Axioma, Máxima, Sentencia, Apotegma, Aforismo (SLC)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


Axioma, Máxima, Sentencia, Apotegma, Aforismo.[editar]

El axioma es una proposicion, una verdad capital, principal, tan evidente por sí misma, que cautiva por su propia fuerza y con una autoridad irrefragable el entendimiento bien dispuesto. Es la antorcha de la ciencia.

La máxima es una proposicion, una instruccion importante, mayor, hecha para iluminar y guiar á los hombres en la carrera de la vida; es una gran regla de conducta.

La sentencia es una proposicion, una leccion breve, patente y admirable, que deducida de la observacion ó tomada en el sentido íntimo ó en la conciencia, nos enseña lo que es preciso hacer ó lo que pasa en la vida: es una especie de oráculo.

Apotegma es un dicho memorable un rasgo sorprendente que saliendo de un alma enérgica, nos causa una viva impresion: es una centella del espíritu, ó de la imaginacion, de razon y de sentimiento.

Es el aforismo una nocion, una enseñanza doctrinal, que espone ó resume en pocas palahras, en preceptos y en compendio lo que se trata de aprender: es la substancia de una doctrina.

El axioma debe ser claro, geométrico, de eterna verdad. La máxima debe ser cierta, luminosa y de grande utilidad. La sentencia, concisa y de un giro ó espresion proverbial. El apotegma agudo, picante y dramático. El aforismo luminoso, dogmático, apoyado en observaciones y pruebas desenvueltas y patentes.

El axioma se presenta como por sí mismo al que busca la ciencia y le subyuga. La máxima resulta de la observacion de los efectos constantes, y de las conexiones generales que uno reduce á un principio. La sentencia parece formarse de una multitud de verdades, que se confunden y se reducen á una sola, espresada con un rasgo enérgico. El apotegma es como inspirado por la ocasion, que con el choque espide centella. El aforismo nace bajo la pluma del sabio metódico, que despues de haber considerado bien, concebido con claridad, y discernido con acierto, reduce sus investigaciones y sus descubrimientos á divisiones y á ciertos puntos capitales.

Citaremos como ejemplo algunos axiomas.

Un cuerpo es impenetrable á otro cuerpo; ó bien dos cuerpos no pueden ocupar á la cez el mismo espacio... cosas iguales á una tercera, son iguales entre si....

Como ejemplo de máximas.

Considerad el fin.... atended al objeto.... Conócete á tí mismo; inscripcion del templo de Delfos.
Quereis, dicen los Persas, que crezca el mérito? sembrad las recompensas.

Las proposiciones siguientes pueden ser miradas como sentencias.

La adversidad es la gran maestra del hombre; ó como dice el adagio griego: lo que os daña os instruye.

Cuéntanse entre los apotegmas estos rasgos.

Preguntaban á Leonidas, por qué los valientes prefieren el honor á la vida? —Porque depende la vida de la fortuna, el honor de la virtud.

Las siguientes proposiciones son aforismos.

Las enfermedades, segun la doctrina de Hipócrates, las cura la naturaleza, y no los remedios; y la virtud de los remedios consiste en ayudar la naturaleza.


◄  Anterior
Siguiente  ►