Discurso: 10 de diciembre de 2005

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días. Esta semana los miembros de un comité de conferencia de la Cámara de Representantes y el Senado llegaron a un acuerdo sobre la re- autorización de la Ley Patriota. Desde su promulgación a raíz de los ataques del 11 de septiembre, 2001, la Ley Patriota se ha mostrado esencial en la lucha contra el terror y en evitar que nuestros enemigos vuelvan a atacar a Estados Unidos.

El acuerdo logrado esta semana renovaría todas las 16 disposiciones de la Ley Patriota que deberán vencer al final de este mes - y haría permanente a 14 de estas disposiciones. El acuerdo re-autoriza herramientas críticas de seguridad nacional, al mismo tiempo que refuerza las importantes protecciones de la Ley Patriota en cuando a libertades civiles. También incluye disposiciones para luchar contra el crimen y el terrorismo en los puertos marítimos de Estados Unidos. y penas más severas y mayores recursos para combatir la peligrosa expansión del abuso de metamfetaminas en todo el país. Aplaudo al comité de conferencia por su buena labor. Ahora el Congreso necesita terminar esa labor. Tanto el Senado como la Cámara de Representantes necesitan votar sin demora, y enviarme un proyecto de ley que renueve la Ley Patriota para que yo la pueda sancionar.

Durante los últimos cuatro años, la Ley Patriota ha sido un arma poderosa para perseguir a terroristas. El personal policial y judicial y de inteligencia de Estados Unidos le ha dado un uso sabio y eficaz a la Ley Patriota mientras protegían nuestras libertades civiles. Han usado la ley para enjuiciar a operativos terroristas y sus partidarios o para desmantelar células terroristas en Nueva York, Oregon, Virginia, California, Tejas y Ohio. La Ley Patriota ha logrado exactamente lo que tenía como objetivo - proteger la libertad estadounidense y salvar vidas estadounidenses.

Al renovar la Ley Patriota, aseguraremos que nuestros oficiales policiales y judiciales y de inteligencia tendrán las herramientas que necesitan para proteger a nuestros ciudadanos. La Ley Patriota derrumbó la pared legal y burocrática que no permitía a las autoridades policiales y judiciales y de inteligencia compartir información fundamental sobre amenazas terroristas. Ahora los oficiales judiciales y policiales y de inteligencia están trabajando juntos.

La Ley Patriota también permitió que los investigadores federales persiguieran a terroristas con las mismas herramientas que ya usaban contra otros criminales. Por ejemplo, antes de la Ley Patriota, era más fácil rastrear las llamadas telefónicas de un narcotraficante que las llamadas telefónicas de un terrorista. Antes de la Ley Patriota, era más fácil obtener los recibos de tarjetas de crédito de un estafador de impuestos que los de un agente financiero de al-Qaida. La Ley Patriota terminó con esta aplicación de una ley para unos y otra ley para otros. La teoría es clara y directa: si tenemos buenas herramientas para luchar contra el crimen callejero y el fraude, entonces las autoridades policiales y judiciales deberán tener por lo menos las mismas herramientas para luchar contra el terrorismo.

La Ley Patriota está ayudando a Estados Unidos a derrotar nuestros enemigos al mismo tiempo que salvaguardamos las libertades civiles para todos nuestros ciudadanos. El poder judicial tiene un papel de supervisión importante en la aplicación de la Ley Patriota. De acuerdo con la Ley, los oficiales policiales y judiciales necesitan el permiso de un juez federal para intervenir el teléfono de un terrorista extranjero o registrar su propiedad. El Congreso también supervisa nuestro uso de la Ley Patriota. El Procurador General Gonzales presenta informes regulares sobre la Ley Patriota a la Cámara de Representantes y al Senado.

Las valiosas protecciones de la Ley Patriota vencerán a fines de este mes si el Congreso no actúa - pero las amenazas terroristas no vencerán en esa fecha. En la guerra contra el terror, no podemos dejar de contar con esta ley fundamental ni un solo momento. Por lo tanto le pido al Congreso que apruebe sin demoras el acuerdo del comité de conferencia y que re- autorice la Ley Patriota.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.