Antonio, si los peces sumergidos

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Antonio, si los peces sumergidos
de Lope de Vega


A San Antonio de Padua
Soneto LXXXIII
   Antonio, si los peces sumergidos 
en el centro del mar para escucharos
sacan las frentes a los aires claros,
y a vuestra viva voz prestan oídos,
   los que vivieren de razón vestidos,
y más quien por la patria debe amaros,
a la dulzura de esos hechos raros
¿qué mucho que suspendan los sentidos?
   Ya con el Niño Dios, Joséf segundo,
parecéis en los brazos, y Él se ofrece
en figura de amor. ¡Qué amor profundo!
   Tanto se humilla, y tan os engrandece,
que porque parezcáis tan grande al mundo,
Dios tan pequeño junto a vos parece.