Díjome Fabio que en el monte Hibleo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Díjome Fabio que en el monte Hibleo


 Díjome Fabio que en el monte Hibleo   
 nacen como carneros las perdices,   
 y que Dido llevaba en las narices,   
 como gafas, montado un rey pigmeo.   
 

 Que casada Cenobia con Orfeo,  
 después de muchos cuentos y deslices,   
 estudiaron en Londres de aprendices,   
 y a todo respondí: Fabio, lo creo.   
 

 Que hay un mono en Berlín que con el rabo   
 sabe escribir en la pared su nombre,  
 y con grande primor saca una muela.   
 

 Dije, Fabio, lo creo: Mas al cabo   
 me contó que Damón era un gran hombre,   
 y entonces dijo: Fabio eso no cuela.