Aventuras de un centauro de la América Meridional

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/1 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/2 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/3 aventurero ó independiente partió de ese distrito, á poetizar con las variadas peripecias de su vida nómade, las leyendas pintorescas del linde de la pampa.

Término medio entre la índole agreste del hombre de la naturaleza y los primeros refinamientos del fluido civilizador, el capricho de su voluntad era su ley y la norma de sus procederes. Su caballo de ligereza fantástica, su elemento de accion—sus armas eran su lazo y la triple boleadora, que lanzada por diestra y fuerte mano, hendiendo los aires, iba á larga distancia á asegurarle su caza ó su venganza, y como complemento, á la espalda, cruzando la faja que ceñia el chiripá á su flexible cintura, el flamenco, accesorio indispensable de su equipo.

En general—con alteraciones mas ó menos sensibles en pró de lo heróico ó de lo criminal, la índole característica del gaucho americano, tenia ese sello de independencia en la idea y de ardimiento viril, y solo asi se comprende que en la época de la emancipacion, y puede decirse, espontáneamente, se organizacen aquellos regimientos, ante cuyo empuje, los obstáculos no eran mas que un preludio glorioso de la victoria. El dominador de los Andes asi lo dijo y el desenlace de la contienda lo confirmó.

No obstante que hemos dicho, fué espontáneo el pronunciamiento de los habitantes de la campaña en toda la América Española, en favor de las nuevas ideas que de la revolucion brotaron, hubo sin embargo alguna que otra escepcion—y mas tarde cuando las pasiones engendraron la discordia, y trataron de explotar los instintos bélicos del paisanage, esas escepciones fueron comando cuerpo, y de ellas vamos á presentar un ejemplo, reuniendo los incidentes de la vida de un gaucho modelo que la tradicion puso en nuestra noticia.

Como no es una obra de imaginacion la que emprendemos, no citamos fechas, mas ó menos misteriosas, segun el entender de algunos romancistas, no citaremos fechas, porque la tradicion no las conservó y porque no imaginándolas, en nada disminuirá el interés histórico de nuestra narración. Tampoco entraremos en descripciones locales que las llanuras uniformes de las campañas de Buenos Aires y Santa Fé, teatro de las correrias de nuestro héroe, harian azás incípidas y desprovistas de la poesia descriptiva de los paises occidentales. Seremos puramente narradores de algunas de las travesuras de un gaucho, poniendo en juego todos sus recursos para escapar á la accion social que no teniendo en cuenta sus inclinaciones escepcionales, pretendia sojuzgarle para hacerle servir á sus vistas civilizadoras, que él no podía comprender ni apreciar, puesto que iban envueltas en el torbellino de las revoluciones... ...







Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/6 ----


El Gaucho Irene.


I.


Era en 1820. Las sociedades Americanas se hallaban agitadas por convulsiones terribles—convulsiones que son á la infancia de las sociedades, lo que es el movimiento al desarrollo físico de los séres. La voz del bronce, órgano estridente de las batallas, se hacia oir por intérvarlos intermitentes en la ciudad cuya planta fué bendecida en 11 de Junio de 1580, recibiendo el mirífico nombre de ciudad de la Santísima Trinidad, sustituido despues por otro nombre simbólico debido á la salubridad de los aires que acariciaron á sus primeros pobladores.

En uno de los días de ese año tempestuoso y á la puerta de los escasos ranchos que poblaban las islas del Tordillo en el pago de la Magdalena, se detenia un gigante jóven, de activo continente, despejada frente, si bien de mirada dulce y al parecer indiferente. Su caballo era zaino, tuzado de cogotillo, de orejas movibles, agujereadas y airosamente enlazadas por estrecha cinta de seda punzó, gordo, que segun la espresion vulgar, podia rasgarse con la uña, elegante, que podria servir de modelo á un escultor, de pelo corto, unido, anillado y luciente como la seda cuando ha pasado por el último procedimiento, que un inteligente artefacto precedió, para hacer resaltar su mérito.

El jóven echó pié á tierra—con el dedo índice de su mano derecha hizo deslizar el barbijo que sujetaba su sombrero gacho, que sacó, y haciendo un ademan con la cabeza para echar atrás su lujosa rizada cabellera negra, pronunció con su acento firme, á la vez que melancólico, la frase sacramental del hijo de las praderas en presencia de su madre: La bendicion mi madre.

Dios te haga bueno, hijo—contesó una anciana de rostro atezado, que de pié en el dintel de la puerta de su humilde habitacion, presenciaba la llegada del jóven, sin mas emocion visible que la de alguna lágrima brillante que surcaba lentamente su mejilla.

Toda la familia rodeó y acarició al recien venido, que correspondió á sus manifestaciones, aunque con fisonomia, animada por una sonrisa de carácter dudoso. Cuando hubo dado algunos momentos á esas efusiones de la vida íntima, se dirijió á su madre diciendole:

La leva me anda buscando, señora. Con su permiso voy á tomar el azulejo y me voy á ausentar otra vez, por algun tiempo—yo no quiero servir.

—Haces bien, hijo—dispon de lo que haga falta y que la Vírgen te acompañe.

Sacándose en seguida un relicario del cuello, precioso talisman consagrado a la fé, le dió á su hijo, añadiendo:

—Este, te ha de preservar de todo riesgo y te ha de hacer volver pronto, sano y salvo—rézale tus oraciones.

Mientras el jóven Irene tomaba mate, tuva una larga consulta con su madre de bajo del secular ombú que daba sombra al palenque. Recuerdos de pasados tiempos—sinsabores presentes—esperanzas futuras, cifradas en la intervencion divina fueron pasados en revista por la anciana luego que hubo escuchado á su hijo, y al fin le dijo:

—No te demores mas, quién sabe, pueden haberte rastreado.

Irene se dirigió al corral, tomó un caballo azulejo acostumbrado á marchar apareado con el zaino. Se despidió de todos, —invocó nuevamente la bendicion materna, y partió con frente serena y espíritu contrariado, dejando desconsuelo y lágrimas trás sí.

Los presentimientos de la madre fueron confirmados algunas horas mas tarde. Una partida de leva se descolgó en el puesto en busca de Irene.

—El pájaro voló, dijo la anciana al sargento reclutador, y muchas ganas le han de tener vds., y muchos resuellos sus caballos para que puedan alcanzarlo—y si lo lograsen, yo les aconsejo por caridad cristiana que no se le acerquen mucho Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/9 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/10 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/11 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/12 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/13 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/14 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/15 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/16 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/17 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/18 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/19 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/20 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/21 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/22 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/23 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/24 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/25 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/26 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/27 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/28 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/29 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/30 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/31 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/32 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/33 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/34 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/35 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/36 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/37 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/38 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/39 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/40 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/41 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/42 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/43 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/44 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/45 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/46 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/47 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/48 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/49 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/50 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/51 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/52 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/53 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/54 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/55 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/56 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/57 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/58 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/59 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/60 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/61 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/62 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/63 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/64 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/65 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/66 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/67 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/68 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/69 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/70 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/71 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/72 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/73 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/74 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/75 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/76 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/77 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/78 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/79 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/80 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/81 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/82 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/83 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/84 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/85 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/86 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/87 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/88 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/89 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/90 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/91 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/92 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/93 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/94 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/95 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/96 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/97 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/98 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/99 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/100 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/101 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/102 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/103 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/104 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/105 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/106 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/107 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/108 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/109 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/110 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/111 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/112 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/113 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/114 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/115 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/116 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/117 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/118 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/119 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/120 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/121 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/122 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/123 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/124 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/125 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/126 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/127 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/128 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/129 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/130 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/131 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/132 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/133 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/134 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/135 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/136 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/137 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/138 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/139 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/140 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/141 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/142 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/143 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/144 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/145 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/146 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/147 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/148 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/149 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/150 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/151 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/152 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/153 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/154 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/155 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/156 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/157 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/158 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/159 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/160 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/161 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/162 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/163 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/164 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/165 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/166 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/167 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/168 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/169 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/170 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/171 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/172 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/173 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/174 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/175 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/176 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/177 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/178 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/179 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/180 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/181 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/182 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/183 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/184 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/185 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/186 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/187 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/188 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/189 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/190 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/191 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/192 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/193 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/194 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/195 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/196 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/197 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/198 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/199 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/200 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/201 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/202 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/203 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/204 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/205 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/206 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/207 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/208 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/209 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/210 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/211 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/212 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/213 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/214 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/215 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/216 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/217 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/218 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/219 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/220 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/221 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/222 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/223 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/224 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/225 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/226 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/227 Página:Aventuras de un centauro de la América Meridional - José Joaquin de Vedia.pdf/228