Carta de Carlos VII al Marqués de Cerralbo sobre el monumento a Zumalacárregui

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Mi querido Cerralbo:

A nadie mejor que a ti puedo designar para que me representes en la inauguración del monumento a Zumalacárregui.

El culto tributado a la memoria del héroe por todo español amante de las glorias nacionales, ha tomado forma y se ha esculpido en piedra gracias a los esfuerzos de la celosa Junta, dignamente presidida por ti.

Al escogerte para que me representes, quiero en tu persona honrar a todos los compañeros de la Junta, rindiéndoles público testimonio de la alta satisfacción con que os he visto llevar a feliz término vuestros trabajos.

Sobre la tumba del invicto Capitán euskaro deposita una corona en mi nombre, y di a los hijos de aquella raza varonil, cuyas virtudes personificaba el gran caudillo, que en la figura de su inmortal compatriota, saludo dos ideales que aprendí a reverenciar desde la infancia: el soldado español y el libre ciudadano vasco.

A Dios que te guarde, mi querido Cerralbo, como de corazón lo desea tu afectísimo,

CARLOS

Venecia, 10 de diciembre de 1886.