Agradece, en alegoría continuada

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Agradece, en alegoría continuada, a sus trabajos su desengaño y su escarmiento
de Francisco de Quevedo



Qué bien me parecéis, jarcias y entenas,
vistiendo de naufragios los altares,
que son peso glorioso a los pilares
que esperé ver tras mi destierro apenas!


símbolo sois de ya rotas cadenas
que impidieron mi vuelta, en largos mares;
mas bien podéis, santísimos lugares,
agradecer mis votos en mis penas.


No tanto me alegrárades con hojas
en los robres antiguos, remos graves,
como colgados en el templo y rotos.


Premiad con mi escarmiento mis congojas;
usurpe al mar mi nave muchas naves;
débanme el desengaño los pilotos.