombramiento de Juez de Baja Policía.- Sobre corridas de toros.- Solicitud del vacunador Antonio de la Ribilla.- Presentación del Alcalde de la cárcel.- Sobre proyecto del señor Irisarri para la formación de una Sociedad Patriótica.

Leído el acuerdo anterior y firmado por los señores que a él asistieron, se pasó a tratar de los asuntos que quedaron pendientes en el último Cabildo; y llamando en su consecuencia a don Ramón Moreno para que informase a este cuerpo sobre el sitio que podía destinarse para guardar los utensilios del presidio y verificar el arriendo del edificio del Basural, por no haberse conformado la Excelentísima Junta con la propuesta que se le hizo de destinar una cochera de las de la Casa de Moneda para este efecto; contestó que no había proporción para verificar la custodia de estos utensilios en parte alguna que él supiese, y que si para este objeto se alquilaba alguna casa particular, costaría esto más que lo que produciría el arrendamiento del edificio a los propios de ciudad. Con esta consideración acordó el Cabildo se hiciese presente este inconveniente a los arrendatarios para ver si proponen un medio para conciliar estas dificultades con su propuesta.

Tratóse incontinenti sobre el nombramiento del Juez de Baja Policía, y entrando a discusión sobre este punto, se vio que este juzgado contiene una porción de ramos divisibles, que estarían mejor servidos entre varios comisionados de este cuerpo. Y no dudando que sería el público más bien servido si se declarase el juzgado de policía residente en todo el cuerpo del Cabildo, quien debiera nombrar un comisionado para cada ramo de los que encierra esta judicatura, se acordó representar sobre este particular a la Excelentísima Junta, pidiéndole la confirmación de este acuerdo, para que tenga los efectos de una ley inviolable.

Habiendo hecho presente el Regidor comisionado de las escuelas públicas que tenía entendido se estaba haciendo una plaza de toros en la Posada, en el mismo sitió donde está la escuela principal de primeras letras, y que siendo este nuevo destino de aquel edificio contrario a la educación de la juventud en todos sentidos, ya por impedir la asistencia de los jóvenes a su enseñanza, ya porque el edificio esta ruinoso y pudiera ocasionar muchas desgracias por el peso de los tablados y espectadores, ya, finalmente, por el espectáculo bárbaro que se proporciona con esta diversión al pueblo; acordó el Cabildo se pasase oficio a la Excelentísima Junta, haciendo presente los perjuicios que podrían originarse por la corrida de toros en este sitió, para que determinase lo que hallase conveniente.

Se vio después una representación de don Antonio de la Ribilla dirigida al Superior Gobierno sobre que se le asignase mayor sueldo por su empleo de vacunador, la cual mandó pasar S. E. al Cabildo para que informase, y careciendo este cuerpo de las noticias necesarias para dar informe sobre el particular, devolvió a la Junta la petición de Ribilla para que se pidiese el informe al delegado don Judas Tadeo Reyes y volviese después al Cabildo, si se creía necesario oírle en este asunto.

Se presentó el Alcaide de la cárcel recordando las faltas quo anteriormente había hecho presente se advertían en las cosas de su cargo, y tuvo el Cabildo por conveniente nombrar al Regidor don Isidoro Errázuriz para que informase sobre el particular.

Finalmente, al disolverse el acuerdo hizo presente el Secretario que tenía ya concluido el papel sobre la Sociedad Filantrópica, y que habiendo encargado la Excelentísima Junta el pronto despacho de este asunto de la primera necesidad, sería conveniente que los señores alcaldes para mañana sábado citasen a Cabildo extraordinario para leer y acordar sobre el citado papel lo que se juzgase conveniente, en cuya virtud se citó en la misma sala a los regidores que se hallaban en ella; y no habiendo más que tratar, se disolvió el acuerdo, firmándolo los señores del margen en la sala capitular de Santiago de Chile, a cuatro de diciembre de mil ochocientos doce.- Antonio de Hermida.- José Antonio Valdés.- Isidoro Errázuriz.- Anselmo de la Cruz.- José Manuel Astorga.- Antonio José de Irisarri, Regidor secretario.