De un jardín despoja Anarda

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

De un jardín despoja Anarda
de Manuel Botelho de Oliveira


De un jardín despoja Anarda,
Bien que robado, feliz,
Las caricias de la Aurora,
Las alhajas del Abril.

Aunque las coge, no menguan,
Pues con donaire gentil
Cuantas coge allí la mano,
Tantas el pie cría allí.

Las que coge, y las que deja
En el florido pensil,
Unas morir de corridas,
Otras de envidiosas vi.

Mil flores rinde a sus manos,
Y entonces vieras rendir,
Más que a sus manos mil flores,
A sus ojos almas mil.

Con su roja, y blanca frente
Dichosamente advertí
Que no era la rosa rosa,
Que no era el jazmín jazmín.

Todo a su mano quisiera
Morir, si pudiese así
En ella resucitar,
Y segunda vez morir.

Yo que veía estar cogiendo
El animado marfil
Las flores ya venturosas,
Esto le pude decir:

Anarda, a tus luces
Es acción civil,
Que lo que le diste,
Quites al jardín.

Desengaños oye
A tu presumir
De olorosa nieve,
De ámbar carmesí.


Esta poesía forma parte del libro Música de el Parnaso (1705)