Al lector

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Al lector
de Julio Flórez


<poem>

Hay una gruta, misteriosa y negra, donde resbala bajo mustias frondas, un raudal silencioso que ni alegra ni fecunda: ¡qué amargas son sus ondas!

Con qué impudor bajo esa gruta helada mil flores abren su aterido broche… ¡Nunca al beso de luz de la alborada! ¡Siempre al ósculo negro de la noche!

Esa gruta es mi alma; y esa fuente muda y letal, mi corrosivo llanto; y esas flores, los versos que en mi mente brotan al choque de fatal quebranto.

Cierto es que hay ámbar y color y almíbar en muchas de esas flores… mas te advierto, que estas esconden repugnante acíbar, olor de cirio, y palidez de muerto.