Declaraciones del Presidente sobre la Legislación de Rescate Financiero (29 de septiembre de 2008)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Autor: George Walker Bush


Declaraciones del Presidente sobre la Legislación de Rescate Financiero[editar]

South Drive

7:34 A.M. EDT


EL PRESIDENTE: Buenos días. Ayer, los líderes aquí en Washington llegaron a un acuerdo extraordinario para hacerle frente a un problema extraordinario en nuestra economía. Trabajando estrechamente con mi gobierno, líderes del Congreso pertenecientes a ambos partidos redactaron la Ley de Estabilización Económica de Emergencia (Emergency Economic Stabilization Act), una medida audaz que evitará que la crisis en nuestro sistema financiero se propague por toda nuestra economía.

Esta propuesta aborda asuntos complejos, y se les pidió a los negociadores que les encontraran solución en un periodo muy breve. Agradezco el liderazgo de miembros de ambos partidos, que colaboraron cuando nuestra nación los necesitaba. Las negociaciones fueron difíciles en algunos momentos, pero su arduo trabajo y cooperación produjeron resultados.

El plan de rescate económico aprobado por ambos partidos aborda la causa de la crisis financiera: los activos relacionados con préstamos hipotecarios que se han devaluado a raíz de la caída del sector vivienda. Con la Emergency Economic Stabilization Act, el gobierno federal estará autorizado a comprar estos activos de los bancos y otras instituciones financieras, lo que ayudará a que puedan reanudar los préstamos a empresas y consumidores.

El proyecto de ley también incluye otras ideas importantes presentadas por congresistas de ambos partidos. Por ejemplo, el proyecto de ley requiere que se establezca un programa de garantías que asegure activos sin costo alguno para los contribuyentes. El proyecto de ley dispone la estricta supervisión por ambos partidos a fin de que los estadounidenses puedan estar seguros de que sus impuestos serán siendo utilizados de manera cautelosa y sensata. El proyecto de ley se cerciora de que los malos ejecutivos no reciban beneficios extraordinarios provenientes del dinero de los contribuyentes.

Con esta legislación sólida y decisiva, ayudaremos a reiniciar el flujo de crédito, a fin de que las familias estadounidenses puedan satisfacer sus necesidades diarias y las empresas estadounidenses puedan hacer adquisiciones, transportar sus productos y cubrir su planilla. Dejaremos en claro que Estados Unidos se toma en serio el restablecimiento de la confianza y estabilidad en nuestro sistema financiero.

Sé que muchos estadounidenses están preocupados por el costo de esta medida, y comprendo su inquietud. Este proyecto de ley asigna hasta 700,000 millones de dólares provenientes de los contribuyentes, porque se necesita una gran cantidad de dinero para que tenga impacto en nuestro sistema financiero. Sin embargo, tanto la Oficina de Presupuesto del Congreso (Congressional Budget Office), organismo no afiliado a ningún partido, as como la Oficina de Administración y Presupuesto (Office of Management and Budget) han calculado que el costo final para los contribuyentes será mucho menor que eso. De hecho, prevemos que, con el tiempo, gran parte del dinero de los contribuyentes que invirtamos -si no todo- será devuelto.

Ahora que los líderes de ambos partidos han llegado a un acuerdo respecto a esta legislación, debe ser aprobada por ambas cámaras... ambas cámaras del Congreso. Y comprendo plenamente que éste será un voto difícil. Pero con las mejoras que se le han hecho a este proyecto de ley, estoy seguro de que los congresistas de ambos partidos lo apoyarán. El Congreso puede enviar un mensaje claro a los mercados dentro y fuera del país con la pronta aprobación de este proyecto de ley. Todos los miembros del Congreso y todos los estadounidenses deben tener en mente que un voto a favor de este proyecto de ley es un voto para evitarles perjuicios económicos a ustedes y sus comunidades.

Ésta ha sido una época volátil para nuestro sistema financiero y nuestra economía. Incluso con las importantes medidas que estamos tomando para hacerle frente a la crisis actual, continuaremos enfrentando verdaderos desafíos. El impacto de la crisis crediticia y la corrección del sector vivienda continuarán poniendo presión en nuestro sistema financiero y tendrán un impacto en el crecimiento de nuestra economía por un tiempo. Pero estoy seguro de que este plan de rescate, junto con otras medidas tomadas por el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal, comenzarán a reestablecer la solidez y estabilidad del sistema financiero de Estados Unidos y la economía en general. Y estoy seguro de que, a fin de cuentas, Estados Unidos superará estos desafíos y seguirá siendo la economía más dinámica y productiva del mundo.

Gracias.

END 7:38 A.M. EDT


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.