Descripción Geográfico-Moral de la Diócesis de Goathemala/Pueblo de Escuínta

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pueblo de Escuínta
Tomo 1
En Lugar de esta hoja debe colocarse el mapa del Pueblo de Escuínta, que se delineó con sola la idea de darla de lo que son los Pueblos; y no se ha corido porque no se áje. Va rollada con el de la ciudad de Guathemala.

página 1

Pueblo de Escuínta

Razón de la situación de los Pueblos

Haviendo tenido por conveniente delinear la Ciudad de Goathemala como es en si, poniendo todas sus Plazas, calles, templos, y edificios con toda puntualidad; y no siendo pocible hacer esto mismo con los Pueblos, que hay en toda la Diócesis; he tenido por conveniente delinear uno para significar, según pueda, como son todos; y entre estos escogi el de Escuínta que no solamente no debe contarse entre los menos mal ordenadas, sino que ha de colocarse entre los mas bien dispuestos.

 El está en la figura que aparece. Hay una Yglesia bastantemente buena, y qual denota su figura, con una plaza capaz, y en ella una que aparecen cubiertas de texa; cerca de ellas, el cavildo, que es posada común para los pasageros lo restante del Pueblo es un derramamiento de xacales, sin orden, cubiertos de paja, metidos entre los arboles; unas de una figura; otros, de otra; y sin mas luz, que la que entra por las puertas, que cada una mira al rumbo que mexor le vino al que fabricó el xacal- Unos hay con encerramientos de palos; otros metidos contra los arboles, y matorrales, y todos colocados descuadernadamente; sin mas ventilacion que la puerta, porque aún para que salga el humo no hay chimenea, y se penetra por la paxa, que los cubre; con lo que el techo está ahumado, negro, requemado.

 No hay calle, que assi pueda decirse; y todo el suelo es calles; porque como todos lo xacales están separados entre sí, sin unión, antes bien con alguna distancia, por todas partes puede andarse libremente.

 Algunos Pueblos hay en mexor dispocisión, como lo están el de Comalapan, Tepamguathemala, Totonicapam, y pocos mas; pero por lo común todos están en mucho peor. Este Pueblo de Escuínta se halla sitiado en llanura, aunque no dexa de tener algunas varrancas; es el Aranjues de los caballeros de Guathemala, de los Regidores, y ministros de su Audiencia, aunque también de la plebe, a donde concurren por el tiempo como de quatro meses cada año, a sus vaños famosos, y diversiones; hay muchos Ladinos, que son mas preciados, que los Yndios en la dispocisión de los Pueblos, y comodidad de sus havitaciónes; está, como a distancia de dies leguas de la ciudad, cuios comprincipios contribuyen a que fuera su situación, y dispocisión acomodada, y famosa; pues si con tales, y tantos comprincipios es como aparece, y nada mas; que página 1B serán los otros Pueblos?

 Los otros Pueblos se hallan en dispocisión incomparablemente peor, aunque por términos distintos. Hay algunos, y son pocos, formados de Calles de arboles, cañas, ó palos, de modo; que cada jacal tiene su encerramiento, como se vé en los Pueblos de San Pedro de las huertas, de Santa Ynés, de San Phelipe, Jocotenango, y otros, de suerte; que se andan todas las calles del Pueblo sin descubrirse jacal alguno. Á esto contribuye el que los arboles, que forman las calles están puestos tan espesos, que se tocan unos troncos, con otros, si pueden decirse troncos, siendo por lo regular de poquissimo cuerpo, y como á dos varas de la tierra hacen vastagos de muchas hojas; pero hojas, que todo es espinas, que amargan mucho si se tocan; y por tanto es necesario para andar dichas calles, no arrimar á los arboles, que se llaman chichicastes. Y tambien contribuye, el que los jacales no estan imediatos, sino distantes de ellos en otros, y otros encerramientos, y escondijos. Por lo que no há podido delinearse Pueblo de esta especie, por no sugetarse á la vista edificio alguno, aunque hé procurado andarlos, por si podia formar alguna idea; yo no hé hallado otra, que la que me há parecido bien superflua de delinear arboledas sin edificio alguno, y que solamente parecieran vosques, y no pueblos.

 Otros hay, que ciertamente son vosques sin que aparezca forma de calle, y cada xacal tiene su mala senda para salir á buscar agua, y las demas cosas necesarias. De esto hay bastante en las Provincias de Guazacapan, San Antonio, y Patulúl; á que contribuye el ser su terreno caliente, y humedo, y los Yndios desidiosos, ó (como diré luego) advertidos, conviniendoles assi para sus ideas, y caprichos. Con este motivo hé prevenido algunas veces á los curas, y Alcaldes mayores, que no dejen criar vosques en los Pueblos; por que fuera de que son de mucho perjuicio á la policia, y á la Christiandad, lo son tambien á la salud, como se vé en que los que havitan andan enfermisos, y mueren muchos, de manera que bán acabando mui apriesa dichas Provincias, como se vera tratando de ellas.

 Esta especie es de mucha amargura para los Yndios, que desean por los funes, que ellos saven, vivir en los vosques, y escondidos entre matorrales, como lo demostraré con un caso, que me sucedio en Cusumaluapan, Pueblo del Patulúl.

 Este Pueblo era un vosque espesissimo, há como dies, ó mas años, de suerte, que no penetraba por él el viento, ni aun el sol, y aun las paredes de la Yglesia eran matorral, que se havia arraygado en ellas. El cura yá por que no se le cayera la Yglesia, yá por temor de perder la salud, con dictamen del Alcalde mayor del Partido, arrancó el matorral de las paredes de la Yglesia, y desembarazó el Pueblo, haciendo cortar, y arrancar tantos arboles inutiles, y de perjuicio. Pues al cabo de todo esse tiempo, y de haver quedado los bastantes para esconderse los Yndios quando estuve de visita, me dieron queja contra el cura, porque les havia hecho cortar los arboles, que havia en el Pueblo, página 2 vistiendola su capricho, y malicia con tales circunstancias, y amargura, que no la pintarian mejor, aunque huvieran padecido el mayor agrabio.

 Otros hay finalmente sitiados en cerros, y quebraduras de peñas de modo, que no puede andarse por ellos. Todos convienen ne no tener union, ni orden los xacales; cada qual pone el suyo en donde se le antoja; con esto son Pueblos de territorio mui dilatado, y hay algunos, que ocupan media legua de diametro; tres quartos; ó una hora, como sucede en Yayantique, Chiquimula, Zacapa, Coban, y otros.

 Esto es mui conforme á las ydeas de los Yndios; porque de esta manera no es facil congregarlos ni para oir misa, ni para asistir á la doctrina Christiana, ni para que haya escuelas, en suma para cosa alguna; sino , para que nunca haya ni Christiandad, ni sociedad, ni policia, sino vicios embriaguezes, y desordenes. Con estos escondijos viven separados de todos, fomentando el aborrecimiento que á todos tienen, á los Españoles, Ladinos, y mas que á estos, á ellos mismos unos con otros, y no sin fundamento; porque, si bien son molestados sobradamente de Ladinos, y Españoles, pero de ellos mismos barbaramente; y assi para librarse de inumerables vejaciones, y azotes no tienen otro arbitrio, que vivir escondidos, y solos.

 Estos son los Pueblos. Solo resta para su entera comprehencion decir; que sean los jacales, de los que viven á monte, ó separados de lo que se dice Pueblos, son pues una chosa angosta de quatro palos cubiertos de paja; en ella comen, viven, duermen, y havitan promiscuamente los perros, las gallinas, los guajolotes, los cerdos, y los Yndios; sin mesa, silla, ni cama; y assi todos duermen en tierra los Padres, las hijas, los hermanos, los guajolotes, perros, gallinas, y cerdos de modo, que se ve salir de estos infelices Turgurias, principalmente por las mañanas, el hombre, la Muger, el mozo, la moza, el Niño, la Niña (todos desnudos en las partes que se dice en la geografia) el guajolote, el cerdo, la gallina, y tambien si tienen algun terreno, ó vaca, y una quadrilla, y de perros porque cada Yndio tiene muchos. página 2B  En los xacales de encerramientos no hay esta confusion; porque comunmente tienen mas diviciones. Hay una estancia, que sirve de cocina; otra, que sirve para recoger las gallinas, y guajolotes; otra, para encerrar los cerdos; otra en las casas de los principales, que llegan á servir las cofradias, para tener los santos. Y otra parte para el maiz. La cozina sirve para moler, hacer tortillas, y sus guisos, y para dormir todos; porque todos duermen en la cozina (y tambien los perros) al derredor del fuego de suerte, que las cavezas de todos rodean la lumbre, que siempre se conserva en las noches, y se cuida de esto. Las otras dos estancias, yá se deja entender, que se abrobechan para recoger cerdos, guajolotes, y gallinas La que hay en la casa, ó jacal de los Principales sirve, para tener barias Imagenes, y esta es la mayor; y si bien no lo hé visto; esta es tambien, la que sirve á lso velorios de Imagines, que diré en adelante para passar la noche de los muchos dias, que dicen celebrar sus fiestas en deshonestidades, y embriaguezes. De la que sirve para poner el maiz no es necesaria otra explicasion.

 Para complemento de esta explicasion solo hay que aumentar; que si un Padre tiene tres hijos, ó hijas casadas, ó mas, ó menos, se multiplican á essa proporcion las cozinas en el mismo encerramiento; y todos viven juntos en el encerramiento de arboles y palos; porque mientras viven los Padres, todo lo que adquieren los hijos, aunque casados, y con hijos, no es para ellos, ni para sus hijos sino para el Padre, que es tronco de todos. Estas son cosas que solamente se saben entrando como hé entrado en los xacales; y de que apenas havria quien tenga noticia como la tengo, como testigo ocular de estas cosas, y otras, que omito, por ahorrar maior molestia.