Certificación de la elección de Santiago para el primer Congreso Nacional de Chile

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Certificación de la elección

En Santiago de Chile a 28 de mayo de 1811.

El Ilustre Cabildo junto en la sala plena y en acuerdo ordinario, determinó:

Que por cuanto la Junta de Gobierno le ha pasado para que extienda Acta de su elección la siguiente lista de los diputados propietarios y suplentes que fueron nombrados por el pueblo de la ciudad en la votación que unido tuvo al efecto en el día 6 del presente mes.

Yo el infrascrito, certifico que, habiendo hecho el escrutinio de votos recibidos con las formalidades y solemnidades prevenidas en la acta celebrada sobre el particular salieron electos el Doctor don Joaquín de Echeverría con 594 votos; el señor Conde de Quinta Alegre con 589; don Agustín de Eyzaguirre con 404; don Francisco Javier de Errázuriz con 388; don José Miguel Infante con 365; El señor don José Santiago Portales con 353; don José Nicolás de la Cerda con 344; don Juan Antonio Ovalle con 343; El padre Doctor fray Manuel Chaparro con 330; don Juan José Goicolea con 329; don Gabriel Tocornal con 316; el señor don Domingo Díaz Muñoz con 277; y de suplentes don Miguel Morales con 507; don José Manuel Lecaros con 365; el Licenciado don Lorenzo Fuenzalida con 365; el licenciado don José Antonio Astorga con 353; don José Agustín Jaraquemada con 339; don José Antonio Rosales con 333; don Benito Vargas con 305; don Antonio Aránguiz con 298; don Francisco Valdivieso y Vargas con 557; don Juan Francisco León de la Barra con 239; don Manuel Valdés con 238; don Francisco Lastra con 232; y para que conste doy la presente en la ciudad de Santiago de Chile en 28 de mayo de 1811. Agustín Díaz.

Debía declarar y declaraba a nombre del pueblo que representa que se les reconociese por tales diputados y se les diesen y guardasen todos los honores, fueros y prerrogativas que les corresponden en virtud de su alto oficio. El vecindario de la capital convidado por el Cabildo en número de más de ochocientas personas por esquelas que se repartieron con conocimiento y aprobación del Gobierno, la nobleza y el pueblo entero, sus milicias disciplinadas y los oficiales de las urbanas fueron los agentes de ese nombramiento. Así resultó del escrutinio que verificaron seis sesiones diputadas al efecto, y compuesta cada una de un Vocal de la Junta Provisional; de dos diputados de las provincias interiores del reino, de dos cabildantes y un vecino del pueblo, y el Cabildo, según las ocurrencias y necesidad del país deberá dar sus instrucciones a los diputados para que las representen en el Congreso, y se sometan a las decisiones que pronuncian.

Lo protesta el Cabildo y el mismo pueblo en adhesión y consentimiento a la elección que hizo por excesos de sufragios en los veinte y cuatro referidos propietarios y suplentes. Para que con formalidad legal puedan dar principio a su comisión, extiéndansele separadamente los poderes del caso y pásenseles con el respectivo oficio. El Cabildo lo acordó y firmó, de que certifico.- Manuel de Barros.- Pedro José González Álamos.- Antonio Martínez de Mata.- Juan Manuel de la Cruz.- Domingo José de Toro.- José Antonio Valdés.- Santiago Errázuriz.- José Ignacio Zenteno, Secretario del Ilustrísimo Cabildo.