Discurso: 10 de noviembre de 2001

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Ha sido una semana de progreso internacional en la guerra contra el terror.

El Miércoles, nuestros amigos y aliados alrededor del mundo se juntaron al Tesoro de Estados Unidos para congelar los bienes de dos redes financieras que apoyan al terrorismo: una conocida como Al-Barakaat y la otra, Al-Taqwa. Estamos tomando medidas agresivas para aislar a los terroristas de su financiamiento.

Durante la semana, he tenido reuniones en la Casa Blanca con líderes mundiales que apoyan nuestra causa. Al comienzo de la semana habla vía satélite con lideres de las nuevas democracias en Europa Central y Oriental; más temprano hoy hable ante lideres de todo el mundo en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

A cada líder he dado un mensaje consistente: Todas las naciones civilizadas están amenazadas por el terrorismo, y todas las naciones civilizadas tienen una responsabilidad de unirse para combatirlo.

Los Estados Unidos está agradecido por las palabras de simpatía que hemos recibido de naciones de todo el mundo desde el ll de Septiembre. Ahora se acabó el tiempo para las palabras – ahora ha llegado el momento para acción.

Algunas acciones ya son requeridas por la ley internacional. Bajo la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada a raíz del ataque del 11 de septiembre, todo país debe usar mano dura con el financiamiento del terrorismo. Toda nación que posea inteligencia útil sobre el terrorismo debe compartirla. Toda nación debe cerrar los campos de terroristas dentro de sus fronteras. Toda nación debe negarle armas a los terroristas.

Estos compromisos son obligatorios para todo país – y muchos países están cumpliendo con estas obligaciones. Sin embargo esperamos aun más de los países que deseen ser contados como miembros de la coalición mundial contra el terror.

Esperamos que las naciones se opongan a todos los terroristas, no solo a algunos. No hay causa política que pueda justificar el asesinato deliberado de civiles. No hay tal cosa como un terrorista bueno. Cualquier gobierno que trate de escoger selectivamente a sus amigos terroristas será considerado por nosotros como un patrocinador del terrorismo.

Esperamos que las naciones hablen la verdad sobre el terror. No deben fomentar mentiras maliciosas ni teorías desmedidas de conspiración en torno a los ataques del 11 de septiembre. Ningún gobierno debe promover la propaganda de los terroristas.

Esperamos que las naciones no utilicen mal la guerra contra el terror como una excusa para perseguir a minorías étnicas y religiosas en cualquier país. Cuando se cierran los caminos a la disensión pacifica, crece la tentación de hablar mediante la violencia.

Esperamos que las naciones fomenten el desarrollo mediante la expansión del comercio, la inversión en educación y el combate al SIDA y otras enfermedades infecciosas alrededor del mundo. En nuestra lucha contra grupos odiosos que explotan la pobreza y la desesperación, debemos ofrecer una alternativa de oportunidad y esperanza.

Estos son algunos de los pasos que describí hoy en las Naciones Unidas. Para todas las naciones, requerirán un esfuerzo. Para algunas naciones, requerirán valor. Sin embargo, el costo de la inacción es mucho más elevado. La única alternativa a la victoria es un futuro de terror. Por lo tanto, lucharemos por la victoria. Estamos determinados a defendernos y defender a nuestros hijos de la violencia desenfrenada.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.