Carta de Vicente Nieto a Gutiérrez de la Concha

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Por el oficio reservado de Va Sa de 21 de julio último quedo impuesto en qe a pesar de la opresion en qe se allaba la Capital de Bs Ays y de las medidas qe ha tomado su Govno revolucionario pa impedirlo concerba V. S. su correspondencia particular con los confidentes, qe tiene en ella, los qe pr este servicio corren eminentes riesgos. Lo quedo igualme en la asertada Provida que el Sor Comande de Marina ha tomado de mandar al Rio Geneyro al Capn de Fragata Dn Juan de Bargas, lo qe me sirve de mucha satisfacon pr considerarlo utilísimo al servicio de su Md, y pr qe a su regreso podrá realizar otro Gefe sus planes de ostilidad contra aquel Pueblo infiel a su Soberano cuio rebolucionario Govno no dudo vasile en sus provida, y de tal público falsas noticias pa sobstenerse en su ilegítimo mando, qe mui poco debe conserbar; pues desengañado el mismo pueblo, y agobiado de los impuestos, con qe lo han de oprimir pr su absoluta falta de numerario será desde luego su mas cruel enemigo. La resolución de mandar V.S. varios emisarios a Montevideo ha sido la mas oportuna, y si el primero a padecido, el segundo, o el Alfz de Navío Dn Luis Liniers havia cumplido su comisión, ya la hora de esta, estara V. S. tal vez serciorado de haver, o no adaptado, la remisión pr Santa Fee, de los quatrocientos, o quinientos Marineros armados y municionados cuio número concidero mui suficiente pr su calidad, pa castigar, y escarmentar las Tropas Revolucionarias, qe caminan.

Las qe V. S. tiene a su mando desde luego aunqe estubiesen bien armadas, qe no lo están, no son suficientes pa hacer frente á los insurgentes, y así me parece que si no logra la reunión de la Marinería, es de primera necesidad el qe se venga replegando con ella a Jujui, en donde desde luego encontrará el Regimto de Tarija, a cuio coronel Marquez del Valle de Toxo, prevengo con esta fha. marche a cubrir dicho punto y sobstener a V. S. en su retirada sin emprender accion alguna hasta qe con Tropas suficientes llegue a aquella Ciudad, mi Mayor General, el Capn de Fragata Dn José de Cordova a qn he conferido el mando gal de todas las tropas destinadas, pa puntualizar mis planes. Por ahora no podran marchar acia dho. citio otras, que las de Tarija, de qe tengo ablado: doscientos hombres bien instruidos, armados, disciplinados del Provicional de Potosí, ciento de Lansa del partido de Porco, todos los cuales hago ya en camino según las ordenes qe anteriormente he dado, doscientos con regular instrucción, y vien acreditados de la Provina de Chichas, qe tiene de ochenta, a cien fuciles, los que se incorporarán en el camino; y ciento y cinquenta en dos compañias llamados de voluntarios del Rey que antes eran de Montañeses, y Andaluces, y de quienes tengo gran confianzas, así pr qe sus Oficiales son veneméritos, y amantes a su Rey, como pr qe su Tropa, qe se alla en buena disciplina ha manifestado ser de sentimientos mui diversos de los qe tenían los Patricios, y Arribeños, a quienes extingui castigando a los primeros, con quinta pr el presidio de Potosí pr su infidelidad, y adhesión al partido revolucionario. Estas tropas llevan quatro cañones de Tren volante, los qe con suficiente número de buenos Artilleros marcharon hayer para la reunión en Tupisa. Mi plan de operaciones está reducido pr ahora a que si los insurgentes llegan con anticipación a Jujui destruirlos en el preciso paso de la Cueba y en el ventajoso fortificado pr la Naturaleza qe hay entre Suipacha y Tupiza. Las tropas marcharían a su tiempo para castigar a Salta, protegerían desde luego a Jujuy y sus fieles vecinos, subordinarían al Tucumán y Santiago del Estero y daran a la Provina de Cordoba del digno mando de V. S. los aucilios de toda clase qe necesitase. Tomada Santa Fee que ha de ser una de mis prales. miras, queda Bs Ays con solo su resinto, y su inmensa e inútiles Pampas, y según las noticias, qe vaiamos adquiriendo y el Estado de las cosas, se les estrechará más ó menos pr qe entre en sus deveres, sin olvidar el castigo de los autores de tantos males. Para todo, cuento con el S°r comme de Marina, qe supongo, que con un estrecho bloqueo impedirá la entrada de Barcos mayores de Ultramar en las valisas de Bs Ays, y lo ostilisará quitándoles la leña, carbon, y graza, que biene por los Paranaes, sin lo que no puede subsistir y cuia falta ocacionaría disgustos, que han de ser transcedentales á el Gobno Revolucionario, juzgo qe sería mui conveniente en qe V. S. le advirtiese sobre ello, y que le diese cuenta de mi plan de operaciones, y pensamto con la prevencion de qe pr extraordinario pedí al Exmo. Sor Virrey de Lima, qe pr el cabo de Ornos, como vía mas segura, o por Chile si lo consideraba mejor, hera de primera necesidad, se le socorriase con abundante numerario pa pagar sus tropas y empresas contra Bs Ays.

Tengo en mi poder varios oficios relativos a órdenes, y aprobaciones de la Rebolucionaria Junta de Bs Ays que no he dado el uso que correspondía, pr qe espero tener la satisfacción de hacerselos comer en iguales porciones a los sucios, y viles insurgentes, que me los han remitido vajo del Título de Representantes del Poder Soberano. Quedo mui complacido en la agradable noticia, de qe, hasí los Gefes, como los subalternos de ese Regimto Provincial se manifiestan celosos, como amantes a su soberano, de qe desde luego tendrán la devida recompensa pr sus servicios, de todo lo qe doy cuenta al Exmo. S°r Virrey del Perú, remitiendole en alcanse, que acabo de hacer a el correo que salió antes de hayer los oficios originales de V. S.

Es mui buena la disposición de V. S. de haber detenido el Cituado de Particulares, y según mis Planes sería tambien mui oportuno, qe se asegurase hasta qe variase de Govno la Ciudad de Bs Ays, pues a los criminales se les debe oprimir pr todos los medios, y no es buena Política dar armas contra sí mismo. La compra de Mulas manzas qe V. S. me indica pa su retirada es de mucha necesidad, y desde luego hagalo V. S., y conserbelas pr todo caso, pues el retardo de mis operaciones, no consiste en otra cosa sino en qe a ningún precio puedo proporcionarme estos aucilios pa la conducción de los víveres, en qe las he de emplear, respecto a qe mis tropas caminan a pié.

Remito a V. S. este pr conducto del mui Ilte Cabo de Jujui, a quien prebengo disponga, pase la carta sin noticia de los Insurgentes de Salta, y oportunamte le hiré dando mis avisos. Así como espero por extraordinario los de V. S. por cuio conducto aguardo seguras noticias de las marchas de los Insurgentes y Acaecimtos que vayan teniendo. Dios gue. á V. S. Ms. As.

Plata 11 de Agosto de 1810. — Vicente Nieto.
— S°r Dn. Juan Gutiérrez de Concha, Governador é Intendte de la Provincia de Cordova.