Acta del Cabildo de Santiago (7 de marzo de 1814)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Sesión de 7 de marzo de 1814

Nombramiento de Francisco de la Lastra como Director Supremo.- Interinato de Antonio José de Irisarri.

En la ciudad de Santiago de Chile, a siete de marzo de mil ochocientos catorce, siendo convocado en la mañana de este día el Muy Ilustre Ayuntamiento, de orden del Superior Gobierno, se reunió en su sala, donde le dio cuenta y noticia del repentino suceso de haber sido Talca tomado por los enemigos, y al mismo tiempo las providencias y disposiciones que estaba tomando para combatirlos y defender [a] la patria del peligro manifiesto en que se veía, para que el Cabildo, orientado de este acontecimiento, se retirase a su sala para arbitrar, y comunicarle cuantos medios de seguridad pudiesen adoptarse; y habiéndolo así ejecutado prontamente, la Municipalidad en las circunstancias de hallarse tratando este interesante y urgentísimo asunto, se le avocó un numeroso pueblo, expresándole se dirigía a representar sus derechos, y que para este fin traía nombrado y nombraba por su Diputado a presencia del Ayuntamiento, a don Mariano Vidal. El Cabildo, a vista de no tener antecedente alguno de las miras y disposiciones del pueblo, y conociendo los inconvenientes y resultados, acaso perjudiciales, que en tan apuradas circunstancias podrían sobrevenir con la diversidad de conceptos y opiniones, manifestando el mismo pueblo su designio; le suplicó que para oír, tratar y resolver con el mayor acierto sus peticiones, que consideraba el asunto más delicado y grave que podía presentarse y de que tal vez pendería la suerte feliz o desgracia del Estado, se retirase a las antesalas, quedando el Diputado con el Ayuntamiento para tratar con mejor acuerdo y madurez las peticiones y puntos que venía a exponer; y que para mayor confianza y satisfacción, si le parecía oportuno, asociase al Diputado aquellos individuos que reputase más aparentes para el caso; y conviniendo en que sólo el Diputado con el Cabildo tratase, sesionó el representante, que el pueblo, por las críticas circunstancias y nuevos peligros que le amenazaban, pedía se reconcentrase el Gobierno en un solo individuo, que éste debía ser la persona del Coronel don Francisco de la Lastra, Gobernador de Valparaíso, en quien afianzaba y depositaba toda su seguridad; y que sin pérdida de tiempo, y por exigirlo así la presente situación en que se hallaba la patria, se debía resolver este importante asunto, depositándose el mando interinamente en el señor Regidor don Antonio José de Irisarri. El Ayuntamiento, penetrado de los inconvenientes y fatales consecuencias que podrían dimanar en nuestro Ejército con la repentina variación del Gobierno , opinó que para conciliar cualesquiera dificultades y resultados, se reconcentrase desde luego el Gobierno en uno de los individuos de la Excelentísima Junta, atendiendo a las disposiciones de defensa que anticipadamente ya tenía tomadas y al pleno conocimiento que debía tener del estado de nuestras tropas; pero el Diputado, con el pueblo, no adoptando este dictamen de la Municipalidad, pidió eficazmente y con la mayor resolución se procediese a extender la [sic] acta en el momento de la elección que hacía de propietario en el señor Coronel don Francisco de la Lastra, y de interinario [sic] en don Antonio José de Irisarri, viéndose el Cabildo obligado a deferir a la voluntad del pueblo y mandar se extendiese la [sic] acta de la elección, que subscribió el Ayuntamiento como individuos o ciudadanos del pueblo, y el mismo Diputado; de la que enterados y de estar conforme a su petición en los capítulos que contiene, pidió al Cuerpo se diese cuenta con ella al Gobierno y que le acompañase, para que en el mismo momento quedase entregado el mando, y todo sancionado; cuya operación verificó el Ayuntamiento asociado del mismo pueblo. El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Fontecilla.- José María de Rozas.- José Antonio Valdés.- Isidoro de Errázuriz.- Juan José de Echeverría.- Antonio de Hermida.- Juan Francisco León de la Barra.- Miguel de Ovalle.