Crónica de Juan, abad del monasterio de Biclaro

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Crónica
de Juan de Biclaro



Sumario

Prefacio[editar]

Hasta aquí Víctor Tonense, obispo de la iglesia de la provincia africana, compuso el orden de los años precedentes; nosotros nos hemos encargado de añadir los hechos que siguieron.

Introducción[editar]

Después de Eusebio, obispo de la iglesia de Cesarea, Jerónimo, presbítero conocido en todo el orbe, Próspero, varón religioso, y Víctor Tonense, obispo de la iglesia africana, de los cuales se ssabe que compusieron, con brevedad y cuidado sumos, la historia de casi todos los pueblos, extendieron hasta nuestra edad la serie de los años y transmitieron a nuestro conocimiento lo que aconteció en el mundo, nosotros, con la ayuda de Nuestro Señor Jesucristo, hemos procurado legar a la posteridad, con brevedad de estilo, el conocimiento de los hechos acontecidos en nuestros tiempos, que en parte vimos con nuestros propios ojos y en parte conocimos por el relato de amigos.


1. En la décima quinta indicción, como se ha dicho, después de la muerte de Justiniano, es hecho emperador de los romanos Justino el joven, su nieto.

2. En el año 53 de los romanos [¿567?] reinó Justino el joven, por espacio de once años. Este Justino, en el primer año de su reinado, anuló lo que fue hecho contra el sínodo de Calcedonia e introdujo en toda la Iglesia católica, para que fuera cantado por el pueblo antes de la oración dominical, el símbolo de los 150 padres reunidos en Constantinopla y loablemente acogido en el sínodo de Calcedonia.

3. Los pueblos armenios e iberos, los cuales recibieron la fe merced a la predicación de los apóstoles de Cristo, impulsados por Cosroes, emperador de los persas, hacia el culto de los ídolos, rechazaron orden tan impía y se entregaron con sus territorios a los romanos; esto rompió los pactos de alianza entre los romanos y los persas.


SEGUNDO AÑO DEL MENCIONADO PRÍNCIPE [¿568?][editar]

1. En la ciudad real los patricios Eterio y Adeo, quienes, con la ayuda de los médicos, querían provocar la muerte de Justino con el veneno más que con el hierro, fueron descubiertos y obligados a sufrir la pena capital; el primero fue devorado por las fieras y el segundo pereció quemado por las llamas.

2. Justino, hijo del patricio Germano y primo del emperador Justino, recibe la muerte en Alejandría por conspiración de Sofía Augusta.

3. En esos tiempos Atanagildo, rey de los godos en España, llegó al fin de su vida y en su lugar subió al trono Liuva.


TERCER AÑO DEL EMPERADOR JUSTINO [¿569?][editar]

1. Los garamantes desean y piden, por intermedio de embajadores de paz, unirse al Estado romano y [recibir] la fe cristiana, y al punto obtienen ambas cosas.

2. Teodoro, prefecto de África, perece a manos de los moros.

3. En esos tiempos el pueblo macurritano se acoge a la fe de Cristo.

4. En el año tercero de ese imperio, Leovigildo, hermano del rey Liuva, en vida del hermano, se establece en el reinado de la España Citerior, toma como esposa a Gosuinda, viuda de Atanagildo, y restablece, en forma admirable, en los antiguos términos del reino de los godos, que se había reducido por diversas rebeliones.


AÑO CUARTO DEL EMPERADOR JUSTINO Y SEGUNDO DEL REY LEOVIGILDO [¿570?][editar]

1. Teoctisto, general del ejército de la provincia de África, es derrotado y muerto por los moros.

2. El rey Leovogildo, rechazados los soldados [bizantinos] destruye los lugares de Bastitania y de la ciudad de Málaga, y vuelve al solio vencedor.

3. El emperador Justino lleva la guerra a la Tracia contra el pueblo de los ávaros por medio de Tiberio, conde [jefe] de la guardia, y Tiberio vuelve vencedor a Constantinopla.

4. En el reino de Galicia, Miro es hecho rey de los suevos después de Teudemiro.


AÑO QUINTO DEL EMPERADOR JUSTINO Y TERCERO DEL REY LEOVIGILDO [¿571?][editar]

1. El emperador Justino, rechazados los persas, convierte en provincias romanas a Armenia e Iberia y prepara la guerra contra los persas por medio de sus duques.

2. Amable, general del ejército de África, es muerto por los moros.

3. El rey Leovigildo se apodera de noche, por la traición de un cierto Framidáneo, de Sidonia, ciudad muy fuerte, y después de dar muerte a los soldados, establece a esa ciudad bajo la ley de los godos.

4. Donato, abad del monasterio servitano, tiene fama de eminente taumaturgo.


AÑO SEXTO DEL EMPERADOR JUSTINO Y CUARTO DEL REY LEOVIGILDO [¿572?][editar]

1. Llega a su término el reino de los gépidos, vencidos en guerra por los lombardos; el rey Cuniemundo cae en el campo de batalla y todos sus tesoros son llevados a Constantinopla al emperador Justino por Trasarico, obispo de la secta arriana, y por Reptila, nieto de Cuneimundo.

2. El rey Leovigildo ocupa de noche la ciudad de C´rdoba, rebelde a los godos durante largo tiempo, y se enseñorea de ella después de dar muerte a los enemigos; también reintegra a muchas ciudades y castillos bajo el dominio de los godos, luego de matar a una gran cantidad de campesinos.

3. Miro, rey de los suevos, mueve guerra a los runcones.

4. El jefe de la iglesia de Elena goza fama de obispo eminente.


AÑO SÉPTIMO DEL EMPERADOR JUSTINO Y QUINTO DE LEOVIGILDO [¿573?][editar]

1. Albuíno, rey de los longobardos, debido a la conspiración de su esposa, es muerto de noche por los suyos; sus tesoros y la misma reina llegan a poder del Estado romano, y los longobardos quedan sin rey y sin tesoro.

2. En esos días llegó al fin de su vida el rey Liuva, y toda España y la Galia narbonense cayeron bajo el poder y el reino de Leovigildo.

3. El emperador Justino es aquejado por una grave enfermedad, que algunos consideran trastorno cerebral y otros mal demoníaco.

4. En la ciudad real cundió la mortandad, provocada por una plaga inguinal, por la cual vimos morir a muchos miles de hombres.

5. El rey Leovigildo, después de haber entrado en Sanabria devasta a los sappos, somete a su poder aquella región y hace partícipes de su reino a Hermenegildo y recaredo, hijos de su finada esposa.

6. Los embajadores del pueblo macurritano llegan a Constantinopla, ofreciendo en regalo al príncipe Justino dientes de elefantes y de camellos pardales y estrechan amistad con los romanos.

7. Después de Juan, Benedicto fue ordenado obispo de la Iglesia Romana; permaneció cuatro años en ese cargo.

8. Mausona, obispo de la iglesia emeritense, goza de gran fama en nuestra religión.


AÑO OCTAVO DE JUSTINO Y SEXTO DE LEOVIGILDO [¿574?][editar]

1. Los persas rompen el tratado de paz con los romanos y en un combate derrotan la muy fuerte ciudad de daras; después de dar muerte a una multitud de soldados romanos, entran en esa ciudad y la saquean.

2. En esos días el rey Leovigildo entra en Cantabria, extermina a los usurpadores de esa región, ocupa Amaya, se apodera de los bienes de aquéllos y somete la provincia [de Cantabria] a su poder.

3. El emperador Justino nombra César a Tiberio, a quien recordamos antes como conde [jefe] de la guardia, y no mucho después lo eleva a la dignidad imperial y lo designa príncipe del estado.

4. El primer día de [la elevación a] César de Tiberio desapareció en la ciudad real la plaga inguinal.


AÑO NOVENO DEL EMPERADOR JUSTINO Y SÉPTIMO DEL REY LEOVIGILDO [¿575?][editar]

1. Cosroes, emperador de los persas, se dispone a saquear el territorio romano con un ejército muy numeroso. Justiniano, elegido por Tiberio duque del ejército romano y general de Oriente, prepara la guerra contra aquél, y en una encarnizada batalla en los campos situados entre Daras y Nazivios, [donde] disponía de un pueblo muy valiente que en el idioma bárbaro se llama Herina, supera a ese emperador. Justiniano, después de haberlo obligado a huir con el ejército, invade su campamento, saquea vencedor los territorios del reino de Persia y envía a Constantinopla, para el triunfo, el botín [obtenido]. Entre las demás cosas [se hallaban] 23 elefantes, que ofrecieron un gran espectáculo a los romanos en la ciudad real. Una multitud de persas, [que formaban] parte del botín de los romanos, fue vendida con gran utilidad para el tesoro público.

2. El rey leovigildo penetra en los montes Aregenses, hace cautivo a Aspidio, señor del lugar, junto con su esposa e hijos, y se adueña de sus bienes y tierras.

3. Aramundaro, rey de los sarracenos, llega a Constantinopla y con todos los signos de su linaje se presenta al príncipe Tiberio llevándole regalos de su país. Recibido benignamente por Tiberio y favorecido con óptimas dádivas, obtiene el permiso de volver a su patria.


AÑO DÉCIMO DEL EMPERADOR JUSTINO Y OCTAVO DEL REY LEOVIGILDO [¿576?][editar]

1. Baduario, yerno del príncipe Justino, es derrotado en Italia por los longobardos y no mucho después muere allí.

2. El general Romano, hijo del patricio Anagasto, toma vivo al rey del pueblo suano, lo envía a Constantinopla con su tesoro, su mujer y sus hijos y somete ese reino al poder de los romanos.

3. El rey Leovigildo trastorna en Galicia el territorio de los suevos, y habiéndole el rey Miro pedido la paz por medio de sus embajadores, se la concede por breve tiempo.

4. Los esclavinios en Tracia invaden muchas ciudades de los romanos, las saquean y dejan vacías.

5. Los ávaros ocupan con engaños el litoral marítimo y perjudican las naves que pasan por las costas de Tracia.

6. Después de benedicto, es ordenado obispo de la Iglesia romana Pelagio el joven; permanece en su cargo once años.


[¿577?]

1. En el año onceno de su reinado, Justino llega al último día de su vida y Tiberio obtuvo la monarquía.

2. En el año 54 de los romanos Tiberio reina por espacio de seis años.


PRIMER AÑO DEL IMPERIO DE TIBERIO Y NOVENO DEL REINADO DE LEOVIGILDO[editar]

1. Los ávaros saquean Tracia y asedian la ciudad real desde un gran muro.

2. El rey leovigildo entra en Orospeda, ocupa las ciudades y los castillos de esa provincia y la somete. No mucho después allí mismo son vencidos los campesinos rebeldes a los godos y luego toda Orospeda es poseída por los godos.


AÑO SEGUNDO DEL EMPERADOR TIBERIO Y DÉCIMO DEL REY LEOVIGILDO [¿578?][editar]

1. Genadio, general en África, aniquila a los moros, derrota en la guerra y mata con la espada al mismo rey Garmules, muy valiente, quien con anterioridad había dado muerte a tres generales del ejército romano, mencionados antes.

2. Tiberio nombra general en Oriente a mauricio, conde [jefe] de la guardia, y lo envía a luchar contra los persas.

3. Los romanos sostienen en Italia una deplorable guerra contra los longobardos.

4. El rey leovigildo, exterminados por doquier los tiranos y vencidos los invasores de España, una vez obtenida la calma, descansa con su pueblo y funda en Celtiberia una ciudad que, del nombre de su hijo, llama Recópolis. Adorna el casco de la ciudad con obras maravillosas y también los suburbios, y establece privilegios para el pueblo de la nueva ciudad.

5. Adquiere fama Juan, presbítero de la iglesia emeritense.


AÑO TERCERO DEL EMPERADOR TIBERIO Y ONCENO DE LEOVIGILDO [¿579?][editar]

1. Los ávaros, rechazados de los territorios de Tracia, ocupan parte de Grecia y de Panonia.

2. El rey Leovigildo da como esposa a su hijo Hermenegildo la hija de Sisberto, rey de los francos, y le entrega parte del reino para gobernarlo.

3. Mientras Leovigildo reina en tranquila paz con sus enemigos, una riña doméstica perturba la seguridad, pues en aquel año su hijo Hermenegildo, por conspiración de la reina Gosuinda, asume la tiranía, se encierra en la ciudad de Sevilla, después de haberse rebelado, y lleva consigo la rebelión contra el padre a otras ciudades y castillos. Esta causa produjo mayores daños en el reino de España, tanto para los godos como para los romanos, que la incursión de los enemigos.

4. Novel, obispo complutense, goza de estimación.


AÑO CUARTO DE TIBERIO Y DÉCIMOSEGUNDO DE LEOVIGILDO [¿580?][editar]

1. Mauricio, general de Oriente, mueve guerra a los persas, y rechazada una multitud de ellos, inverna en Oriente.

2. El rey Leovigildo reúne en la ciudad de Toledo un sínodo de obispos de la secta arriana y reforma la antigua herejía con un nuevo error, diciendo de la religión romana que los que vayan [a su secta] desde nuestra católica fe, no deben ser bautizados, sino purificados por la imposición de las manos y la prescripción de la comunión y [que deben] dar gloria al Padre por el Hijo en el espíritu santo. Con este engaño muchísimos de los nuestros pasan al dogma arriano, más por su propio deseo que por imposición.


AÑO QUINTO DE TIBERIO Y DÉCIMOTERCERO DE LEOVIGILDO [¿581?][editar]

1. Los longobardos se eligen en Italia, entre [los de] su estirpe, un rey de nombre Autarico, en cuyos tiempos los soldados romanos fueron destrozados por completo y los longobardos ocuparon los territorios de Italia.

2. El pueblo esclavinio saquea la Iliria y la Tracia.

3. El rey Leovigildo ocupa parte de la Vasconia y funda la ciudad que se llama Victoríaco.

4. El emperador Tiberio casa a su hija con mauricio, general de Oriente.


AÑO SEXTO DE TIBERIO Y DÉCIMOCUARTO DE LEOVIGILDO [¿582?][editar]

1. Tiberio alcanzó el término de su vida, y en su lugar fue elegido emperador de los romanos Mauricio.

2. En el año 55 de los romanos, Mauricio reina por espacio de veinte años.

3. El rey Leovigildo reúne un ejército para someter a su hijo, convertido en tirano.


AÑO PRIMERO DEL EMPERADOR MAURICIO Y DÉCIMOQUINTO DEL REY LEOVIGILDO [¿583?][editar]

El rey Leovigildo, reunido un ejército, sitia la ciudad de Sevilla y ciñe con apretado asedio al hijo rebelde. Miro, rey de los suevos llega en ayuda de Hermenegildo para tomar Sevilla y allí concluye su último día. Le sucede en el reino de Galicia su hijo Eborico. Mientras tanto el rey Leovigildo conturba la nombrada ciudad, ora con el hambre, ora con el hierro, ora torciendo el curso del Guadalquivir.


SEGUNDO AÑO DEL EMPERADOR MAURICIO Y DÉCIMOSEXTO DE LEOVIGILDO [¿584?][editar]

1. Leovigildo reconstruye los muros de Itálica, antigua ciudad, lo cual representa un obstáculo gravísmo para el pueblo sevillano.

2. En esos días, en galicia, Andeca asume un gobierno tiránico sobre los suevos y toma como esposa a Sisegunda, viuda del rey Miro. Priva del reino a eborico y lo obliga a ingresar en un monasterio.

3. El rey Leovigildo, mientras su hijo Hermenegildo viaja por intereses políticos, entra en Sevilla luchando, toma las ciudades y los castillos que había ocupado el hijo y no mucho después lo sorprende en la ciudad de Córdoba y lo envía desterrado a Valencia, privándolo del reino.

4. El emperador Mauricio envía contra los longobardos a los francos, en calidad de mercenarios, y ello acarrea no pocs daños a ambos pueblos.

5. Eutropio, abad del monasterio servitano y discípulo de Donato, adquiere fama.


TERCER AÑO DE MAURICIO Y DÉCIMOSÉPTIMO DE LEOVIGILDO [¿585?][editar]

1. Mauricio inicia hostilidades contra los persas por medio de sus duques.

2. El rey Leovigildo asuela Galicia, toma prisionero al rey Andeca, y se apodera del pueblo, del tesoro y de la tierra de los suevos, convirtiéndola en una provincia gótica.

3. Hermenegildo pierde la vida a manos de Sisberto en la ciudad de Tarragona.

4. Los francos entran con un ejército en la galia narbonense, deseando ocuparla. Leovigildo envía en contra de ellos a su hijo Recaredo, quien rechaza al ejército de los francos, y [así] el reino de la Galia queda libre de la incursión de aquéllos. de dos campamentos que contenían gran cantidad de hombres, toma uno en paz y otro por las armas. El campamento llamado Hodierno, muy seguro, está colocado a orillas del Ródano; el rey Recaredo lo acomete y lo toma en encarnizada lucha y vuelve vencedor a su padre y a su patria.

5. A Andeca se le corta el pelo y la barba, después de privarle del reino, y luego él mismo experimenta lo que había hecho a Eborico, hijo del rey, su rey, pues recibe el honor del presbiterio y es relegado a la ciudad de Beja.

6. En galicia, Malarico se hace tirano y hasta quiere reinar, [pero] al instante, vencido por los duques de Leovigildo, es hecho prisionero y encadenado es presentado al rey.

7. Leandro, obispo de la iglesia de Sevilla, goza de [gran] fama.


AÑO CUARTO DEL EMPERADOR MAURICIO Y DÉCIMOOCTAVO DEL REY LEOVIGILDO [¿586?][editar]

1. Autarico, rey de los longobardos, supera en un encuentro a los romanos, y aniquilada una multitud de soldados enemigos, ocupa el territorio de Italia.

2. En ese año el rey Leovigildo concluye el último día [de su vida] y su hijo Recaredo toma el cetro del reino en plena tranquilidad.


QUINTO AÑO DE MAURICIO, PRÍNCIPE DE LOS ROMANOS, Y PRIMER FELIZ AÑO DEL REY RECAREDO [¿587?][editar]

1. Mauricio nombra César a su hijo Teodosio, nacido de la hija del emperador Tiberio.

2. A la muerte de Pelagio el joven, Gregorio le sucede en el episcopado de la Iglesia Romana. Permanece quince años en el cargo.

3. Los romanos, con la ayuda de los francos, aquejan a los longobardos y se apoderan de una parte de Italia.

4. Sisberto, el asesino de Hermenegildo, padece de horrible muerte.

5. Recaredo, en el décimo mes del primer año de su reinado, se hace católico con la ayuda de Dios; mantiene una prudente entrevista con los sacerdotes de la secta arriana, los hace convertir a la fe católica, más por convencimiento que por imposición, y reintegra en la unidad y la paz de la Iglesia cristiana a todo el pueblo de los godos y de los suevos. La secta arriana, con la gracia divina, acepta el dogma cristiano.

6. Desiderio, duque de los francos, bastante molesto a los godos, es derrotado por los generales del rey Recaredo y muere en el campo de batalla junto con una gran cantidad de francos.

7. El rey Recaredo restituye apaciblemente los bienes ajenos sustraídos por sus predecesores y asimilados al fisco. Empieza a fundar y a dotar iglesias y monasterios.


AÑO SEXTO DE MAURICIO Y SEGUNDO DE RECAREDO [¿588?][editar]

1. Algunos arrianos, el obispo Sunna y Segga, en compañía de otros, quieren asumir la tiranía; descubiertos y comprobada su culpa, Sunna es enviado al destierro y a Segga se lo confina a Galicia, después de cortarle ambas manos.

2. Mauricio hace emperador de los romanos a su hijo teodosio, a quien antes recordamos como César.


AÑO SÉPTIMO DE MAURICIO Y TERCERO DEL REY RECAREDO [¿589?][editar]

1. El obispo Uldida y la reina Gosuinda, habiendo conspirado contra Recaredo, fueron descubiertos y se supo que, habiendo tomado comunión bajo las sagradas formas, la arrojaban luego. Conocido este delito, Uldida fue condenado al destierro. En cuanto a Gosuinda, la cual fue siempre hostil a los católicos, dejó de existir en ese tiempo.

2. Un ejército franco, al mando de Boso, enviado por el rey Gontrán, llega a la Galia narbonense y asienta sus reales cerca de la ciudad de Carcasona. Claudio, duque de Lusitania, enviado por el rey Recaredo, se presenta allí. Entonces, trabada la lucha, los francos son puestos en fuga, su campamento es destruído y su ejército destrozado por los godos. Por cierto que en esa batalla se puso de manifiesto la acción de la gracia divina y de la fe católica, que el rey Recaredo y los godos habían recibido fielmente, pues para el Señor no es difícil que se dé victoria a pocos contra muchos. En efecto, se sabe que el duque Claudio ahuyentó, con apenas trescientos hombres, a casi sesenta mil francos y mató con la espada a la mayor parte de ellos. Con toda justicia, en nuestra época, se atribuye la gloria de haber actuado en esa batalla a Dios, quien se sabe que, de un modo similar, en tiempos lejanos, dio muerte a muchos millares de medianitas, hostiles al pueblo de Dios, por mano de Gedeón y con sólo trescientos hombres.


AÑO OCTAVO DEL EMPERADOR MAURICIO Y CUARTO DEL REY RECAREDO [¿590?][editar]

1. Se reúne en la ciudad de Toledo un santo sínodo de obispos de toda España, Galia y Galicia, por orden del príncipe Recaredo y [con la participación de] 72 obispos. En ese sínodo intervino el cristianísimo rey Recaredo, quien presentó a los obispos la declaración de su conversión, de la de todos los sacerdotes y del pueblo godo en un libro escrito de su propia mano, donde señalaba todo lo que pertenece a la profesión de la fe ortodoxa. Ordenó que el santo sínodo de los obispos aplicase a sus escritos canónicos las disposiciones de ese libro. Sin embargo, todo el trabajo del Sínodo estuvo a cargo de San Leandro, obispo de la iglesia sevillana, y del beato Eutropio, abad del monasterio servitano. El rey Recaredo, como hemos dicho, había intervenido en el santo sínodo, renovando en nuestros tiempos [el hecho del] antiguo príncipe Constantino el Grande, quien ilustró con su presencia el santo sínodo de Nicea, y [el del] cristianísimo emperador Marciano, a cuya instancia se firmaron los decretos del sínodo de Calcedonia. En efecto, en la ciudad de Nicea tuvo comienzo la herejía arriana y mereció condena sin ser extirpada de raíz, mientras en calcedonia fueron condenados Nestorio y Eutiques, juntamente con Dióscoro, su defensor, y sus secuaces. En cambio, en el santo sínodo toledano, la perfidia de Arrio, después de [haber provocado] numerosas muertes de católicos y matanzas de inocentes, fue extirpada de raíz por el celo del príncipe Recaredo, de modo tal que no pululó más y la paz católica fue otorgada a las iglesias. Esta nefanda herjía, según está escrito: "de la casa del Señor surgirá la tentación", creció en la iglesia de Alejandría por obra del presbítero Arrio y fue descubierta por el santo obispo de la ciudad, Alejandro. En el sínodo de Nicea, a juicio de 318 obispos, en el año vigésimo del imperio de Constantino el Grande, conforme a las decisiones del sínodo, se condenó a Arrio y su error. Esta herejía, no sólo manchó parte del Oriente y del Occidente, sino también, con su perfidia, atrapó en sus redes las tierras meridionales y septentrionales e incluso islas. Desde el año vigésimo del imperio del príncipe Constantino, cuando comenzó la herejía arriana, hasta el año octavo de Mauricio, príncipe de los romanos, que corresponde al cuarto año del reinado de Recaredo, son 280 años, durante los cuales la Iglesia católica fue infestada por esa herejía; pero venció con la ayuda del Señor, porque está fundada sobre piedra.

2. En esos tiempos, en los cuales Dios todopoderoso, eliminado el veneno de la antigua herejía, restituyó la paz a su Iglesia, el emperador de los persas abrazó la fe [cristiana] y selló la paz con el emperador Mauricio.

3. Mientras el ortodoxo [rey] Recaredo reinaba en paz y quietud, acechanzas domésticas se levantaron contra él. En efecto, uno de sus cubicularios y duque de una provincia, de nombre Argimundo, deseaba, en contra del rey Recaredo, asumir la tiranía de modo tal de quitarle el reino y la vida, si fuera posible. Sin embargo, una vez descubiertos sus nefandos propósitos, fue preso y encadenado y luego de una investigación, sus cómplices confesaron la impía maquinación y murieron con castigo proporcionado a sus culpas. Argimundo, el cual deseaba llegar al reino, primero fue interrogado a latigazos, luego vergonzosamente decalvado y por fin le fue amputada la mano derecha y sirvió de escarmiento a todos en la ciudad de Toledo paseado en el lomo de un asno con burlona solemnidad, mostrando [así] que los siervos no deben ser arrogantes con sus señores.

[editar]

Se suman en total 2242 años desde Adán hasta el diluvio.

Desde el diluvio hasta Abraham 942.

Desde Abraham hasta el nacimiento según la carne de Nuestro Señor Jesucristo 2015.

En total son 5199 años. En fin, desde el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo hasta el octavo año de Mauricio, príncipe de los romanos, son 529 años.

En total, desde Adán hasta el año octavo de Mauricio, príncipe de los romanos, que corresponde al año cuarto de Recaredo, rey de los godos, son 5791.