Coplas del invierno

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Coplas del invierno de Luis Barreda
Nota: Luis Barreda «Coplas del invierno» (17 de febrero de 1895) El Atlántico, año X, número 48, p. 2


COPLAS DEL INVIERNO

 ¡Mira que triste paisaje!
Callado y solo está el bosque
que ha poco dulce refugio
fué de alegres ruiseñores.
 Tibio sol de primavera,
¡cuándo querrá Dios que asomes!
¡Sin tí enmudecen las arpas
y enferman los corazones!

Asterism.svg

 Bardos que alegres canciones
arrancáis á vuestras liras,
dejad los climas a dientes,
venid á la patria mía
y veréis cuan melancólicos
pensamientos os inspiran
su cielo gris, sus montañas
y su paz no interrumpida.

Asterism.svg

 ¡Vaya una aurora propicia
para disipar tristezas!:
pardas nubes en el cielo,
punzante nieve en la tierra,
lejos, el mar encrespado
cantando en estrofa eterna
y una campana que llora
á la hermosa niña muerta.

Luis Barreda.