Declaraciones del Presidente Sobre la Exploración en la Plataforma Continental Exterior (14 de julio de 2008)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Autor: George Walker Bush

Declaraciones del Presidente Sobre la Exploración en la Plataforma Continental Exterior[editar]

Rose Garden

1:27 P.M. EDT


EL PRESIDENTE: Buenas tardes. En todo el país, los estadounidenses están preocupados por el alto precio de la gasolina. Cada uno de nuestros ciudadanos que conduce a su trabajo, que sale de vacaciones con su familia o tiene una pequeña empresa está sintiendo la presión del aumento de precio al llenar su tanque.

Para reducir la presión sobre los precios debemos continuar implementando una buena política de conservación y debemos incrementar la oferta de petróleo, especialmente dentro del país. Durante años, mi gobierno ha hecho llamados al Congreso para aumentar la producción petrolera. Desafortunadamente, los demócratas en el Capitolio han rechazado prácticamente todas las propuestas, y ahora los estadounidenses están pagando el precio a la hora de llenar su tanque. Cuando los miembros del Congreso estuvieron en casa durante el receso del Cuatro de Julio, escucharon un claro mensaje de sus electores: Tenemos que actuar ahora para aumentar la producción interna de petróleo.

Uno de los pasos más importantes que podemos dar para aumentar la producción de petróleo en Estados Unidoses incrementar el acceso a la exploración en mar abierto de la Plataforma Continental Exterior, lo que se denomina la OCS (por sus siglas en inglés). Pero el Congreso ha restringido el acceso a zonas clave de la OCS desde principios de los ochenta. Los expertos creen que estas zonas restringidas de la OCS podrían producir el equivalente a casi 10 años de la producción anual actual de Estados Unidos. Y los avances tecnológicos han hecho posible llevar a cabo exploración en la OCS que no está a la vista, que protege arrecifes de coral y ecosistemas, y protege contra derrames petroleros.

El mes pasado, le pedí al Congreso que levantara la restricción legislativa y permitiera la exploración y explotación de recursos petroleros en mar abierto. Si el Congreso lo hacía, me comprometía a levantar una prohibición ejecutiva a esta exploración, adaptando mi medida ejecutiva para que correspondiera a la que el Congreso aprobara. Ya ha pasado un mes desde que insté al Congreso a actuar, y no han hecho nada. No han presentado medida alguna. Y mientras el Congreso controlado por los demócratas permanece cruzado de brazos, el precio de la gasolina sigue aumentando.

Dejar de actuar es inaceptable. Es inaceptable para mí e inaceptable para el pueblo estadounidense. Así que hoy he emitido un memorando para levantar la prohibición ejecutiva a la exploración petrolera en la OCS. Con esta medida, las restricciones del poder ejecutivo a esta exploración se han derogado. Esto significa que el único obstáculo entre el pueblo estadounidense y estos abundantes recursos petroleros es una decisión de parte del Congreso de Estados Unidos.

Ahora la pelota está en la cancha del Congreso. Los líderes demócratas pueden demostrar que finalmente han escuchado las frustraciones del pueblo estadounidense y repetir la medida que he tomado hoy, repeler la prohibición del Congreso y aprobar una ley para facilitar una exploración responsable en mar abierto. Esta ley debe permitir que los estados tengan voz en lo que sucede cerca de sus costas, debe proporcionar una manera para que el gobierno federal y los estados compartan los ingresos por las nuevas concesiones, y debe asegurarse de que se proteja el medio ambiente.

Esta ley también debe dar otros pasos esenciales para aumentar la producción interna: El Congreso debe abrir el camino para que nuestro país aproveche el extraordinario potencial del petróleo de esquisto bituminoso, que podría proporcionar a los estadounidenses un suministro petrolero que se equipara a más de un siglo de la actual importación de petróleo. El Congreso debe permitir la exploración en zonas actualmente restringidas en el norte de Alaska, la cual podría producir el equivalente de dos décadas de petróleo importado de Arabia Saudita, aproximadamente. El Congreso debe aumentar y mejorar nuestra capacidad interna de refinamiento para que Estados Unidos ya no tenga que importar del extranjero millones de barriles de gasolina totalmente refinada.

Es hora de actuar. Éstos son momentos difíciles para millones de familias estadounidenses. Cada dólar extra que tienen que gastar debido al alto precio de la gasolina es un dólar menos que no pueden utilizar para poner comida sobre la mesa o enviar a un niño a la escuela. Y con buena razón, están indignados con el Congreso, que no puede poner en vigor soluciones de simple sentido común. Hoy he hecho todo lo que está en mis manos para permitir la exploración en mar abierto de la OCS. Lo único que queda es que los líderes demócratas del Congreso permitan la votación. Los estadounidenses están viendo que cada vez cuesta más llenar su tanque y están a la espera de lo que hará el Congreso.

Gracias.

END 1:32 P.M. EDT


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.