De Cíparis dejado el afligido

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
De Cíparis dejado el afligido


 De Cíparis dejado el afligido   
 Batilo yace en la desierta arena,    
 al cielo acusa y al amor condena   
 de sí olvidado y del dolor vencido.   
 

 Del triste caso a compasión movido  
 el viejo Tormes la corriente enfrena,   
 pero la esquiva ninfa aun huye ajena   
 a la piedad el pecho empedernido.   
 

 De helado mármol y templado acero   
 al encendido dardo un cerco priva  
 que abra al amor, por la piedad, entrada.   
 

 ¡Ay mísero zagal!, rigor tan fiero   
 te va acabando y tu beldad esquiva,   
 viendo su fin, aún se complace airada.