Correo de Comercio: Prospecto

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Correo de Comercio

Número 1

Del Sábado 3 de marzo de 1810

PROSPECTO
DEL PERIÓDICO
QUE SE INTENTA PUBLICAR
CON EL TÍTULO
DE CORREO DE COMERCIO


EL ruido de las armas, cuyos gloriosos resultados admira el mundo, alejó de nosotros un Periódico utilísimo con que los conocimientos lograban extenderse en la materia mas importante á la felicidad de estas Provincias : tal fue el Semanario de agricultura, cuyo Editor se conservará siempre en nuestra memoria, particularmente en la de los que hemos visto á algunos de nuestros labradores haber puesto en práctica sus saludables lecciones y consejos, y de que no pocas ventajas han resultado.

Habiendo cesado aquel, se empeñaron algunos Patricios en la prosecución de la empresa, y no pudiendo continuarse por motivos poderosos proyectaron un nuevo papel, prestándose á trabajar, gratuitamente, para llenarlo, avergonzados de que la gran Capital de la América Meridional, digna hoy de todas las atenciones del mundo civilizado, no tubiese un Periódico en que auténticamente se diese cuenta de los hechos que la harán eternamente memorable, é igualmente sirviese de ilustración en unos países donde la escasez de libros no proporciona el adelantamiento de las ideas á beneficio del particular y general de sus habitadores.

Pero sus esfuerzos salieron vanos, y hemos permanecido desde principios del mil ochocientos siete sin dar este lustre á la gran Capital, y á merced de la indiscreción, tal vez, en la elección de papeles, de los quales, acaso la mayor parte, ningún provecho han traido á la causa pública, y por supuesto ni uno solo destinado para fomentar la agricultura, industria y comercio de estas Provincias de la España Americana capaces por sí solas de sostener á las de la España Europea, atendidas como hoy lo están por la infatigable constancia de nuestro digno Xefe el Excmo. Sr. D. Baltasar Hidalgo de Cisneros que sabe entender las respectivas relaciones de unas y otras.

Todavía quedaríamos con los mismos deseos si los Empresarios que han tomado la Imprenta no se nos hubieran ofrecido por su parte á contribuir al pensamiento de publicar un Periódico, y si nuestro ilustrado y digno Xefe no se empeñase con el mayor anhelo en dar este adorno á la Capital, y en extender la ilustración por este medio hasta las clases mas ínfimas que con ansia corren á buscar los papeles que se dan á luz.

No entraremos á manifestar la necesidad y utilidad de los Periódicos, porque estos son puntos demasiado ventilados, y en que no hay persona que tenga sentido común, que no esté de acuerdo, de resultas de lo que la experiencia ha demostrado en todas las Naciones que han sabido aprovecharse del feliz descubrimiento de la Imprenta para semejante objeto.

Así pues, nos contentaremos con decir que nuestro intento es dar á luz todas las semanas un papel titulado Correo de Comercio, en el qual se colocaran las materias con el mejor orden posible en todo ramo de las Ciencias y Artes conocidas : pero á mas de que se trata de instruir al Comerciante que nada debe ignorar, se tiene también por objeto ilustrar al Labrador y al industrioso, respecto á que las tres clases deben estar hermanadas, y proceder á la par, porque una sin otra no es posible que logren mas que unos adelantamientos efímeros, y que de suyo se derrocan.

Esto mismo dará lugar á que los genios de este continente también contribuyan con sus tareas adequadas á sus conocimientos, á la ilustración general, sin sujetarse á una ú otra materia; pues que todas tendrán el asunto que les corresponda, no saliendo de los límites que nuestras sabias leyes previenen, y que hemos de tener por norma constante en todas nuestras operaciones, ó en su defecto las disposiciones y providencias de nuestro Gobierno ilustrado.

No dudamos tener una buena acogida en esta empresa, y de que nuestros conciudadanos, siguiendo el exemplo de nuestro Excmo. Virey, se empeñarán en sostenerla con sus talentos y facultades para elevarla al grado de perfección de que es susceptible, y que haga honor á la Nación Española, que á pesar de todas contradicciones siempre ha sabido hacer conocer sus virtudes é ilustracion.


PUBLICACIÓN.

Se dará de este Periódico un pliego en el Sábado de cada semana, y se subscribirá á el en la Imprenta de Niños Expósitos; siendo su precio el de un peso al mes para los de esta Capital, diez reales para los Pueblos comprehendidos en esta Administración principal de Correos, y doce reales para los del Perú y Chile; no admitiéndose subscripción para esta Ciudad por menos de tres meses, y de seis para las de fuera; debiéndose anticipar su importe, y recibiéndolo en sus casas los de esta ciudad; y fuera, francos de todo porte.


CON SUPERIOR PERMISO.


En Buenos Ayres : Imprenta de Niños Expósitos.

Año de 1810.

← Página anterior Página siguiente →