Declaraciones Del Presidente En La Conferencia De La Semana De Las Pequeñas Empresas (13 de abril de 2006)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Autor: George Walker Bush


Declaraciones Del Presidente En La Conferencia De La Semana De Las Pequeñas Empresas[editar]

Ronald Reagan Building and International Trade Center
Washington, D.C.

10:46 A.M. EDT


EL PRESIDENTE: Gracias a todos. Sírvanse tomar asiento. (Aplausos.) Gracias por asistir. Vi a Eric tras el escenario. Le dije, felicitaciones por ser el Propietario de Pequeña Empresa del Año. Y él dijo "¿Sabe? Si hubiera pensado que parte del premio era tener que estar delante de esas cámaras y presentarlo, quizá no habría aceptado." (Risas.) Pero agradezco su presentación, Eric. Gracias.

Deseo darles las gracias a todos por permitirme venir a celebrar la Semana de la Pequeña Empresa con ustedes. ¿Saben? Yo tengo una maestría en administración de negocios, pero tengo que decirles, la parte más instructiva de mi entendimiento sobre cómo funciona la economía. cuando intentaba cumplir con una nómina. Los empresarios de este país no solo crean y llevan sus propias empresas, sino que trabajan duro, pero he aprendido que es una vocación llevar adelante un negocio propio. Quiero decir, que hay algo especial en alguien que se levanta y dice, tengo un sueño, tengo una esperanza.

La grandeza de ser empresario en el sector de la pequeña empresa de nuestra economía es que proporciona gran energía y fuerza al crecimiento de nuestra economía. Y hoy deseo hablarles sobre porqué el dueño de la pequeña empresa es la piedra angular de nuestras políticas económicas a favor del crecimiento y qué intentamos hacer para asegurarnos de que el entorno para tomar riesgos sea fuerte y viable aquí en este país.

Antes, quiero decirle gracias a la esposa de Eric, también, por estar aquí. Doy gracias a mi amigo, Héctor Barreto. Él es el administrador de SBA (Administración de Pequeñas Empresas o Small Business Administration) Gracias por estar aquí, Héctor. Gracias por sus servicios. (Aplausos.) También tengo el honor de felicitar a Andrew Field, que es el fundador y presidente de PrintingForLess.com, de Livingston, Montana, por salir segundo; además de Barbara y Leroy Shatto, dueños de Shatto Milk Compañía, de Osborn, Missouri, por salir también segundos en Propietario de Pequeña Empresa del Año de la SBA.

Esta economía nuestra es buena. Es fuerte. Es un buen momento para ser dueño de una pequeña empresa en Estados Unidos de América. Al fin y al cabo, crecimos a un ritmo saludable del 3.5 por ciento el año pasado. Éste es el ritmo más rápido de cualquier economía industrializada. Hasta ahora hemos tenido 17 trimestres seguidos de expansión económica. Los ingresos reales después de los impuestos han aumentado más de 8 por ciento desde 2001. Después de los impuestos significa dinero en su bolsillo, eso es lo que esto significa. Eso significa que en promedio, los estadounidenses tienen un ingreso que es $2,100 más alto este año que al principio de 2001. esto es después de hacer ajustes debido a la inflación.

Más estadounidenses que nunca antes en nuestra historia poseen hoy una casa; más que nunca en nuestra historia, los miembros de las minorías poseen hoy una casa. Y esta es una noticia positiva para esta economía. (Aplausos.) La confianza de los consumidores está a su nivel más alto en casi cuatro años. La productividad es alta y está subiendo. Y esa es una buena noticia para los empresarios estadounidenses y realmente buenas noticias para los trabajadores estadounidenses. Los incrementos de la productividad mejoran con el tiempo las vidas de nuestros conciudadanos. La actividad manufacturera es fuerte. Esta economía va bien, y el dueño de la pequeña empresa está liderando el camino. (Aplausos.)

Es realmente importante que nuestro país entienda este hecho: Las pequeñas empresas son vitales para nuestros trabajadores. Las pequeñas empresas crean dos de cada tres nuevos puestos de trabajo. Y estos representan casi la mitad del empleo de todo el país. Piensen en ello. Dos de cada tres puestos nuevos son creados por el empresario. Por eso tiene sentido situar a la pequeña empresa como la piedra angular de la política económica a favor del crecimiento.

Recientemente nuestros informes económicos mostraron que esta economía añadió 211,000 puestos de trabajo en el mes de marzo. En los dos últimos años y medio, hemos añadido 5.1 millones de empleos nuevos. Éste es el trigésimo primer mes seguido. (aplausos). el trigésimo primer mes seguido en el que la economía estadounidense ha añadido puestos. La tasa nacional de desempleo ha descendido a 4.7 por ciento. Ésta es una tasa media más baja que en las pasadas cuatro décadas. Cuando las pequeñas empresas crecen, la economía estadounidense se beneficia. (Aplausos.)

Las pequeñas empresas son vitales para nuestras comunidades. Ustedes patrocinan equipos de pequeñas ligas y donan a organizaciones benéficas locales y campañas comunitarias, y prestan servicios en las juntas de sus escuelas, de sus hospitales y diferentes grupos de la comunidad. Sin nuestras pequeñas empresas y empresarios, nuestras comunidades serían menos enérgicas y menos acogedoras. Agradezco el hecho de ustedes están cerca de sus clientes. Su trabajo duro e inversión son el alma de nuestras ciudades a lo largo del país.

Las pequeñas empresas son vitales para forjar un futuro más prometedor para este país. Cuando ustedes abren una tienda o alquilan una fábrica u ofrecen un servicio, ustedes toman riesgos. Tomar riesgos requiere visión y tomar riesgos requiere valentía. Y es. quienes toman riesgos son gente que ayudan a definir la vitalidad de una economía.

Creo que Ronald Reagan lo expresó de la mejor forma cuando dijo que los empresarios son los "exploradores de la era moderna." Bienvenida sea la exploración. y gracias por apostar por un futuro más prometedor, y darle más optimismo al alma de este país.

Abrir una pequeña empresa es una gran oportunidad para que mucha gente haga realidad sus sueños. Considero que deberíamos promocionar la sociedad de la propiedad en Estados Unidos de América. Queremos que la gente posea algo en esta sociedad. Las mujeres poseen ahora más de un cuarto de las empresas en nuestro país. (Aplausos.) El número de empresas en manos de mujeres está creciendo mucho. Los estadounidenses hispanos están abriendo sus propias empresas, y esas empresas se están abriendo a un ritmo tres veces más acelerado que el promedio nacional. Y esos son acontecimientos positivos para una sociedad.

Se dice que tener tu propia empresa significa trabajar 80 horas a la semana para poder evitar trabajar 40 horas para alguien. (Risas.) Tener tu propia empresa es una gran responsabilidad. Pero hay una gran recompensa en ser independiente. Y espero que haya una recompensa al entender que ustedes están contribuyendo enormemente a esta gran nación.

Y, entonces, ¿cómo continuamos ayudando a la gente para que haga este sentido de independencia parte de su realidad? Mi filosofía de gobierno es esta: el papel del gobierno no es crear riqueza; la labor del gobierno es crear un entorno en el que la gente está dispuesta a correr riesgos, en el que la empresa florece. Y ésta es la estrategia que he estado aplicando y que voy a continuar aplicando. Y por ello hoy quiero hablarles de tres campos amplios donde podemos seguir trabajando para asegurarnos de que este entorno sea bueno para los dueños de las pequeñas empresas. Y esto incluye impuestos y el gasto y cuidados médicos y expansión de oportunidades aquí y en el exterior.

Primero, crear un entorno donde las empresas puedan florecer empieza con mantener bajos los impuestos y gastar su dinero de manera sensata. (Aplausos.) Tenemos que superar muchas cosas en esta economía, y deseo darles las gracias por su trabajo arduo para ayudarnos a superar muchas de ellas. La historia de este país en los últimos cinco años tiene. La historia de los cinco últimos años ha mostrado la capacidad de este país para superar ciertos grandes obstáculos. Superamos una corrección en la bolsa de valores, una recesión, un atroz ataque sobre Estados Unidos de Norteamérica. Superamos guerras y superamos desastres naturales.

Les dije que lo que dicen los datos estadísticas sobre lo rápido que esta economía está creciendo. Es realmente sorprendente cuando uno lo pone en contexto de lo que ustedes nos han ayudado a superar. Y considero que una de las razones por las que hemos superado esos obstáculos es porque hemos puesto en marcha políticas económicas a favor del crecimiento, empezando con recortes tributarios reales, considerables. (Aplausos.)

Recortamos los impuestos para todos los que pagaron impuestos. No fue uno de esos casos en los que, ¿saben?, okay, usted está bien, usted no; por lo tanto, usted obtiene recortes, usted no. Eso es. no creí que eso fuera justo. Deben recordar, rebajamos los impuestos para las familias al cortar las tasas y doblar los créditos tributarios por hijos. Redujimos la sanción al matrimonio. No tenía mucho sentido gravar el matrimonio. (Risas.) Aprobamos algo que considero que tiene mucho sentido para los dueños de las pequeñas empresas y los rancheros, y es que hicimos que el impuesto a las sucesiones esté en vías de extinción. (Aplausos.)

El problema con esto es que reaparece en 2011. El Congreso necesita dejar de lado la política y deshacerse del impuesto a las sucesiones, por el bien de los dueños de nuestras pequeñas empresas. No tiene sentido que ustedes tengan que pagar impuestos mientras están vivos, y que entonces paguen sobre el mismo negocio el día que se mueran. (Aplausos.)

Recortamos los impuestos a los dueños de pequeñas empresas. Si quiere que crezca el sector de la pequeña empresa, si reconoce que dos terceras partes de los empleos nuevos son creados por las pequeñas empresas, tiene sentido dejar que las pequeñas empresas se queden con más del dinero que ganan. Al fin y al cabo, cuando un dueño de una pequeña empresa tiene más dinero en su tesorería, es probable que expanda su negocio. Hablen con algunos de estos negocios. la gente que ganó el premio de empresas. Dije, ¿cuántos puestos. cuántos empleados tenía hace cinco años y cuántos tiene hoy?

¿Cuántos tenía hace cinco años?

EL SEÑOR HOOVER: Veinticuatro.

EL PRESIDENTE: Veinticuatro hace cinco años, y más de 100.

EL SEÑOR HOOVER: .107.

EL PRESIDENTE: -- 107. Su negocio se expandió. Eso es lo que queremos. Dos terceras partes de los empleos nuevos son creados por dueños de pequeñas empresas y cuando los dueños de pequeñas empresas tienen más dinero en sus tesorerías, es más probable que expandan su negocio. También reconozco que muchos dueños de pequeñas empresas son o una propiedad única o. una pequeña empresa que es de propiedad única, o una corporación del subcapítulo S, o una sociedad limitada, lo que significa que los directivos pagan impuestos, los negocios pagan impuestos conforme al nivel individual de impuestos. Así que cuando recortamos los impuestos individuales, estamos realmente reduciendo los impuestos de las pequeñas empresas también. (Aplausos.)

Hay un debate saludable en esta ciudad sobre reducir impuestos; lo entiendo. Algunos en esta ciudad dijeron que reducir los impuestos arruinaría la economía. Algunos dijeron si reduces impuestos, esta economía se va a parecer a la de la Gran Depresión. Es más, el día que los republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado estaban finalizando los recortes tributarios del 2003, uno de los líderes demócratas dijo que estos recortes tributarios no harían nada para crear empleos. Esa persona ha estado equivocada 5.1 millones de veces en estos últimos dos años y medio. (Aplausos.)

Y hay un debate continuo sobre los impuestos. Algunos en Washington propusieron que aumentásemos sus impuestos, ya sea revocando los recortes tributarios o dejando que se venzan. Éstas son las mismas personas que dijeron, si ustedes guardan su propio dinero, esa sería una política irresponsable e imprudente. Estas personas estaban equivocadas entonces y están equivocadas ahora. Para fortalecer el sector de la pequeña empresa y crear empleos, el Congreso debe hacer permanente la desgravación fiscal. (Aplausos.)

Y pueden comenzar cuando regresen al remitirme un proyecto de ley que extienda los recortes tributarios que produjimos sobre dividendos y ganancias capitales, de tal manera que nuestras empresas e inversionistas puedan planificar con confianza. La incertidumbre en el código tributario hace más difícil que los inversionistas planeen. La incertidumbre en el código tributario les dificulta la planificación a los dueños de pequeñas empresas. Necesitamos certeza en este código tributario, y el Congreso debe hacer permanentes esos recortes tributarios. (Aplausos.)

Ah, yo sé que ustedes escucharán el argumento que dice, bueno, tenemos que aumentar sus impuestos para equilibrar el presupuesto. Ésa no es la manera en que funciona Washington, D.C. Yo ya he estado aquí lo suficiente para decirles que no va a funcionar así. Lo que va a terminar pasando es que van a aumentar sus impuestos y después se las van a ingeniar para encontrar nuevas maneras de gastar su dinero. La mejor manera de equilibrar este presupuesto, la mejor manera de reducir a la mitad el déficit para el 2009, es mantener en lugar políticas a favor del crecimiento y gastar su dinero sensatamente. (Aplausos.)

Y eso comienza al sentar prioridades. Yo creo que ustedes saben algo sobre cómo sentar prioridades. Cuando administran su negocio, ustedes tienen que sentar prioridades. Y tenemos que sentarlas aquí en Washington. Mientras tengamos a gente en peligro, mientras tengamos a hombres y mujeres uniformados en tiempo de guerra, la prioridad primordial de este gobierno es asegurar que ellos tengan todo lo que necesiten para salir victoriosos en la guerra contra el terrorismo. (Aplausos).

Estamos progresando en lo que se llaman gastos discrecionales. Los últimos dos presupuestos que he presentado realmente han reducido los gastos discrecionales, excepto en lo que se le aplica a nuestras fuerzas armadas y a la defensa de nuestro territorio nacional. Y eso requirió arduo trabajo por parte del Congreso. Pero no es suficiente para reducir a la mitad este déficit para el 2009 y mantener el crecimiento en esta economía. Una manera en que el Congreso puede ayudar es aprobando el veto de rubros individuales en el presupuesto. Ésa es una herramienta importante para inculcar la disciplina fiscal aquí en Washington, D.C.

Y la idea ha recibido apoyo bipartidista. Me complació mucho que mi contrincante en la campaña del 2004, el Senador John Kerry, viniera a la Casa Blanca el otro día y expresase su apoyo por un veto de rubros individuales en el presupuesto. Él hizo campaña por un veto de rubros individuales en el presupuesto y ahora está apoyando al gobierno con el veto de rubros individuales en el presupuesto. Y otros demócratas y republicanos deben darle al Presidente la oportunidad de recortar esa parte del presupuesto que no corresponde a nuestras prioridades. Y espero que el Congreso apruebe rápidamente esta importante propuesta legislativa como una señal de reforma.

A largo plazo, sin embargo, el mayor desafío que enfrenta nuestro. enfrentan los presupuestos de Estados Unidos son aquellos intrínsicos en los programas obligatorios. Y eso sería en la Seguridad Social y el Medicare. Tenemos un problema con esos programas porque hay muchas personas, tal como yo, que están por jubilarse. (Risas.) Es más, la edad de mi jubilación. la edad de mi elegibilidad para el Seguro Social justo viene en el 2008. (Risas.) Odio admitirlo, cumplo 60 este año. Veo algunas personas allá afuera que también están preparándose para los 60 este año. (Risas.) Y hay muchos de nosotros. Hay muchos baby boomers [estadounidenses nacidos entre los años 1946 y 1964] que están viviendo más años y a quienes se les han prometido más prestaciones que a generaciones previas. Y el sistema no puede ser sostenido. Simplemente, no va a funcionar.

Y hay. hay un problema de obligación sin fondos que encara esta generación de hoy, y va a ser especialmente intenso para la próxima generación. Y el Congreso debe aceptar mi oferta de negociar de buena fe. Necesitamos a personas de ambos partidos políticos que pongan sus ideas sobre la mesa sobre cómo podemos lidiar con el Seguro Social y el Medicare, cómo podemos cumplir con nuestro trabajo. Yo le digo a la gente que la función de un presidente es hacerle frente a los problemas y no pasárselos a futuros presidentes o a futuros Congresos. Y eso es lo que el Congreso debe hacer, poner de un lado la politiquería innecesaria y hacer lo que es correcto para el pueblo estadounidense. Yo voy a trabajar con ellos para hacer eso.

Crear un entorno donde las pequeñas empresas prosperen quiere decir que el sistema de salud tiene que ser más económico y estar al alcance de todos; es un sistema de cuidado de la salud que necesita asegurarnos que tenemos cuidado de primera a precios razonables para nuestra gente. El gobierno federal se ha comprometido firmemente con las personas de la tercera edad y vamos a honrar ese compromiso. Y por cierto, si ustedes tienen a una madre o un padre que cumple con los requisitos del Medicare, tienen que asegurarse de que él o ella vean los nuevos. los beneficios de esta nueva. de la cobertura de medicinas por receta que tenemos. Eso es algo bueno para los estadounidenses mayores. Y estamos trabajando arduamente para asegurarnos de que los estadounidenses mayores se den cuenta de la gran oportunidad que tienen para mejorar sus vidas.

Oigan, yo no podría vivir con la idea de que una persona mayor tenga que escoger entre su electricidad y sus medicinas. Eso no tiene sentido en nuestro país. Y si es una persona de la tercera edad de bajos recursos y está escuchando hoy, tiene que asegurarse de comunicarse con un representante de Medicare, un amigo, alguien de su iglesia, o llamar al 1- 800-MEDICARE o hacer que su hijo o hija entre a medicare.gov. entérese de todos los beneficios inherentes en este programa. Si es una de las personas mayores que cumplen con los requisitos, según sus ingresos, el gobierno federal le va a pagar 95 por ciento o más de sus prestaciones de medicamentos recetados.

Y el gobierno va a honrar su compromiso a los pobres también, asegurándose de que Medicaid funcione bien y continuando la expansión de los centros comunitarios de salud. Tiene sentido que los contribuyentes nos ayuden a construir estos centros comunitarios de salud para los pobres e indigentes, para aliviar la presión de nuestros centros de emergencia en los hospitales de este país. un sitio donde las personas pueden recibir un cuidado primario razonable.

Pero para el resto de nosotros, tenemos que asegurarnos de que el sistema sea más económico y esté disponible sin darle todo el poder al gobierno federal para que tome toda las decisiones por los dueños de negocios y los consumidores y proveedores. Hay un debate aquí en Washington D.C. sobre quién sabe lo que hay que hacer para mejorar el cuidado de la salud. Y hay quienes han dicho que el gobierno federal puede hacerlo todo, y yo no soy uno de ellos. Considero que el mejor sistema de salud tiene al paciente y al doctor en el centro del proceso de tomar decisiones en este importante sector. Y también entiendo que a las pequeñas empresas las afectan los costos del cuidado de la salud. Es más, muchos de los trabajadores sin seguro trabajan en pequeñas empresas, debido a que estas pequeñas empresas no pueden pagar el cuidado de la salud que quieren proveerles a sus empleados.

Y, entonces, he aquí algunas ideas para ayudar en eso. Uno, considero que es importante, como dije, que se asegure que el paciente y el doctor sean figuras centrales en los sistemas de cuidado de la salud. Y, por lo tanto, creo firmemente en las llamadas Cuentas de Ahorro para la Salud (Health Savings Accounts o HSA). Y considero que es muy importante que los dueños de pequeñas empresas presten atención a los beneficios de una cuenta de ahorro de la salud para su compañía en particular.

Las HSA van contra el grano del sistema tradicional de seguros. En el sistema tradicional de seguros, como ustedes saben, el empleador provee a su empleado un plan por el cual ellos pagan un deducible y un pequeño copago, y alguien más paga la cuenta. Es un sistema que involucra a terceras personas en los pagos. Y cuando alguien más paga las cuentas, a uno realmente no le importan los costos -a menos que tenga que pagar primas que van en ascenso.

Así es como funcionan las HSA. Por un lado, uno compras un seguro de cobertura catastrófica a un bajo precio y por otro, hay una cuenta en efectivo que cubre el deducible del plan catastrófico al cual contribuye el empleador, el empleado o una combinación de ambos, libre de impuestos. Y eso. se usa eso para pagar los gastos médicos ordinarios hasta que el plan catastrófico entre en vigor. Si no se gasta el dinero, los intereses de ese dinero están exentos de impuestos, y se pueden pasar al año siguiente en el que uno. en el que se puede contribuir nuevamente vez.

Resulta que la combinación de la contribución, la contribución en efectivo a la cuenta de ahorro para la salud libre de impuestos, más la prima del plan de seguro, generalmente es menos que la de los sistemas donde el contribuyente es una tercera persona. Las pequeñas empresas pueden ahorrar dinero bajo este plan.

El plan también capacita al empleado para hacer decisiones racionales acerca de la atención de la salud. Mientras más se involucra el consumidor en la calidad y el precio de un producto, mayor es la probabilidad de que el producto aumente a un ritmo de dos cifras. El compromiso del consumidor es un aspecto importante en la calidad de la atención de la salud a precios económicos.

Durante los últimos años, el número de estadounidenses propietarios de cuentas de ahorro para la salud ha aumentado de 1 millón a 3 millones. Más de un tercio de aquéllos que han escogido cuentas de ahorro para la salud (HSA) no tenía seguro anteriormente. ¿Saben? Si uno es una persona joven que se siente relativamente saludable, uno puede decidir que no quiere tener seguro de salud, que nunca se va a enfermar. Puede que ustedes se acuerden de esos días. (Risas.) ¿No creen que tenga sentido poder poner dinero de lado sobre una base libre de impuestos, que gane libre de impuestos para cubrir los costos médicos futuros? Las cuentas de ahorro para la salud hacen exactamente eso. Entre los propietarios de una HSA, 40 por ciento tienen ingresos familiares de menos de $50,000 al año. Es una muy buena idea y les recomiendo encarecidamente que lo investiguen.

Anteriormente este mes en Connecticut, conocí a una persona de una pequeña empresa que maneja una comunidad de jubilación. Dijo que un tercio de sus empleados ahora tenían HSA -cuentas de ahorro para la salud. Les ha dado buena cobertura y le ha ahorrado a la empresa $78,000 en primas de salud. Las cuentas de ahorro para la salud tienen mucho sentido, y las tenemos que hacer más sólidas, no más débiles aquí en Washington, D.C.

Un obstáculo para expandir las cuentas de ahorro para la salud es el código fiscal federal. Conforme a la ley actual, los patrones y los empleados no pagan impuestos a la renta ni impuestos a la nómina sobre ningún seguro de salud provisto por el centro de trabajo. Pero si uno compra un seguro por cuenta propia, no se recibe el mismo recorte tributario. Y eso significa que los empleados independientes o los desempleados o los trabajadores en empresas que no proveen seguros de salud tienen una gran desventaja. De manera que el Congreso debe ponerle fin a la discriminación en el código fiscal y darles a los estadounidenses que compran pólizas de las HSA por su propia cuenta el mismo recorte tributario que aquéllos que obtienen sus seguros de salud por medio de sus patrones. (Aplausos.)

Otro problema con este código fiscal es que limita la cantidad que uno puede contribuir a su HSA libre de impuesto. El límite usualmente se encuentra vinculado a su deducible. Conforme la ley actual, si se compra un plan catastrófico con un deducible alto, se puede contribuir hasta el deducible. Pero algunas veces los gastos propios son mayores que el deducible. Es especialmente importante para aquéllos con enfermedades crónicas. Ellos con frecuencia tienen gastos que superan sus deducibles. Y por lo tanto necesitamos arreglar el código fiscal al aumentar el límite sobre la cantidad de dinero que se puede poner en su HSA libre de impuestos. Aumentar este límite ayudará a los estadounidenses a cubrir todos sus gastos corrientes. E igualmente importante, aumentar este límite ayudará a asegurar que este producto sea atractivo para las personas. Queremos que las personas puedan tener diferentes opciones en el mercado. Queremos que las personas se involucren directamente en la toma de decisiones de la atención de la salud.

Y por cierto, tengo otra idea para las pequeñas empresas, y es que se les debe permitir a las empresas. las pequeñas empresas mancomunar el riesgo cruzando límites jurisdiccionales para que puedan comprar seguros con los mismos descuentos que obtienen las grandes empresas. De manera que soy un firme creyente en la salud. los planes de salud de asociaciones. (Aplausos.)

El Congreso debe actuar con respecto a esto. es una buena idea para las pequeñas empresas. Quiero decir, si las personas quieren que el sector de las pequeñas empresas prospere, entonces deben ayudar a las pequeñas empresas a poder proporcionar cuidados de la salud. Esta es una idea racional. Tiene mucho sentido. La Cámara ha hecho su parte, y ahora el Senado de los Estados Unidos debe hacer su parte también.

Aquí hay otra idea para asegurar que el cuidado de la salud sea económico y esté disponible. Tenemos demasiadas demandas tontas que hace que los médicos dejen de ejercer y suben los costos de la medicina. (Aplausos.) Cuando parece que lo van a demandar, si uno médico, entonces ejerce lo que se llama medicina defensiva. En otras palabras, receta más de lo que debe, más procedimientos que los necesarios, porque está constantemente pensando sobre cómo asegurar que pueda presentar bien su caso frente a jurado. Estas demandas frívolas, esta plétora de demandas, están aumentando el costo de la atención de la salud para ustedes. No solamente están causando que las primas aumenten, sino que también están causando que el costo de la medicina aumente, en la medida que los médicos tratan de protegerse contra una demanda.

Y por cierto, esto afecta el presupuesto federal. Como sabrán, tenemos bastante cuidado de la salud aquí en Washington. Tenemos un sistema de Medicare y un sistema de Medicaid y un sistema para los veteranos. Se tiene previsto. se estima que gastamos $28,000 millones adicionales al año como resultado de esta práctica defensiva de la medicina. Y por eso creo que este asunto es un problema federal que requiere una respuesta federal, y el Congreso de los Estados Unidos debe aprobar la reforma de responsabilidad médica este año. (Aplausos.)

Un par de otros puntos que quiero presentar sobre el cuidado de la salud. En otras palabras, tenemos una estrategia de gran alcance, que dice, tenemos una mejor visión que tener al gobierno federal que toma todas las decisiones por ustedes. Es una visión que dice, vamos a cuidar a los ancianos y ayudar a los pobres. Pero también es una visión que dice, debemos de confiar en los consumidores y queremos que el mercado funcione y queremos que exista una póliza razonable para ayudar a lidiar con los costos en aumento de la atención de la salud.

Una de tales maneras es promover la transparencia, para que los pacientes sepan exactamente cuáles son sus opciones. Cuando uno se detiene a pensar sobre esto, el campo de la atención de la salud no es un lugar muy transparente con respecto a los precios y la calidad. Digo,¿cuántos de ustedes alguna vez compararon verdaderamente el cuidado de la salud? ¿Cuántos de ustedes alguna vez verdaderamente se metieron en el Internet y trataron de comparar precios antes de tomar una decisión sobre el cuidado de la salud? No muchos, pues, en primer lugar, el sistema tiene a una tercera persona que paga las cuentas por usted y, en segundo lugar, no hay mucha transparencia. De manera que este gobierno continuará trabajando con la gente en el campo de la atención de la salud para asegurar que el precio y la calidad estén disponibles para ustedes como consumidores. Es increíble lo que pasa cuando las personas tienen información a la mano antes de tomar decisiones.

Y otra manera de ayudar a reducir los costos en la atención de la salud es ayudar a fomentar y ampliar el sector de la atención médica para que adopte la informática como un aspecto integral de su industria. Muchos de ustedes lo han hecho. Muchos de ustedes han utilizado la informática para ayudar a mejorar la productividad en sus negocios. Ese generalmente no es el caso en la atención de la salud. Me explico, pienso en el hombre que va al hospital y está llevando un archivo consigo en que todas estas páginas están escritas a mano. De cierto modo, es un problema en la atención de la salud, ya que la mayoría de los médicos no escriben claramente para comenzar. (Risas.)

Y, entonces, creo que deberíamos esforzarnos para asegurar que tengamos historiales médicos electrónicos para cada persona aquí en Estados Unidos que, uno, protejan su seguridad pero, dos, hagan los historiales portátiles para reducir los costos adicionales de la medicina, y a la vez, reducir los errores. Por lo que existe una visión global para asegurar que la atención médica esté disponible y sea económica, particularmente para nuestros dueños de pequeñas empresas.

Deseo hablar sobre otra cosa, y eso es cómo asegurarnos de que las pequeñas empresas puedan ampliarse aquí dentro del país y fuera. Primero dentro del país. La Small Business Administration está trabajando arduamente para facilitar que la gente inicie empresas. Comprendemos que a veces las personas tienen una buena idea, pero no están seguras de cómo comenzar algo. Se preocupan un poco sobre el inicio. Y, entonces, hemos duplicado el número de préstamos a pequeñas empresas de la SBA desde que asumí el mando. Y hemos aumentado el número de préstamos a empresarios que pertenecen a grupos raciales minoritarios en 175 por ciento. Le dije a Héctor que deseo que personas de todas las esferas se beneficien de los programas del gobierno, y ha hecho su labor y lo agradezco. (Aplausos.)

Otro dato importante es que hemos reducido el costo de operar la SBA más de 20 por ciento. Y, entonces, hemos aumentado la cantidad de nuestros préstamos a empresarios en 80 por ciento. Reducir el costo de otorgar un préstamo hace que el préstamo sea menos caro para ustedes.

También continuaré trabajando en los mercados. trabajando para abrir los mercados extranjeros. No sé si se percatan de esto, pero reside aquí 5 por ciento de la población del mundo. Eso significa que 95 por ciento de los clientes potenciales viven fuera de Estados Unidos. Si alguien es bueno haciendo algo o cultivando algo, uno pensaría que querría asegurarse de que su base de clientes se amplíe, tener una oportunidad de poder obtener acceso a esos mercados.

Hoy, las pequeñas empresas representan aproximadamente un cuarto de las exportaciones de este país. Me parece que ése es un dato alentador e interesante. El problema es que muchas pequeñas empresas en ciertos mercados encuentran que es muy difícil abrirse paso por las burocracias y el papeleo requerido para vender su bien o su servicio en un país en particular. Las grandes empresas tienen personal que puede hacer eso; las pequeñas empresas no. Y, por lo tanto, considero que es muy importante que el ciudadano estadounidense comprenda que cuando nos esforzamos por ampliar el comercio libre y equitativo, de cierta manera, estamos ayudando a asegurar que el sector de pequeñas empresas de este país siga siendo fuerte. Mientras más fácil sea que alguien venda un producto en el mercado de otra persona, mayores las probabilidades de que la gente pueda encontrar oportunidades aquí en Estados Unidos de Norteamérica.

Cuando asumí el mando, teníamos tres acuerdos de libre comercio; ahora tenemos acuerdos de libre comercio con 11 países, y 18 otros pendientes. También estoy promoviendo una conclusión de la serie de conferencias de Doha que aspire a mucho en las conversaciones sobre el comercio mundial para que podamos reducir las barreras y normas, para facilitar que la gente pueda vender en mercados extranjeros. Entonces, necesitamos tener confianza en nuestra capacidad de competir. Creo que Estados Unidos puede competir exitosamente con cualquiera, en cualquier momento, en cualquier lugar, siempre que las normas sean justas. (Aplausos.)

Entonces, uno de los lugares. un país que le puede mostrar al mundo que tiene la intención de ser un socio comercial que obedece las normas es China. La semana que viene, la próxima semana, me reuniré con el Presidente Hu Jintao, y estoy deseoso de recibirlo en la Casa Blanca. Estados Unidos valora a China como socio comercial, pero esperamos que China cumpla con sus compromisos. China debe volverse más transparente. China debe velar por los derechos de propiedad intelectual. (Aplausos.) China debe tomar medidas adicionales para abordar el desequilibrio en el comercio entre nuestros países. Y China debe pasar a una moneda flexible basada en el mercado. (Aplausos.)

Este país debe tener confianza en el futuro y necesitamos moldear el futuro. Y una manera en que podemos moldear el futuro es asegurarnos de que sigamos en la delantera en tecnología e investigación. Y, entonces, he instado al Congreso a que duplique los fondos para. la investigación básica y vital. Pienso que ésa es una función apropiada para el gobierno federal, estar involucrado en ayudar a que las ciencias básicas abran nuevos horizontes. El Congreso debe hacer el crédito tributario a la investigación y el desarrollo un aspecto permanente del código tributario para alentar al sector privado para que ponga de su parte y asegurar que este país sea tecnológicamente avanzado e innovador.

Y nuestro sistema educativo debe garantizar que fijemos altos estándares y evaluemos y nos aseguremos de no estar simplemente pasando a los niños que no pueden leer ni escribir por las escuelas. E insto al Congreso a que aliente a los distritos escolares a que ponga énfasis particular en las matemáticas y ciencias. Queremos que nuestros hijos tengan una buena educación para que puedan liderar el mundo. Queremos que cuenten con las destrezas necesarias para ocupar los puestos del siglo XXI.

También reconozco que para que seamos competitivos, es necesario que dejemos el petróleo. Dije en mi Discurso sobre el Estado de la Nación que Estados Unidos tiene un problema: somos adictos al petróleo. Sé que probablemente pensaron que era un poco raro que un tejano lo dijera. (Risas.) Pero les digo que tenemos un problema de seguridad económica debido a nuestra dependencia de combustibles fósiles y tenemos un problema de seguridad nacional debido a nuestra dependencia de combustibles fósiles. (Aplausos.)

Y estoy deseoso de colaborar con el Congreso cuando regrese para asegurar que invirtamos sensatamente en tecnología nueva que fomente el uso adicional del etanol como combustible de autos; la tecnología nueva nos permitirá desarrollar baterías que se enchufen para que los vehículos híbridos puedan conducir las primeras 40 millas con electricidad, sin usar nada de gasolina; tecnologías nuevas que fomenten la energía solar y tecnologías que nos permitan desarrollar una industria segura de poder nuclear. Estamos gastando mucho dinero ahora mismo en tecnología de carbón no contaminante. Lo que les digo es que tenemos un plan integral para llevar a este país a una era distinta con relación a consumir energía, una era que nos haga menos dependientes de fuentes extranjeras de petróleo, que nos permita ser protectores sabios del medio ambiente.

Deseo hablarles sobre otro asunto para hacer que este país siga siendo competitivo, y ese es la inmigración. Éste es un asunto que suscita emociones fuertes; es un asunto vitalmente importante. Es un asunto sobre el cual debemos llevar un debate de manera que sea digno de las mejores tradiciones del país. Somos un país de inmigrantes. Cualquier reforma de inmigración debe mejorar nuestra capacidad de proteger nuestras fronteras y velar porque se cumpla con nuestras leyes. Somos un estado de derecho. No sé si se percatan de esto, pero desde 2001, hemos devuelto a 6 millones de personas que trataban de entrar al país ilegalmente. Hay mucha gente que trabaja arduamente allá en nuestras fronteras, y continuaremos modernizando las fronteras para permitir que lo haga. que haga su trabajo mejor. Pero cualquier reforma inmigratoria eficaz debe incluir un programa de trabajadores temporales que incluya una manera legal de poner a los trabajadores dispuestos en contacto con los empleadores estadounidenses dispuestos para llenar los puestos de trabajo que los estadounidenses no quieren.

Este programa de inmigración no debe otorgar la ciudadanía ni amnistía automática. Debe proporcionar una oportunidad para que la gente trabaje aquí legalmente de manera temporal. Alentar a la gente a cumplir con las leyes es un aspecto necesario de nuestro país. la historia de nuestro país. Reconocer que la gente que hace ese trabajo que nadie quiere hacer es importante para, quizá algunos de ustedes aquí en este público. Asegurar que haya tarjetas de identidad no alterables para que la gente no pueda violar las reglas tiene sentido, a mi parecer. Tratar a la gente con dignidad tiene sentido. Asegurar que el sistema no fuerce a la gente a las tinieblas de nuestra sociedad, cambiar ese sistema para mejor, por la seguridad y por decencia, tiene sentido, a mi parecer. Y el Congreso debe poner de lado las diferencias partidistas y remitir un buen proyecto de ley a mi despacho. (Aplausos.)

Me alentó la semana pasada que los miembros del Senado de Estados Unidos llegasen a un acuerdo prometedor sobre la reforma inmigratoria integral. Esa fue una señal alentadora. Desafortunadamente, el acuerdo fue bloqueado por el líder de la minoría demócrata en el Senado. Rehusó permitir que los senadores avanzaran y votaran a favor de enmiendas a la propuesta. Fue un truco procesal que significó que estaba oponiéndose por sí solo a la voluntad del pueblo estadounidense e impidiendo esfuerzos bipartidistas para proteger esta frontera, y hacer a este sistema nuestro de inmigración más humano y racional. En esta ciudad hay demasiada política. Es hora de poner de lado la política partidista innecesaria y concentrarse en lo que es bueno para Estados Unidos de Norteamérica. (Aplausos.)

Agradezco estar con personas que son empresarios de este país. El espíritu empresarial de Estados Unidos es fuerte, y tengo la intención de mantenerlo fuerte. Miren, no puedo hacer que corran riesgos, no puedo hacer que sueñen; depende de ustedes. Pero puedo mantener bajos sus impuestos para facilitar que hagan sus sueños realidad. Podemos hacer algo sobre los costos de atención de la salud para que puedan hacer realidad el sueño de garantizar que sus empleados tengan seguro médico. Podemos abrir mercados por su bien. Podemos asegurar que el entorno sea sólido, para que la gente continúe haciendo realidad sus sueños.

Me encanta una sociedad en que la gente es capaz de ir en pos de sus sueños, independientemente de quiénes son o de dónde son. Creo que realmente dice mucho sobre la grandeza de Estados Unidos de Norteamérica. un lugar donde una persona puede comenzar con nada y terminar con algo; un lugar donde un dueño de una pequeña empresa puede pasar a ser el dueño de un gran negocio, si eso es lo que desea. Una sociedad en que la gente pueda alcanzar sus dueños es una sociedad íntegra y una sociedad completa.

El nuestro es un país asombroso debido al espíritu empresarial de Estados Unidos. Y deseo darles las gracias por ser parte de este gran país nuestro. Gracias por lo que hacen; gracias por ampliar la base laboral. Que Dios los bendiga y que Dios continúe bendiciendo a sus familias. (Aplausos.)

END 11:26 A.M. EDT


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.