Cinco metros de poemas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Cinco metros de poemas
de Carlos Oquendo de Amat




                                                                                                Estos poemas inseguros como mi
                                                                                                primer hablar dedico a mi madre

                             abra el libro como quien pela una fruta


     

                                          a     l     d     e     a     n     i     t     a

                                                 
                                                       Aldeanita de seda
                               ataré mi corazón
                                     como una cinta a tus trenzas

                               Por que en una mañanita de cartón
                               (a este bueno aventurero de emociones)
                               Le diste el vaso de agua de tu cuerpo
                               y los dos reales de tus ojos nuevos


                           
                                                   c u a r t o  d e  l o s  e s p e j o s



                              En estamedia noche 
                              con rejas de aire 
                                                      se ajitan las manos
                     Donde estará la puerta?  Dónde estará la puerta?            
                  y siempre nos damos de bruces
                  Con los espejos de la vida
                  Con los espejos de la muerte

                         ETERNA Juventud Vejez ETERNA

                   Ser siempre el mismo espejo que le damos la vuelta
                   se ajitan las manos amarillas 
                                          y se pierden las otras manos
                   y en este todo-nada de espejos
                   ser de MADERA                
                                         y sentir lo negro
                          HACHAZOS DE TIEMPO



                                                   p o e m a  d e l  m a n i c o m i o 


                    Tuve miedo
                    y me regresé de la locura

                             Tuve miedo de ser
                                                   una rueda
                                                               un color
                                                                          un paso
                                     
                                             PORQUE MIS OJOS ERAN NIÑOS

                                                  Y mi corazón 
                                                    un botón
                                                      más
                                                      de
                                            mi camisa de fuerza

                                 Pero hoy que mis ojos visten pantalones largos
                                 veo a la calle que está mendiga de pasos.



                                            

                                                         r    é    c    l    a    m

                                                                          Hoy la luna está de compras
                                                             Desde un tranvia
                                                        el sol como un pasajero
                                                             lee la ciudad

                                          las esquinas
                                          adelgazan a los viandantes
                                          y el viento empuja 
                                          los coches de alquiler
 
                                        Se botan programas de la luna
                                              (se dará la tierra)
                  película sportiva pasada dos veces
                                              L                                        s
                                                o                                    m 
                                                  s                                u
                                                    p                            b
                                                      e                        l
                                                        r                    a 
                                                          f                n
                                                            u            e
                                                              m        r
                                                                e    b
                                                                 s a
                                          de miradas internacionales
                             El policeman domestica la brisa
                             y el ruido de los clacksons ha puesto los vestidos azules
r                    Novedad
o                  Todos los poetas han salido de la tecla U. de Underwod
s
n
e
c
a

n
u                                   compró para la luna 5 metros de poemas



                                        c    o    m    p    a    ñ    e    r    a


                      Tus dedos sí que sabían peinarse como nadie lo hizo
mejor que los peluqueros expertos de los trasatlánticos
ah y tus sonrisas maravillosas sombrillas  para el calor
tu que llevas prendido un cine en la mejilla 

junto a ti mi deseo es un niño de leche

cuando tu me decías
la vida es derecha como un papel de cartas

y yo regaba la rosa de tu cabellera sobre tus hombros

por eso y por la magnolia de tu canto

que pena
la lluvia cae desigual como tu nombre



                                             p o e m a   d e l   m a r   y   de   ella 

            Tu bondad pintó el canto de los pájaros

                                y el mar venía lleno en tus palabras
                                de puro blanca se abrirá aquella estrella
                                y ya no volarán nunca las dos golondrinas de tus cejas
                                el viento mueve las velas como flores
                                yo sé que tu estás esperándome detrás de la lluvia  
                                y eres  más que tu delantal y tu libro de letras
                                eres una sorpresa perenne

                                                          DENTRO DE LA ROSA DEL DÍA




                      f  i  l  m     d  e    l  o  s                                  p  a  i  s  a  j  e  s


                                                                          un poco de olor al paisaje

las nubes                                                                      somos buenos
son el escape de gas de automóviles invisibles                                 y nos pintaremos el alma de inteligentes
                                                                                                 
                   Todas las casas son cubos de flores                              POEMA ACÉNTRICO
                                       El paisaje de limón                        En Yanquilandia el cow boy Fritz
                                       y mi amada                                  mató a la obscuridad
                                       quiere jugar al golf con él



               Tocaremos un timbre                                          Nosotros desentornillamos todo nuestro optimismo 
            París habrá cambiado a Viena                                                 
                                                                           nos llenamos la cartera de estrellas
                                                                           y hasta hay alguno que firma un cheque de cielo
                                                                         
            En el campo de Marte                
            naturalmente                                                  Esto es insoportable
            los ciclistas venden imágenes económicas                      un plumero
                                                                          para limpiar todos los paisajes
      se ha desdoblado el paisaje                                         y quién
                                                                          habrá quedado?
                                           todos somos enanos                Dios            o           nada
                                                                                                     (VÉASE EL PRÓXIMO CAPÍTULO)

                      las ciudades se habrá construido               NOTA.- Los poemas acéntricos que vagan por los espacios sub-
                      sobre la punta de los paraguas                      concientes, o exteriorizadamente inconcretos son hoy capta-
                                                                          dos por los poetas, aparatos análogos al rayo x, en el fu-
                      (Y la vida nos parece mejor                         turo, los registrarán.
                        por que está más alta)



                                            j    a    r    d    i    n 

            Los árboles cambian
                                                     el color de los vestidos


                         Las rosas volarán
                         de sus ramas

                U n n i ñ o e c h a e l a g u a d e s u m i r a d a

                                                               y en un rincón


                             LA LUNA CRECERÁ COMO UNA PLANTA



                                               m                    a                      r 




Yo tenía 5 mujeres
y una sola querida

                                El Mar
                    por ejemplo haremos otro cielo

                                                  Para el marino que nos mira de una sola ceja
                                                  con su blusa como una vela en la mañana

                                                           El viento es una nave más

                                                                              Quién habrá dejado caer
                                                                              las rosas de la isla?
                      
                            ---------------------------------
                           | Se prohibe estar triste |                 
                            ---------------------------------
                                                                  Y la alegría como un niño
                                                                  juega en todas las bordas
                              
 Un contador azul
                   el año 2100 
                                El Horizonte
                      
                        El Horizonte -que hacia tanto daño-
                                 se exhibe
                                 en el hotel Cry 
                                                           Y el doctor Leclerk
                                                        oficina cosmopolita del bien
                                                        obsequia pastillas de mar



                      p                    o                       e                             m                          a 


                              Para ti
                              tengo impresa una sonrisa en papel japón

                              Mírame
                              que haces crecer la yerba de los prados
 
                              Mujer 
                              mapa de música     claro de río        fiesta de fruta

                                       En tu ventana
                             cuelgan enredaderas de los volantes de los automóviles
                             y los expendedores disminuyen el precio de sus mercancías
                         
                                  d é j a m e  q u e  b e s e  t u  v o z
                                                Tu voz
                             QUE CANTA EN TODAS LAS RAMAS DE LA MAÑANA



 
                                                            o   b   s    e    q    u   i    o
Cambiaría un tapiz antiguo
que trae 
   
            una cesta de sonrisas 
            con rosas despreocupadas
                                 y paisajes suspendidos del dedo meñique
             
                con ríos bondadosos y cielos palpables
                    
                      de tus cabellos saldrá agua dulce
                                 y habrá voces en la luna
 
                         Por sembrar un beso
                  bajo la alta palmera de una frase tuya
           bella


          j a r d i n e r a  d e  m i  b e s o



 n                            e                         w                      y                 o                r                k


                                                                                                         Para observarla
                                                                                                    HE  SA  LI  DO
                                                                                                    RE  PE  TI  DO 
    Los árboles pronto romperán sus amarras                                                         POR   25  VEN  TA-
    y son ramos de flores todos los policías                                                                     NAS
                                                                                       debajo del tapete hay barcos

 CONEY ISLAND                              WALL STREET                            No cantes española
 La lluvia es una moneda de afeitar      La brisa dobla los tallos                que saldrá George Walsh dentro la chimenea
                                         de los artistas de la Paramount        AQUI COMO EN EL PRIMERO NADA SE SABE DE NADA
                                                                                    100 piso
                             El tráfico                                                   El humo de las fábricas
                             escribe                                                                      retrasa los relojes
                             una carta de vida                                    los niños juegan al aro
                                                                                  con la luna
                                   T                                                             en las afueras
                                   I                                                                     los guarda bosques
                                   M                                                                     encantan a los ríos               
                                   E                                                              
                                                                                                 Y la mañana
Los teléfonos                      I                                                             se va como una muchacha cualquiera
son depóditos de licor             S          Diez corredores                                    en las trenzas
                                              desnudos en la Underwood                           lleva prendido un letrero
                                   M
                                   O
                                   N
                                   E
      28 piso                      Y

                     CHARLESTOWN
                     RODOLFO VALENTINO HACE CRECER EL CABELLO                   -------------------
                     NADIE PODRÁ TENER MÁS DE 30 AÑOS                                  |  SE ALQUILA   |
               (Por que habrán disminuido los hombre 25 centímetros                      | ESTA MAÑANA |
               y andarán oblicuo sobre una pared)                                                    ------------------
                        
           Mary Pickford sube por la mirada deladministrador


                         p          u           e               r                  t                   o 

                     El perfume  se volvió un árbol
                                              y vuelan los colores
                                              de los transatlánticos

                               En el muelle
                               de todos los pañuelos se hizo una flor
                               Va cantando la música lineal de un bote
                               y el calor pasta la luna
                      
                         De una taberna
                         un marinero
                         saca de las botellas cintas proyectadas de infancia
                                  
                         Él es ahora Jack Brown que persigue al cow-boy
                         y el silbido es un caballo de Arizona
                                 UN SUSPIRO DETRAS DE LA MAÑANA
                            Y para que se ría
                                   la brisa trae
                                   l o s c i n c o p é t a l o s d e u n a c a n c i ó n



                          c         o          m           e            d              o                r 

                                   
                                       Cansancio
                                Los ojos se han colgado de la percha del bastón
                                                                           La Mirada
                                                                           de un camarero
                                           Pasemos el plato de la brisa
                                    Las frutas se han vuelto pájaros
                                                         para cantar
                                             y en todos los platos estaba la luna



a          m                b                e                       e                r                e               s

                          las cúpulas cantaron toda la mañana                   En Amberes
                                                                    E l c a l o r e s c o m o u n p e n s i o n i s t a
Y la casa Nestlé
ha pavimentado la ciudad                                                  Amberes
                                                                      Es la ciudad lírica          Es la ciudad elástica
   El cielo de pie espera con su gorrita a cuadros                               
                                        espera                          Es la ciudad sin distancias
                                              l                         las calles son tirantes de goma
                                               o         
                                                s                Los niños en la primaria aprenden el problema de la ubicación
                                                 p               y así como ponerse el sombrero 
                                                  a                                          (acto mecánico)
                                                   s             basta con estirar una esquina
                                                    a            para sentirse proyectado de la escuela a l a puerta de las dulcerías
                                                     j
                                                      e
                                                       r
                                                        o s
   
                    DE AMÉRICA                       DE AMÉRICA                               Amberes
                                                                                     en un vino de amistad
Las señoritas                                                                       es el postal del mundo
       con sus faldas plegadas de noticias
       y sus ojos receptivos de celuloide                                      ahora
                      Los curiosos leen en sus ojos paisajes de América
                      y el puma que abraza a los indios con sus botas         Los navíos educados          Y hay saludos para Ámerica 
                               s u r t i d o r e s d e o r o                  regresan a sus nidos         en las fuentes de agua.
               Por supuesto de sus labios
               volará una cacatúa


                           m             a            d               r                e 


Tu nombre viene lento como las músicas humildes
y de tus manos vuelan palomas blancas

Mi recuerdo te viste siempre de blanco
como un recreo de niños que los hombre miran desde aquí distante

Un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura 

A tu lado el cariño se abre como una flor cuando pienso

Entre tí y el horizonte
mi palabra está primitiva como la lluvia o como los himnos

Porque ante ti callan las rosas y la canción


                  c                   a                   m                    p                            o 


                    El paisaje salía de tu voz
                 y las nubes dormían en la yema de tus dedos
                                       De tus ojos cintas de alegría colgaron
                                         la mañana
           Tus vestidos
encendieron las hojas de los árboles

                                     En el tren lejano iba sentada
                                        la nostalgia
            Y en el campo volteaba la cara a la ciudad.




                                     p o e m a  a l l a d o  d e l  s u e ñ o

Parque salido de un sabor admirable 
Cantos colgados expresamente de un árbol
Árboles plantados en los lagos cuyo fruto es una estrella
Lagos de tela restaurada que se abren como sombrillas
Tú estás aquí como la brisa o como un pájaro
En tu sueño pastan elefantes con ojos de flor
Y un ángel rodará los ríos como aros
Eres casi de verdad
pues para ti la lluvia es un íntimo aparato para medir el cambio
moú Abel tel ven Abel en el té
Distribuyes signos astronómicos entre tus tarjetas de visita





BIOGRAFÍA

tengo 19 años
y una mujer parecida a un canto