Declaraciones del Presidente sobre la Ley para que Ningún Niño Se Quede Atrás (18 de octubre de 2006)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Autor: George Walker Bush

Declaraciones del Presidente sobre la Ley para que Ningún Niño Se Quede Atrás[editar]

Waldo C. Falkener Elementary School
Greensboro, Carolina del Norte

2:07 P.M. EDT


EL PRESIDENTE: Muchas gracias, señora secretaria. Como Margaret dijo, hace muchos años que la conozco y me enorgullece el trabajo que realiza. Sabe de lo que está hablando en lo que respecta a las escuelas de Estados Unidos. Y ella y yo vamos a trabajar para asegurarnos de que todos los niños reciban una excelente educación.

Quiero agradecerles a las buenas personas aquí en Falkener por invitar al Presidente a venir. Como pueden ver, no es algo fácil. (Risas.). ser anfitriones del Presidente. La comitiva es bastante grande, mucha seguridad. Por eso, a la gente de la escuela, le agradezco por acomodarse a nosotros. He venido porque ustedes son un ejemplo y lo aprecio.

Una de las cosas que me gusta hacer es dar a conocer la excelencia. Entonces, lo primero que deseo hacer es felicitar a la directora y a los maestros y padres de familia por trabajar arduamente para hacer de éste un lugar fantásticamente interesante para los niños que van a la escuela.

Quiero agradecer. ya saben, siempre me dicen, ¿qué quiere de las escuelas? No sé si saben esto, pero acaban de anunciar que tenemos seis ganadores del Premio Nóbel, Estados Unidos tiene seis Premios Nóbel, y todos fueron a escuelas públicas en Estados Unidos. Y tengo la esperanza de que cuando recorra los pasadizos de escuelas como ésta, conozca a los futuros ganadores del Premio Nóbel. Es un logro noble al que todos debemos aspirar. Por eso les agradezco por haberme permitido venir.

Voy a hablar de la Ley para que Ningún Niño Se Quede Atrás (No Child Left Behind). Creo que pronto van a darse cuenta de que soy un ferviente defensor de esta importante ley, porque sé que puede salvar la vida de niños y sé que nos puede ayudar a lograr una meta nacional: que todos los niños obtengan una buena educación en todas las escuelas a lo largo y ancho del país.

Les traigo los saludos de Laura. Mucha gente dice, me habría gustado que Laura hubiera venido y que el viejo se hubiera quedado en casa. (Risas.)

Hoy ella está en El Paso, Texas. Sí, creo que hoy está en El Paso, Texas -estoy seguro que eso fue lo que me dijo - porque una nueva escuela allá va a inaugurar la Biblioteca Laura Bush. Y es algo muy merecido, ¿saben?, porque su gran pasión es asegurarse de que todos los niños puedan leer. De modo que aquí les traigo su pasión de la mejor manera que puedo, a esta importante escuela.

Me enorgullece contar con la presencia del senador Richard Burr del gran estado de Carolina del Norte. Gracias por trabajar con nosotros para lograr la excelencia educativa. Agradezco también la presencia de Virginia Foxx, una congresista que nos acompaña. Amy Holcombe es la directora.

Quizá recuerden que fui gobernador de un estado. Como solía decir, la educación es para un estado lo que la defensa nacional es para el gobierno federal. Por eso asumí el papel de gobernador y me interesé en las escuelas públicas, como lo hizo Guy Hunt -cuyo periodo como gobernador fue casi simultáneo al mío- y ambos pusimos a la educación pública como prioridad. Pasé mucho tiempo en las escuelas de Texas y aprendí una cosa: que estos pequeños centros de excelencia dependían, en gran medida, de tener un director enérgico, un director que estuviera dispuesto a fijarse estándares altos y no estuviera dispuesto a permitir la mediocridad. Por eso, Amy, le quiero agradecer por su liderazgo y por su hospitalidad. (Aplausos.)

Conocí a Josette Hamrick, que es la Maestra del Año. La felicito, Josette, por sentar un buen ejemplo. Josette está aquí por algún lugar. allí está. Gracias por sus servicios. También acabo de visitar la escuela. la clase de tercer grado de Mary Helen Parson. Y la de Tom "Ned". Tom Niedziela. Él es. ambos son maestros dedicados. Y les quiero decir algo sobre la enseñanza. Es una noble profesión. Y es una profesión necesaria para nuestro país. Y para todos aquéllos que son maestros, los felicito y les agradezco por sus servicios al país.

A menudo le digo a la gente que me pregunta sobre. si tengo alguna recomendación sobre lo que deben hacer. Y mi respuesta es: enseñen. Y a los padres les digo, recuerden que ustedes son los primeros maestros de su hijo. De hecho, las escuelas tienen éxito cuando el padre de familia comprende que la enseñanza empieza en casa, lo que hace la labor del maestro mucho más fácil. Pero les quiero agradecer a los maestros presentes, gracias por sentar un buen ejemplo.

Les quiero agradecer a los miembros de la junta escolar que están presentes. Les dije al presidente y a otro miembro de la junta escolar, les dije, es un trabajo bien difícil eso de estar en una junta directiva. (Risas.) Uno de ellos dijo, "¿Quiere este trabajo?" Y yo le dije, "¿Sabe? Creo que no". (Risas.) Pero gracias a todos por sus servicios. El control local de las escuelas es importante para lograr la excelencia educativa, y voy a hablar acerca de eso en un minuto.

También, hoy aterricé y conocí a una señora llamada Michelle Gilmore.

Michelle es, allí está. Gracias por venir. Michelle y su esposo Tiran están aquí. Michelle es consejera voluntaria. Si les preocupa el futuro de Carolina del Norte, o les preocupa el futuro de nuestro país, si quieren tener un impacto positivo, trabajen como consejeros. Es increíble lo que ocurre cuando un adulto se da tiempo para, como en este caso, para decirle a un niño, tú me importas y quiero ayudarte. La verdadera fortaleza de Estados Unidos de Norteamérica está en el corazón y el alma de nuestros ciudadanos. Y lo increíble de nuestro país es que millones de actos de bondad tienen lugar a diario y ocurren sin que sea necesaria una ley del gobierno.

Y la razón por la que menciono a Michelle y la razón por la que le di la bienvenida al avión presidencial es porque quería, primero, agradecerle personalmente y recordarle al pueblo que se puede servir a Estados Unidos amando al prójimo como a sí mismo. Aprecio que haya venido, Michelle. Gracias por venir. (Aplausos.)

Me gusta el hecho de que esta. Estamos en una escuela que lleva el nombre de un pionero de los derechos civiles. Y sucede que creo que la lectura es un derecho civil de los tiempos modernos; si alguien no puede leer, no puede hacer realidad la gran promesa de los Estados Unidos de Norteamérica. Eso es lo que creo. Por eso he venido a esta escuela porque considero que las escuelas deben fijarse altos estándares e insistir en resultados, como que los niños aprendan a leer. No creo que es demasiado pedir de las escuelas en los Estados Unidos de Norteamérica. Sé lo que ocurre cuando un niño no puede leer al nivel de su grado. Conozco el desaliento que se puede causar si a un niño simplemente lo pasan de grado porque sí.

Falkener es una escuela especializada (magnet). Es decir, es una escuela que para mí las escuelas son empresas educativas. Eso significa que la gente está dispuesta a probar diferentes cosas. Esta escuela es una de las que. lo que la hace muy interesante. que tiene un programa de bachillerato internacional inherente en su currículo. Y eso es importante, porque los programas de bachillerato internacional son programas que fijan altos estándares para los niños en los años posteriores. Es decir, es un tipo de experiencia previa al bachillerato internacional, y todo con la meta de asegurarse de que un niño que sale de aquí tenga la oportunidad de tener un nivel de destrezas aun más alto de lo anticipado. Entonces, es interesante estar en una escuela magnet, que tiene un programa de pre bachillerato internacional.

Apoyamos a las escuelas magnet al nivel federal. Primero, déjenme contarles mi teoría. La mayoría de las necesidades educativas deben ser financiadas al nivel local y estatal. Considero que ése es el papel apropiado para el gobierno federal y el gobierno estatal. Sin embargo, hay programas de incentivos que vienen de Washington: El fondo del Título 1, por ejemplo, es un programa de incentivos. También hemos puesto dinero en nuestro presupuesto para las escuelas magnet. De hecho, el presupuesto que he solicitado para el próximo año tiene unos $100 millones para las escuelas magnet. Creo que las escuelas magnet son conceptos interesantes que. que la gente local ha decidido usar. Por eso hay pequeños incentivos de parte del gobierno federal para alentarlos.

Estoy. también comprendo y espero que ustedes también. sé que quienes participan en las escuelas públicas comprenden que vivimos en una economía global. Carolina del Norte comprende eso tanto como cualquier otro estado. Lo que sucede en el extranjero afecta la vida de nuestros estudiantes en el futuro cercano. Si un niño en China obtiene un diploma de ingeniería y un niño en Estados Unidos no, eso significa que China tiene mayores probabilidades de ser competitiva en el siglo XXI. Es decir, tenemos que hacer una buena labor con la educación, no sólo porque es una responsabilidad nacional, sino porque estamos en un mundo globalizado. Querámoslo o no, hay competencia por los empleos del futuro que van a ser. es lo que ocurrirá. Por lo tanto, es importante que nos aseguremos de que nuestros niños obtengan una base sólida para que. para que nuestro país sea competitivo y también nuestros niños.

Ahora, déjenme hablar de No Child Left Behind, porque realmente estoy aquí para dejarles en claro a los congresistas, no sólo a los que están aquí presentes, sino en todo el país, que la reautorización de esta importante ley va a ser una prioridad para mí. Y no sólo es la reautorización, sino el fortalecimiento de la ley, y no el debilitamiento de la ley.

Se ha dicho mucho sobre la Ley de No Child Left Behind. Primero, deben entender que es un esfuerzo bipartidista. Y soy el primero en reconocer que eso no ocurre con frecuencia en Washington, D.C. Sin embargo, los republicanos y demócratas se pusieron de acuerdo para aprobar esta importante legislación.

Esta ley dijo que gastaríamos más dinero al nivel federal, pero a cambio, esperábamos resultados. Parece un concepto simple; no obstante, no era algo inherente en los programas educativos del gobierno federal. Antes, nunca pedíamos nada. Simplemente suponíamos que todo estaba bien. De hecho, ésa era la situación en muchas escuelas de este país. Si la gente decía que iban bien, iban bien.

¿Saben? Recuerdo que una vez fui a una escuela en Houston, Texas, y le dije a la maestra, "¿Cómo va todo? Gracias por enseñar". Ella me dijo, "Mis alumnos no pueden leer". creo que era noveno o décimo grado. Fue un choque para el gobernador. Debería ser un choque para cualquiera que escucha a un maestro decir que sus alumnos no pueden leer al comenzar los estudios secundarios. Algo andaba mal.

La situación me quedó clara. y fue entonces que Margaret y yo empezamos a trabajar en este concepto de evaluación: que si no se evalúa, no se conoce la situación. Y la única manera de evitar que a los muchachos se los pasara de grado porque sí -hasta el punto en que el maestro de la escuela secundaria dice que no pueden leer- era evaluando temprano. Y por eso, parte de la ley de No Child Left Behind dice que esperamos resultados y evaluaciones.

Creo en el control local de las escuelas. No creo que el gobierno federal deba decirle a la gente de Carolina del Norte cómo debe dirigir sus escuelas. Creo que sería un error de ser el caso. No creo que el gobierno federal deba diseñar las pruebas; la gente de Carolina del Norte debe diseñar las pruebas que demuestren los resultados. Lo que sí creo que el gobierno federal debe preguntar es: ¿Los niños pueden leer?

Miren, yo entiendo a los niños, entiendo el debate, ya saben, de que están enseñando el examen. No, se está enseñando al niño a leer para que pueda aprobar un examen integral. Y si no pueden aprobar un examen integral, hay algo que anda muy mal. Ya saben, "todo lo que hacemos es evaluar". No, lo que se hace es enseñar, para que con el sistema de responsabilidad por las acciones de la escuela, cuando se evalúe, el alumno sepa lo necesario. Ya saben, si no se evalúa, no se sabe en qué condición está el alumno. Y si no se sabe, no se puede corregir. Las escuelas son dinámicas, las escuelas que buscan la excelencia son las que encuentran problemas temprano y resuelven los problemas temprano, antes de que sea demasiado tarde. Por eso estoy en esta escuela. Esta escuela se ha fijado altos estándares.

Y a propósito, si se fijan estándares bajos, ¿adivinen lo que sucede en las escuelas? Se obtienen malos resultados. Si se entra a un aula llena de alumnos con dificultades para aprender y no se tiene estándares altos, los alumnos seguirán teniendo dificultades para aprender y no aprenderán nada. Entonces la ley dice: Fíjense estándares altos, usen un currículo que surta efecto. Se puede determinar lo que surte efecto si se evalúa si los estudiantes logran ciertos objetivos o no. y se puede corregir los problemas temprano, antes de que sea demasiado tarde. De eso se trata la ley de No Child Left Behind.

Y está surtiendo efecto. Está funcionando. ¿Saben? El primer año en que esta escuela fue evaluada conforme a No Child Left Behind, no cumplía con los objetivos. o sea, simplemente no era una escuela suficientemente buena. Entonces esta escuela decidió hacer algo al respecto. Vean, reconocieron que había un problema y usaron fondos federales para pagar laboratorios nuevos, colaboración entre maestros, estudios sobre lo que iba bien y lo que iba mal. Se prestó atención a los resultados, hubo pruebas frecuentes, se creó una Academia de los Sábados para los niños con puntajes bajos que necesitaban ayuda adicional. Y los resultados han sido impresionantes. Hace cuatro años, 46 por ciento de los alumnos de tercer grado en esta escuela leían al nivel de su grado. Eso está bien si usted es padre de alguien en ese 46 por ciento. Pero no está bien si usted es padre de alguien en el otro 54 por ciento. Y la directora y los maestros comprendieron que había un problema y dieron los pasos necesarios para cambiar esa situación. Hoy, 76 por ciento lee al nivel de su grado.

Eso es lo que hace No Child Left Behind. No puede enseñar, no puede ser el líder, pero puede ayudar a gente a la que le interesa profundamente las vidas de un niño. la vida de un niño a que tenga éxito; a reconocer los problemas, abordar el problema, corregir el problema y enseñar al niño a leer. Y es por eso. por eso estoy en Falkener. Ésta es una escuela que pasó de ser mediocre a excelente, porque usaron las herramientas de la ley de No Child Left Behind.

En quinto grado, 68 por ciento de los alumnos leía al nivel de su grado hace cuatro años: hoy, 88 por ciento de los alumnos lee al nivel de su grado. No les puedo agradecer lo suficiente por aprovechar una ley que realmente le hace honor a su nombre; ningún niño se está rezagando. Esto fue lo que dijo su directora, dijo: "Falkener se ha beneficiado enormemente de esta ley. Nuestros puntajes en las pruebas demuestran que hemos tenido éxito".

Conocí a Tom Ned. lo llaman "Ned", ¿no? Niedziela. Se enfocó en comprensión de lectura y vocabulario, y su clase fue la que más progreso logró en el cuarto grado. Una niña cuyo primer idioma es español. miren, si el primer idioma del niño es español, generalmente se considera que ese niño tiene "dificultades para aprender". Y a veces las etiquetas se vuelven realidad. Se tendía a etiquetar a los niños de barrios urbanos como que tenían "dificultades para aprender", y lo único que contaba era que si tenías 10 años, se suponía que estabas en este grado, y si tenías 11, se suponía que estabas en ese otro grado. A propósito, es inaceptable para este país, ese tipo de actitud es inaceptable.

Esta niña empezó el año leyendo a nivel de segundo grado. Gracias al señor Ned, ahora está leyendo a nivel de sexto grado. La conocí. No hay nada que contribuya más a la autoestima de un niño que. que enseñarle a leer, simplemente darle al niño las destrezas básicas para que pueda tener éxito en una sociedad promisoria.

Y esto fue lo que me dijo el señor Ned. Me dijo, "Les dije que si querían ser buenos en algo, tenían que practicar. Si quieren jugar fútbol, tienen que ir al entrenamiento de fútbol. Si quieren ser buenos en lectura, tienen que practicar lectura". Y siguió diciendo, "Nunca tuve una clase que trabajara tan arduamente". Le quiero agradecer al señor Ned, les quiero agradecer a los alumnos. No hay nada más reconfortante que saber que los objetivos se están cumpliendo.

Vemos los resultados de No Child Left Behind a lo largo y ancho del estado de Carolina del Norte. No sé si ya lo saben o no, pero su estado ha sido un estado innovador. Este estado no se dejó intimidar por la responsabilidad por los actos. Ustedes dijeron, miren, queremos evaluar porque queremos saber. Su estado fue el primero en la nación en establecer un sistema de responsabilidad y uno de los primeros en tener planes de evaluación aprobados bajo No Child Left Behind. Es decir, fueron líderes. Y felicito a los líderes estatales y a aquéllos vinculados con la educación por ser audaces por el bien de los niños de su estado.

Sus puntajes en las pruebas son alentadores. El porcentaje de alumnos de cuarto grado con destrezas matemáticas básicas aumentó 10 puntos entre 2000 y 2005. El porcentaje de alumnos de octavo grado con destrezas matemáticas básicas aumentó 6 puntos entre 2000 y 2005. Los alumnos afroamericanos de cuarto y octavo grado en Carolina del Norte obtuvieron los puntajes más altos en matemáticas en todo el país. ¿Cómo lo sabemos? Porque evaluamos.

Uno se siente bien de escuchar que niños afroamericanos están obteniendo algunos de los más altos puntajes en la nación. ¿Pueden imaginarse si el Presidente viene y dice, a propósito, sus alumnos tienen los puntajes más bajos en la nación? Sospecho que querrán hacer algo al respecto. Al menos esperaría que hicieran algo.

Hay buenos resultados de No Child Left Behind en toda la nación. Es decir, estamos evaluando. cada estado evalúa y hay normas para determinar cómo les va a los estados con respecto a los otros. En lectura, los niños de 9 años han logrado un progreso más grande en los últimos cinco años que en los 28 años anteriores. Eso está bien. En matemáticas, los niños de 9 y 13 años han sacado los puntajes más altos en la historia de la prueba.

En Estados Unidos tenemos una disparidad en los logros que es. que no me gusta y que no les debería gustar. Es la diferencia entre la capacidad de lectura de estudiantes afroamericanos, hispanos y blancos. La disparidad está desapareciendo, y eso es sumamente importante para los Estados Unidos de Norteamérica, ver que esta disparidad desaparezca. ¿Cómo lo sabemos? Porque estamos evaluando.

Una parte inherente de No Child Left Behind son algunas reformas interesantes. Primero, si descubrimos que un niño se está rezagando, hay fondos federales adicionales para ayudar a ese niño. Piensen en eso. Por primera vez, el gobierno federal ha dicho que no sólo queremos evaluar, sino que cuando encontramos a un niño que se está rezagando, hay dinero adicional que se puede usar tanto en el sector privado como en el sector público.

Vean, la evaluación incentiva la participación de los padres. Si se evalúa y un padre de familia se entera de que su hijo no está logrando los objetivos, la mayoría de los padres va a decir. va a hacer algo al respecto. Y el gobierno federal ha dicho, aquí hay un dinero adicional para ayudarlo, para clases personalizadas, para que vuelva al nivel de su grado.

Y si la escuela continúa fallando, es decir, si una escuela no progresa, creo que los padres deben poder retirarse de ese distrito escolar si lo desean e ir a otra escuela pública. Es decir, si se buscan resultados concretos, en algún momento debe haber una consecuencia para la escuela que no. que no está enseñando y no va a cambiar.

Esta escuela empezó con puntajes bajos, pero se fijó altos estándares y ha logrado el objetivo. Sospecho que no hay muchos padres que, incluso si pudieran, querrían retirarse, porque se están logrando. están cumpliendo con su labor. Hay escuelas en el país que no están cumpliendo con su labor. Y esto es inaceptable en nuestra sociedad. Y debería ser inaceptable para las juntas escolares, para los padres y maestros.

En Washington D.C. empezamos algo interesante. Dijimos que si la escuela fallaba, y continuaba. si el fracaso era persistente, que un niño debería poder ir no sólo a una escuela pública, sino a una escuela privada, y proporcionamos lo que llamamos becas de oportunidad. Trabajamos con el alcalde para mejorar,,, es una oportunidad interesante. por ejemplo, digamos que usted fracasa y que la escuela no cambia, entonces Washington D.C. creó una beca y dijo que esta beca podía ser usada en escuelas públicas o católicas, por ejemplo.

Actualmente se debate si debemos reautorizar o no la ley de No Child Left Behind. Creo que ustedes ya saben lo que pienso. No sólo creo que debemos reautorizarla, sino que debemos fortalecerla. Considero que sería un gran error que el Congreso de Estados Unidos no reautorice esta importante legislación. Y la razón por la cual digo eso es porque está surtiendo efecto. Es decir, hay más que sólo palabras aquí. Hemos logrado resultados concretos.

No estoy sugiriendo que la ley no debe ser mejorada, debe ser mejorada. Por ejemplo, debemos asegurarnos de que los puntajes se obtengan temprano, en especial en los grandes distritos para que la gente comprenda cuáles son los resultados. Muchas veces -no sé cuántos distritos grandes, Margaret- pero he escuchado quejas de distritos escolares donde los padres se han enterado de los puntajes de las pruebas después del inicio del año escolar, que es como. así no funciona. Así que la burocracia, francamente, debe hacer que sea un poco más fácil averiguar los resultados, y Margaret comprende eso.

Creo que debemos continuar lo que llamamos el Fondo de Incentivos para Maestros. Ésta es una reforma adicional. Permite que los estados y los distritos escolares recompensen a los maestros cuyos alumnos obtienen resultados. Si esta junta directiva decide que desea dar incentivos para los maestros conforme a los resultados, el gobierno federal les dará el dinero para ayudarlos a hacer eso. Me gusta la idea. Tal vez a ustedes no y está bien. ustedes fueron elegidos miembros de la junta escolar, yo no. Sin embargo, creo que debemos asegurarnos que las juntas escolares y los distritos escolares tengan opciones.

También creo que debe haber incentivos para los maestros que toman la decisión de enseñar en uno de los distritos escolares más necesitados, en escuelas difíciles, para motivarlos. Deseo trabajar con el Congreso en un programa que alienta a profesionales de las matemáticas y las ciencias para que vayan a las aulas. Y la razón es que, para que podamos ser competitivos en el futuro, nuestros alumnos deben tener conocimientos suficientes en matemáticas y ciencias, y debemos poner mayor énfasis en matemáticas y ciencias. Y no hay mejor manera para incentivar a un niño a que tome matemáticas y ciencias que llevando a un profesional a la clase. Los llamamos maestros adjuntos.

Una vez, Margaret y yo fuimos a una escuela en Maryland, donde había gente de la NASA, dos científicos de la NASA que podían hablar el lenguaje de las ciencias. Y su mensaje era que ser científico es fascinante. Y eran tipos muy interesantes. Y les estaban diciendo a los estudiantes de octavo grado que las ciencias son interesante para ustedes. A veces se requiere que alguien en el campo preste sus conocimientos prácticos para convencer a los niños de que continúen enfocándose en las matemáticas, las ciencias y la ingeniería.

Les hablé sobre cómo asegurarnos de que los padres de familia obtengan mejor información. Creo que debemos financiar un programa nacional de becas de oportunidad para asegurarnos de que los padres tengan opciones. específicamente que los padres de bajos recursos tengan opciones además de la opción de la escuela pública.

Me preocupan las escuelas secundarias, y creo que la nueva ley debe concentrarse mucho en la escuela secundaria. Cuatro de cada. uno de cada cuatro alumnos de noveno grado en Estados Unidos no se gradúa de la escuela secundaria a tiempo. Eso es un problema. Si vivimos en un mundo globalizado, altamente competitivo, nuestros jóvenes deben graduarse de la escuela secundaria y deben ir a la universidad comunitaria o a la universidad si vamos a ser competitivos. Por eso tenemos que fijar los mismos estándares que hemos fijado hasta ahora en las escuelas primarias e intermedias, en nuestras escuelas secundarias.

Necesitamos evaluar. Si está bien evaluar en tercer grado, debe estar bien evaluar en la escuela secundaria para determinar si el currículo funciona o no, si la metodología de la enseñanza surte efecto o no, si nuestros jóvenes están aprendiendo o no.

Nuevamente, les conté del programa de bachillerato internacional. Es una manera más de realzar la competitividad de nuestro país, que son los programas de Clases Avanzadas (advanced placement) porque es un incentivo a tomarlas en todas las escuelas de Estados Unidos. Pero hay un cuello de botella que es. el cuello de botella es el número de maestros que son capaces de enseñar una clase avanzada. Creo que capacitar a los maestros a enseñar clases avanzadas es una forma excelente de usar el dinero de los contribuyentes; nuestra meta inicial es capacitar a 70,000 maestros para que enseñen clases avanzadas y así tengan las destrezas necesarias para hacerlo. Y funciona.

Es increíble lo que sucede cuando se fijan altos estándares y se da a la gente herramientas necesarias para poner en práctica esos estándares. Y éstas son ideas y maneras de afianzar No Child Left Behind. Seguiremos escuchando las buenas ideas. Por supuesto, escucharemos a los congresistas de ambos partidos.

Este estado tuvo una buena idea. Estaban muy preocupados sobre cómo asegurarse de que el sistema de responsabilidad evaluara el progreso sin. de una manera precisa, y Margaret trabajó con líderes del estado, trabajó con el senador para proporcionar flexibilidad en el sistema de responsabilidad, sin socavar el concepto general de evaluación. Es decir, seremos racionales y razonables, pero lo que no vamos a hacer es permitir que las escuelas bajen los estándares. Y lo que no vamos a hacer es permitir que la gente se deshaga de los sistemas de responsabilidad porque creo que el sistema de responsabilidad es el primer paso para asegurarnos de que ningún niño se quede rezagado.

Comprendo lo que significa para las escuelas públicas el que un niño pueda leer o no, pueda escribir o no, pueda sumar y restar o no, y entiendo plenamente las consecuencias de un sistema que adivina. También entiendo las consecuencias de un sistema que evalúa; y un sistema que evalúa y corrige los problemas es un sistema que ayudará a cumplir la gran promesa de este país.

Quiero agradecerles por darme la oportunidad de venir y hablarles de algo que para mí es muy importante, que me apasiona. Espero que pasen pronto estas elecciones para empezar a trabajar en la reautorización de la Ley No Child Left Behind, por el bien de todos los niños de los Estados Unidos de Norteamérica. Que Dios los bendiga. (Aplausos.)

END 2:34 P.M. EDT


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.