Acta fundacional de Falange Socialista Boliviana

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Programa de principios del Nuevo Estado Boliviano
de Falange Socialista Boliviana


Falange: Por ser fuerza organizada para la lucha y el trabajo. Socialista: Porque ha de instaurar en la vida nacional el imperio de la justicia social. Boliviana: Porque se inspira en un profundo fervor patriótico y nacionalista para la solución de nuestros problemas.

La Falange Socialista Boliviana es un movimiento popular que congrega en sus filas a todos los bolivianos que luchan por forjar una Patria grande y justa.

Exige en su organización interna un riguroso concepto de disciplina, como subordinación conciente del individuo a la realización de un fin colectivo; y propugna un sistema de jerarquía, basado en la selección del más apto.

Estos dos conceptos inspiran la estructuración del

NUEVO ESTADO BOLIVIANO

Organismo eterno y supraindividual que represente a la Nación y cuya suprema misión no es esporádica en el tiempo y en la historia, sino que tiene la responsabilidad de eslabonar una continuidad armónica en el destino de las generaciones pasadas, presentes y venideras; y que excluye la indisciplina social representada por dos factores políticos: la desorganización anárquica, producida por el relajamiento del principio de autoridad, y el entronizamiento de tiranías oligárquicas o caudillistas.

El sistema jerárquico suplirá los privilegios clasistas o de grupo, dando opción a cualquier boliviano a ocupar el puesto que su capacidad le asigne.

Será el gobierno de un nuevo sentido democrático: no el derecho político de los más en servicio de los intereses de los menos, sino el deber político de minorías seleccionadas en servicio del pueblo todo.

Bajo los principios de ORGANIZACIÓN, JUSTICIA Y SOLIDARIDAD, el Nuevo Estado Boliviano será un organismo integral que, basado en la voluntad de ser de una Nación, subordinará los intereses personales, de grupo o de clases, al supremo interés de la bolivianidad y podrá cumplir el amplio programa de reestructuración integral a que aspira, para realizar:

1. LA GRANDEZA DE BOLIVIA. Amamos a Bolivia por encima de todo egoísmo. Creemos en el destino eterno de nuestra nacionalidad y en nuestra misión histórica de hacer resurgir en América una Bolivia enaltecida y gloriosa. Luchamos por engrandecer y dignificar la Patria.

2. LA CREACIÓN DEL ALMA NACIONAL. Restaurando la fe en el destino de nuestro pueblo, formaremos un alma nacional inspirada en la tradición de las grandezas y virtudes colectivas; en la fisonomización de un arte y una cultura propios, y en la estima de nuestras posibilidades como Nación.

3. LA UNIDAD DE LA PATRIA. Sólo concebimos la Bolivia única por la vinculación espiritual y material de sus pueblos. Es criminal todo intento de romper la unidad nacional. Morirá para siempre la Bolivia desmembrada y regionalista.

4. LA SOLUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PROBLEMAS. Nuestra solución revolucionaria será integral. No admitimos transacciones políticas ni remedios unilaterales ni parciales. Forjaremos la conciencia y el destino colectivos íntegramente.

5. FALANGE COMO MOVIMIENTO SOCIAL. No constituímos un mero partido político. Movilizaremos y fortaleceremos todas las energías espirituales, culturales y económicas de la Nación. Nuestra visión social nos hace concebir a Bolivia expresada auténticamente en el florecimiento de todas sus posibilidades.

6. EL TRABAJO DE TODOS BAJO UN RÉGIMEN ORGÁNICO. Nuestra Patria será para todos los bolivianos, sin privilegios de clases.

Todo boliviano se sentirá partícipe de la tarea de crear una Patria y de la alegría y ennoblecimiento que ella le proporcione. El individuo participará de la unidad orgánica del Estado, mediante un régimen corporativo, en que cada uno desempeñe su función de acuerdo a la calidad y especialización de su trabajo.

7. EL IMPERIO DE LA JUSTICIA SOCIAL. Impondremos la más estricta justicia social, dando a todos los hijos de Bolivia bienestar moral y económico. Fomentaremos la explotación de nuestras fuentes de riqueza, solidarizando los factores de producción y organizándola de acuerdo al interés colectivo, haciendo imposible la explotación del hombre por el hombre y la lucha de clases.

8. NUEVO ORDEN ECONÓMICO. Todo boliviano tiene la obligación de trabajar y producir. El trabajo y la producción deben beneficiar a la colectividad entera. Combatiremos la inmovilidad y la fuga de capitales, la hipertrofia del poder financiero de los potentados, y se nacionalizarán progresivamente las principales fuentes de producción.

9. LA REDENCIÓN DEL INDIO. El indio es la raíz de nuestra nacionalidad. Un plan de reforma agraria le dará su liberación económica, y un plan educacional su calidad de dignidad humana.

Haremos del indio un ser apto para cumplir una función social conciente en el Nuevo Estado Boliviano, habilitándolo para un trabajo técnico rural y para su emancipación cultural.

10. LA EDUCACIÓN Y LA CULTURA. Reformaremos la educación pública. Crearemos la Nueva Universidad Boliviana, con la misión trascendental de preparar generaciones que completen la obra de edificación de una Patria grande.

Socializaremos la cultura, de modo que todos tengan las mismas posibilidades para desarrollar sus aptitudes y aspiraciones. Nuestro movimiento redimirá a Bolivia por el estudio, el trabajo y la honradez.

11. EL PROBLEMA MORAL. Consideramos como factor principal de nuestra decadencia colectiva, el relajamiento de los principios morales del individuo. Extirparemos la inmoralidad funcionaria y el desenfreno de los apetitos, para formar un pueblo austero, consagrado al cumplimento de sus deberes y a la superación de su destino.

12. EL RÉGIMEN FAMILIAR. La familia es la célula matriz de la organización social, constituye el fundamento de la formación integral de la personalidad humana. El Nuevo Estado asegurará respeto, bienestar, estabilidad y superación a la familia boliviana.

13. LA CUESTIÓN RELIGIOSA. Defenderemos los fundamentos de la cultura cristiana. Nuestra filosofía y nuestra moral se inspiran en la doctrina de Cristo.

14. LA INTEGRIDAD NACIONAL. Exigiremos la solución definitiva de nuestros problemas territoriales y de nuestro enclaustramiento geográfico. Para ello, confiamos en una nueva conciencia internacional y en nuestra propia fuerza y voluntad de hacer triunfar nuestros derechos.

15. POLÍTICA CONTINENTAL. Creemos en la unidad de destino de los países indoamericanos y en la necesidad de una política continental de cooperación y comprensión espiritual, para formar un frente único contra cualquier imperialismo extranjero.

16. NUESTRO ESTILO REVOLUCIONARIO. Lo que distingue a la Falange, es su estilo revolucionario. Sus hombres prefieren los métodos decisivos y enèrgicos, y aprecian sobre todo la capacidad de sacrificio. La Falange despertará las energías vitales del País, adormecidas hoy y alistará a todas las fuerzas de la Nación con ella.

17. NUESTRA DOCTRINA FUTURA. Alrededor de estos principios básicos, la FSB faccionará progresivamente un cuerpo de doctrina inspirada en y para Bolivia.

FALANGE SOCIALISTA BOLIVIANA HARÁ UNA BOLIVIA GRANDE Y JUSTA

Firmantes:

Hugo Arias, Germán Aguilar, Oscar Unzaga de la Vega, Federico Mendoza, Guillermo Koening .

Santiago de Chile, 15 de agosto de 1937.


nota

La tesis del Nuevo Estado Boliviano, está integrada por un programa de 17 principios. Han sido transcritos estos principios, extraídos del texto fundacional de Falange Socialista Boliviana. Texto fundacional completo.