Canciones Surianas/Las cantáridas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Canciones Surianas de Juan Bautista Delgado
Las cantáridas


LAS CANTARIDAS.


A Jesús E. Valenzuela.


«Unas quieren á la buena y otras quieren á la mala: para unas es mi cariño y para otras las cantáridas.»
Canto popular.


Del chayotl sobre las guías
verdes, brillantes y largas,
en los amarillos cálices
de flores de calabaza,
ó del guaje entre las hojas
elegantes y afelpadas,
se ven, como puntos negros
brillando al sol, las cantáridas.

Acércate á verlas: tienen
cabeza negruzca y cárdena,
sobresalientes mandíbulas,
robustas patitas largas,
acerado corselete,
breves antenas delgadas,
élitros verde-metálico
y voluminosa panza.

¿Las conociste? ¿Son bellas?
¿No te asustaron? ¿Te agradan?
¿Sí? Pues déjame decirte
por qué cantarles me halaga,
por qué vengo á recogerlas
en esta redoma diáfana
que bien pudiera llamar
una redoma encantada.
 
Para las criollas esquivas,
para aquellas que no aman,
para las que no han sentido
circular fuego en el alma,
para las que mi ternura
y mi cariño rechazan,
para esas mujeres-mármol,
para esas, son las cantáridas.

Yo soy tu amigo y te cuento
mis secretos y artimañas,
á ti te confío todas
mis más recónditas ansias;
pero no te digo cómo,
sin que se sospechen nada,
al interior las aplico
hechas polvo, las cantáridas!

¿Que te cuente? ¡Curiosilla!
¡Al fin mujer! ¡Todo indagas!
¡Bah! Para ti la receta
es de ninguna importancia....
¿Tú me quieres ? ¿Sí? Pues eso
me satisface y me basta...
Nunca sepas cómo aplico
para el amor las cantáridas.

Amame siempre: sé de esas
mujeres apasionadas
que no necesitan cáusticos
que les ampulen el alma....
que sean tus brazos sierpes
que me estrangulen con rabia....
Bésame.... tu boca quema
como una divina brasa!

Clávame hondo tus pupilas
de pantera, enarenadas
de oro.... tus pupilas verdes
—dos trémulas gotas de agua
que hiere un rayo de luna
sobre dos hojas de malva—
y entona este cantarcillo
de tu bardo en la guitarra:

Unas quieren á la buena
y otras quieren á la mala:
para unas es mi cariño
y para otras las cantáridas.



Canciones Surianas pg 8.jpg