Discurso: 10 de noviembre de 2007

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Este fin de semana, los estadounidenses conmemoramos dos fechas importantes en la historia de nuestra Nación. El sábado celebramos el cumpleaños número 232 del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos. Y el domingo celebramos el Día de los Veteranos – y damos gracias por todos aquellos que han portado el uniforme de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

El Cuerpo de Infantería de Marina nació en una taberna en Filadelfia en 1775. Desde entonces, los infantes de Marina se han convertido en una de las primeras fuerzas de combate del mundo. Su valentía y coraje en batalla les ha ganado el respeto tanto del enemigo como del amigo. Y hoy en día, una nueva generación de Infantes de Marina está escribiendo otro capítulo en esa valiente tradición. Infantes de Marina jóvenes están sirviendo en las primeras líneas de la guerra contra el terror – en Irak, Afganistán y en todo el mundo. Al celebrar la Infantería de Marina su cumpleaños, nos unimos a ellos para reconocer lo que su sacrificio y su servicio han significado para nuestra libertad.

Estados Unidos tiene una gran deuda de gratitud hacia todos aquellos que han servido en nuestras Fuerzas Armadas. En el Día de los Veteranos recordamos a aquellos que han servido en guerras pasadas… aquellos que sirven hoy en día… y aquellos que no sobrevivieron para ser veteranos.

El Día de los Veteranos también nos recuerda nuestra responsabilidad solemne de cuidar aquellos que han luchado las guerras de nuestra Nación. Bajo mi administración los gastos federales para nuestros veteranos han aumentado en más de los dos tercios. Hemos extendido el tratamiento médico a un millón de veteranos adicionales, incluyendo a centenas de miles que regresan de Afganistán e Irak. Y hemos ampliado las subvenciones para ayudar a veteranos sin techo en todo el país.

Estas son las acciones generosas de una Nación agradecida – y para seguir construyendo sobre ellas he propuesto a un buen hombre para que encabece nuestro Departamento de Asuntos de Veteranos: el doctor James Peake. El doctor Peake es médico del Ejército… un teniente general retirado… y un veterano de combate que fue herido dos veces en Vietnam y decorado por su valentía. Cuando el Senado lo confirme, el doctor Peake asumirá una tarea importante – la de continuar la labor de mi administración de implementar las recomendaciones de la Comisión bipartita Dole-Shalala de Guerreros Heridos. Estas recomendaciones son vitales para asegurar una mejor atención a nuestros veteranos – y el Congreso necesita confirmar al doctor Peake a fin de que él pueda dirigir este esfuerzo crucial.

Algunas de las recomendaciones de la Comisión requieren acción legislativa –tal como actualizar el sistema de incapacitaados para que atienda plenamente las necesidades de nuestros guerreros heridos. Por lo cual mi administración ha enviado al Congreso un proyecto de ley que promulgaría todos los pasos legislativos recomendados por la Comisión. Este es un buen proyecto de ley… nuestros guerreros heridos y sus familias están contando con él… y le pido a los Demócratas y Republicanos que se unan para aprobarlo lo más pronto posible.

El Congreso puede cumplir con su responsabilidad hacia nuestros veteranos aprobando un proyecto de ley limpio para asignación de fondos para Asuntos de Veteranos. Desafortunadamente, los líderes del Congreso dejaron pasar el año fiscal sin aprobar este proyecto de ley que bien saben lo necesitan nuestros veteranos. Por lo tanto le pedí al Congreso que aprobara este proyecto de ley a más tardar el Día de los Veteranos – sin embargo aún no me han enviado esta legislación vital. El tiempo para actuar se está acabando. Quedan apenas cuatro días en el calendario legislativo antes de que el Congreso abandone la ciudad para el receso del día de Acción de Gracias (Thanksgiving). La mejor forma para que los miembros del Congreso agradezcan a nuestros veteranos es enviándome un proyecto de ley limpio que yo pueda sancionar.

En este Día de los Veteranos le pido a cada estadounidense que tome tiempo para agradecer a uno de los 24 millones de veteranos de nuestra Nación. Vienen de diferentes generaciones y orígenes. Pero están unidos por un compromiso ante el honor, el deber y el amor por el país que ha mantenido libre a Estados Unidos. Siguen fortaleciendo e inspirando a nuestra Nación. Y nunca olvidaremos lo que les debemos. Gracias por escuchar

Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.