Correspondencia

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Escritos de juventud
Correspondencia
 de José María de Pereda


Señor don Cayetano de Noriega.


En consonancia de la güena receisión que el país liberal rindió al desamen y estipule de mis artos de esta, que usté tuvo la honra de dar al molde, repito la consiguiente angunos particulares con el mismo ojento, respective al caso.

Señor don Cayetano: Aquí la tuvimos gorda en el ufragio último, motivao al remude de la josticia. Yo y los míos trabajamos bien, pero no nos valió delgún arbitrio, inclusen tres palizas repartías a tiempo en lugares convinientes al efeuto, y angunos disparos de fosil en la Casa-Concejo, contra los serviles que nos acorralaban al reguedor de la mesa votante.

El letrado hijo mío, de que ya tiene Vd. conocencia, estuvo a la altura de su magestá de secretario, y él es el único que se ha podido conservar de los nuestros en el monecipio, y eso a manera de correspondencia transitable, si a-ve-nio convencional.

Motivao a estas y otras, hemos tenío los ensalraos angunas circunferiencias en la sacristía de la iglesia, como punto nacional y conviniente al caso; y en estas circunferiencias he echado cinco prediques a satisfacción de los concurrentes, sobre todo del letrado susodicho hijo mío que es una sinfonía, tocante a voz y palabra fina.

Por conceuto de este y otros güenos liberales de mi bando, yo soy quien para a dá qué silla más reluciente que la de esta alcaldía, y como al mesmo tiempo me han informao de que la indereuta de mis anteriores relate, tocante a ser destituyente por ufragio nacional, ha tenío magnífica encarnación en ánimo liberal me he resinao al caso concerniente, esperando por amañar, con el auxilio del letrado infrascrito hijo mío, una soflama que va a retaporción para los efeutos consiguientes, y quiero que me de también el molde.

Anto a ello le espongo en todo su auge y consonancia, digiendo:

Don Patricio Rigüelta, natural de estos reinos nacionales y sus islas contingentes, hijo de padres naturales, ya difuntos; mayor de edá, natrío de carnes y no mal parecío; desasninao en sus infancias en ortografía gramatical y cuentas hasta medio partir y partir por entero, hoy día albitrante y con otras industrias saludables, pudientemente y de arraigo.

A tó El Orbe Tirraqueo De La España.

Digo al respetive:

Que me ofrezco a dir, por mí y ante mí, según mis peculios, y sin el sustipendio de tanto más cuanto, a las Cortes del Congreso, por sufragio liberal al resultante de lo que estipulo al calce, imargen a continuación:

Soy liberal ensalzao desde mis tiernas joventudes y espencé mi carrera a los seis años descalabrando al señor cura, y destrozándole seis cerojales y un camueso... Nunca aprendí en la escuela el catecismo; y por no comulgar por Pascua Florida me anunciaron con otros fieles a la puerta de la iglesia nueve años relativos, en los tiempos inominiosos de los serviles amoderaos y otros a igual respeuto. Han llovido sobre mis costillas muchísimos palos de la autoridad por prenunciamiento contra el mandato constituido no según mis indicaciones, y la cárcel me conoce mucho por delitos al respetive. No ha sío quién dengún alcalde servil para sacarme un real por contrebución que he sío el primero a pagar cuando han impezao los míos de nusotros; y por tirria a los tiranos, y no quisiendo que se beneficien ellos el sudor de los pobres, los de este pueblo y colindantes se han servío siempre en sales y tabacos de mano del letrado hijo mío, que se lo procuraban a medio precio, respetive al de los estancos y follimes.

Así soy yo por lo que toca a endenantes y de presente.

Por évate ahora para el día de mañana.

Si me votáis con el ufragio, ya veréis lo que es canela.

Si por vosotros llego a entrar en el Congreso de las Cortes, por darvos gusto seré capaz de votar por el mismo Pateta si le queréis. Po supuesto, ná de quintas, ná de curas, ná de Papa, ná de Rey, ná de enseñanza, ná de mortalización, ná de hipotecas, ná de comercio, ná de trabajo, ná de garrote vil y ná de contrebución. Abajo con ella. Viva la libertad. El que sea más listo que más apande y buen probecho le haga, que así nos hizo Dios, y por eso los deos de la mano no son iguales.

Ítem. Me comprometo a no pedir sustipendios nacionales, si no es pa mi persona, pa el letrado hijo mío, pa mis parientes cercanos, pa los ensalzaos de esta vecindá y pa los que me voten en el ufragio, que bien lo merecemos si triunfamos.

Ítem. A la vera del Gobierno provisional seré un procuraor costante de too el reondel de la provincia liberal; y advierto que a emportuno y osiquioso denguno me echa la pata, pues ocho horas de una sentá apegao a una puerta, ya me costa a lo que saben: y porque valga la mía hago yo presa a un novillo si a mano viene.

Ítem. Por toos estos trabajos no almitiré sustipendio de arancel, sino lo que güenamente quiera apurrir la fineza de los interesados.

Ítem. Soy recio de voz, resisto hora y media gritando, y sé de memoria tres pedriques liberales que no tiene güelta anque les haga la contra el secula sinfinito.

¿Vos convengo así? Pus, en otro caso, pedir sin contedad, que yo a too me allano, porque me creo capaz de los imposibles.

Y si no vos satisfacen promesas, tamién me comprometo a firmar un documento en que costen las mías, y a comérmele en el día de mañana si falto a ellas.

En toas las maneras no vos aceleréis, y fijarvos bien en lo que semos unos y otros. Con hombres como yo, trunfaremos; con los otros nos perdimos.

Al consiguiente de ello quiero que coste, y así lo firmo con esta fecha, presente el letrado hijo mío que dará fe en su día.


Patricio Rigüelta.



(De El Tío Cayetano, núm. 10.)

10 de enero de 1869.