Decreto del 2 de febrero de 1837 de Diego Portales

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Atendiendo la necesidad que hay de remover las causas, que favorecen la impunidad de los delitos políticos, los más perniciosos para las sociedades, y que consisten principalmente en los trámites lentos y viciosos a que tienen que ceñirse los tribunales ordinarios... he venido en acordar y decreto:

Artículo 1º. Los delitos de traición, sedición, tumulto, motín conspiración contra el orden público, contra la Constitución o el Gobierno que actualmente existiere, e infidencia o inteligencia verbal o por escrito con el enemigo, cualquiera sea la clase o fuero de sus autores o cómplices, serán castigados con arreglo a las disposiciones de la Ordenanza Militar, y juzgados por un Consejo de Guerra Permanente, que residirá en la Capital de cada Provincia. Sin embargo, los individuos del Ejército que incurrieren en dichos delitos, hallándose éste en campaña o en marcha, serán juzgados por los respectivos Consejos de Guerra que establece la Ordenanza Militar: pero la sentencia se ejecutará sin apelación, revisión, ni otro recurso.