Biblia Wikisource/Tanaj/Nevi'im/Yegezkel

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

 Véase también: Ezequiel

CAPITULO 31[editar]

1. Y acontecio en el año once en el tercer (mes) en el uno del mes fue palabra de הוהי a mi diciendo:

2. "Ben-adam di a Pareoh rey de Mitsraim y a su multitud ¿a quien te comparare en tu grandeza?".

3. He aqui Ashur; un cedro en el Lebanon, hermoso de rama, frondoso de sombra y elevada altura y entre nubes esta su copa.

4. Las aguas lo hicieron crecer, el abismo lo encumbro, sus rios iban alrededor de su pie y sus corrientes enviaba a todos los arboles del campo.

5. Por tanto crecio en altura mas que todos los arboles del campo y multiplico sus ramas y extendio su follaje a causa de la abundancia de aguas enviadas a el.

6. En sus ramas anidaban todas las aves de los cielos y debajo de su follaje parian todos los vivientes del campo y a su sombra habitaban todos; muchas naciones.

7. Se hizo hermoso en su crecimiento, por lo extenso de sus ramas; porque estaba su raiz junto a aguas muchas.

8. Los cedros no lo igualaban en el huerto de Elohim; los pinos no se asemejaban a sus ramas y los platanos no eran como su follaje. Ninguno de los arboles en el huerto de Elohim eran semejantes a el en su hermosura.

9. Hermoso lo hice con sus muchas ramas y sintieron celos de el todos los arboles del Eden que (estaban) en el huerto de Ha-Elohim.

10. Por tanto asi dijo Señor הוהי : por cuanto crecio en altura y puso su copa entre las nubes y se elevo su corazon a causa de su crecimiento.

11. Por tanto, lo entregare en mano de un poderoso de naciones, (que) hara a el segun su maldad. Yo lo desecho.

12. Extranjeros le cortaran, los fuertes de las naciones, y le arrojaran a los montes, y en todos los valles caeran sus ramas, y quebraran su follaje en todos los torrentes de la tierra, y descenderan de su sombra todas las pueblos de la tierra, y le arrojaran .

13. Junto a sus restos habitaran todas las aves del cielo y a su follaje viviran todos los vivientes del campo.

14. Para que no se ensorbezcan por su altura ninguno de los arboles de las aguas, y no pongan su copa entre las nubes, y no este con ellos en su ensorbecimiento ninguno de los que beben aguas; porque todos ellos son entregados a la muerte, a la tierra profunda en medio de los hijos de adam ,con los que descienden al hoyo.

15. Asi dice Adonai הוהי: "en el dia de su descenso al Sheol mandare hacer luto; lo cubrire con el abismo, le privare de sus rios y le quitare aguas muchas; por su causa cubrire de tinieblas el Lebanon y todos los arboles del campo desfalleceran".

16. Del estruendo de su caida hare temblar a las naciones; cuando lo haga descender al Sheol con los que desciendes al hoyo; entonces seran consolados en la tierra profunda todos los arboles del Eden escogidos y buenos del Lebanon; todos los que beben aguas.

17. Tambien ellos con el descenderan al Sheol, con los muertos a espada y su brazo morara en su sombra en medio de las naciones.

18. Por cuanto te comparaste, asi, en gloria y en grandeza con los arboles del Eden, entonces descenderas con los arboles del Eden a la tierra profunda; en medio de los incircuncisos yaceras; con los muertos a espada. Este es Pareo y toda su multitud, dice Adonai YHVH.

Capítulo 34[editar]

  1. La palabra de Yahveh me fue dirigida en estos términos:
  2. Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel, profetiza. Dirás a los pastores: Así dice el Señor Yahveh: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar el rebaño?
  3. Vosotros os habéis tomado la leche, os habéis vestido con la lana, habéis sacrificado las ovejas más pingües; no habéis apacentado el rebaño.
  4. No habéis fortalecido a las ovejas débiles, no habéis cuidado a la enferma ni curado a la que estaba herida, no habéis tornado a la descarriada ni buscado a la perdida; sino que las habéis dominado con violencia y dureza.
  5. Y ellas se han dispersado, por falta de pastor, y se han convertido en presa de todas las fieras del campo; andan dispersas.
  6. Mi rebaño anda errante por todos los montes y altos collados; mi rebaño anda disperso por toda la superficie de la tierra, sin que nadie se ocupe de él ni salga en su busca.
  7. Por eso, pastores, escuchad la palabra de Yahveh:
  8. Por mi vida, oráculo del Señor Yahveh, lo juro: Porque mi rebaño ha sido expuesto al pillaje y se ha hecho pasto de todas las fieras del campo por falta de pastor, porque mis pastores no se ocupan de mi rebaño, porque ellos, los pastores, se apacientan a sí mismos y no apacientan mi rebaño;
  9. por eso, pastores, escuchad la palabra de Yahveh.
  10. Así dice el Señor Yahveh: Aquí estoy yo contra los pastores: reclamaré mi rebaño de sus manos y les quitaré de apacentar mi rebaño. Así los pastores no volverán a apacentarse a sí mismos. Yo arrancaré mis ovejas de su boca, y no serán más su presa.
  11. Porque así dice el Señor Yahveh: Aquí estoy yo; yo mismo cuidaré de mi rebaño y velaré por él.
  12. Como un pastor vela por su rebaño cuando se encuentra en medio de sus ovejas dispersas, así velaré yo por mis ovejas. Las recobraré de todos los lugares donde se habían dispersado en día de nubes y brumas.
  13. Las sacaré de en medio de los pueblos, las reuniré de los países, y las llevaré de nuevo a su suelo. Las pastorearé por los montes de Israel, por los barrancos y por todos los poblados de esta tierra.
  14. Las apacentaré en buenos pastos, y su majada estará en los montes de la excelsa Israel. Allí reposarán en buena majada; y pacerán pingües pastos por los montes de Israel.
  15. Yo mismo apacentaré mis ovejas y yo las llevaré a reposar, oráculo del Señor Yahveh.
  16. Buscaré la oveja perdida, tornaré a la descarriada, curaré a la herida, confortaré a la enferma; pero a la que está gorda y robusta la exterminaré: las pastorearé con justicia.
  17. En cuanto a vosotras, ovejas mías, así dice el Señor Yahveh: He aquí que yo voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío.
  18. ¿Os parece poco pacer en buenos pastos, para que pisoteéis con los pies el resto de vuestros pastos? Os parece poco beber en agua limpia, para que enturbiéis el resto con los pies?
  19. ¡Mis ovejas tienen que pastar lo que vuestros pies han pisoteado y beber lo que vuestros pies han enturbiado!
  20. Por eso, así les dice el Señor Yahveh: Yo mismo voy a juzgar entre la oveja gorda y la flaca.
  21. Puesto que vosotras habéis empujado con el flanco y con el lomo y habéis topado con los cuernos a todas las ovejas más débiles hasta dispersarlas fuera,
  22. yo vendré a salvar a mis ovejas para que no estén más expuestas al pillaje; voy a juzgar entre oveja y oveja.
  23. Yo suscitaré para ponérselo al frente un solo pastor que las apacentará, mi siervo David: él las apacentará y será su pastor.
  24. Yo, Yahveh, seré su Dios, y mi siervo David será príncipe en medio de ellos. Yo, Yahveh, he hablado.
  25. Concluiré con ellos una alianza de paz, haré desaparecer de esta tierra las bestias feroces. Habitarán en seguridad en el desierto y dormirán en los bosques.
  26. Yo los asentaré en los alrededores de mi colina, y mandaré a su tiempo la lluvia, que será una lluvia de bendición.
  27. El árbol del campo dará su fruto, la tierra dará sus productos, y ellos vivirán en seguridad en su suelo. Y sabrán que yo soy Yahveh, cuando despedace las barras de su yugo y los libre de la mano de los que los tienen esclavizados.
  28. No volverán a ser presa de las naciones, las bestias salvajes no volverán a devorarlos. Habitarán en seguridad y no se les turbará más.
  29. Haré brotar para ellos un plantío famoso; no habrá más víctimas del hambre en el país, ni sufrirán más el ultraje de las naciones.
  30. Y sabrán que yo, Yahveh su Dios, estoy con ellos, y que ellos, la casa de Israel, son mi pueblo, oráculo del Señor Yahveh.
  31. Vosotras, ovejas mías, sois el rebaño humano que yo apaciento, y yo soy vuestro Dios, oráculo del Señor Yahveh.