Darío Mazuera

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


DARIO MAZUERA.[editar]


Un ave huyendo la tormenta impía
Que recio rebramaba allí en su suelo,
El nido abandonó, tendiendo el vuelo
A las riberas de mi patria un día.

En sus cantos, raudales de armonía
Dulce vertió con incesante anhelo,
Y en el pensil de Yucatan el cielo
Encontró del amor que apetecía.

¡Mas ay! el ave que del Cauca vino,
Era un ave á morir predestinada
De ardiente juventud en el camino.

Sorda rugió la tempestad airada
Para cumplirse su fatal destino,
Y yace ruiseñor en tumba helada.


◄  Anterior
Siguiente  ►