Discurso: 12 de agosto de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<< Discursos del Presidente George W. Bush


EL PRESIDENTE: Buenos Días. Esta semana Estados Unidos recibió un recordatorio duro de que terroristas aún están tramando ataques para asesinar a nuestra gente. Comenzando el miércoles en la noche, las autoridades en Gran Bretaña detuvieron a más de 20 personas que creemos estaban tramando detonar explosivos líquidas a bordo de vuelos del Reino Unido a los Estados Unidos.

De haber logrado su propósito estos terroristas, habrían causado muertes en una escala masiva. Su complot parece haber estado bien planeado y bien avanzado. Pensaban llevar a bordo los componentes de explosivos en su equipaje de mano - disfrazados como bebidas embotelladas y aparatos electrónicos.

Consideramos que las detenciones de esta semana han desmantelado la amenaza de manera significativa. Sin embargo no podemos confiar que la amenaza ha sido eliminada. Por lo tanto, como precaución, el gobierno federal tomó varias medidas este jueves para aumentar la seguridad en nuestros aeropuertos y a bordo de nuestros aviones.

Primero, el Departamento de Seguridad del Territorio Nacional ha elevado la alerta de seguridad de nuestra Nación a Código Rojo - el nivel más alto posible - para vuelos de Gran Bretaña a Estados Unidos, en coordinación con las autoridades británicas. Segundo, hemos elevado la alerta de seguridad para todos los vuelos domésticos e internacionales que aterricen en Estados Unidos a Código Naranja - el segundo nivel más alto. También hemos enviado inspectores aéreos federales adicionales a Gran Bretaña para ofrecer mayor protección a bordo de vuelos del Reino Unido a los Estados Unidos.

Este complot es evidencia adicional de que los terroristas que enfrentamos son sofisticados - y que constantemente cambian sus tácticas. El 11 de septiembre, 2001, usaron corta-cartones para secuestrar aviones y matar a miles de personas inocentes. Esta vez, planearon usar explosivos líquidos para hacer explotar aviones en el aire. Como respuesta, hemos ajustado nuestras precauciones de seguridad temporalmente prohibiendo que la mayoría de los líquidos sean llevados a bordo como equipaje de mano. Yo sé que muchos de ustedes estarán viajando durante esta temporada agitada de vacaciones de verano - y les pido su paciencia, cooperación y vigilancia en los días venideros. Las incomodidades que pasarán son para su protección - y nos darán tiempo de ajustar nuestros procedimientos de inspección para enfrentar la actual amenaza.

Agradezco la excelente labor de los oficiales de inteligencia y de las autoridades policiales en el Reino Unido y en nuestro país. Las detenciones de esta semana fueron la culminación de un gran esfuerzo, cooperación y el intercambio de información entre distintas agencias y distintos gobiernos. La clave para poner al descubierto este complot fue la buena inteligencia. Estamos lidiando con un nuevo enemigo que usa nuevos métodos para atacar y para comunicar. Los eventos de esta semana demuestran la importancia vital de asegurar que nuestro personal de inteligencia y nuestras autoridades policiales tengan todas las herramientas que necesiten para rastrear a los terroristas - y detener los ataques contra nuestro país.

En vista de las medidas que hemos tomado para proteger al pueblo estadounidense, nuestra Nación está más segura de lo que fue antes del 11 de septiembre. Sin embargo, nunca debemos cometer el error de pensar que el peligro del terrorismo ha pasado. La experiencia de esta semana nos recuerda un hecho muy duro: los terroristas sólo tienen que tener éxito una sola vez para lograr su objetivo de una masacre - mientras que nosotros tenemos que tener éxito cada vez a fin de detenerlos. Desafortunadamente, algunos han sugerido recientemente que la amenaza terrorista está siendo usada para ventaja política partidaria. Podemos tener desacuerdos legítimos sobre la mejor manera de combatir a los terroristas - pero no debe haber desacuerdo sobre los peligros que enfrentamos.

Estados Unidos está librando una guerra dura contra un enemigo claramente despiadado. Los terroristas se esfuerzan por destruir aviones llenos de hombres, mujeres y niños inocentes... matan a civiles y a miembros de las fuerzas armadas estadounidenses en Irak y Afganistán... y se esconden deliberadamente detrás de civiles en Líbano. Están buscando diseminar una ideología totalitaria. Están buscando hacerse cargo de países como Afganistán e Irak para poder establecer refugios seguros desde donde atacar a naciones libres. Estos asesinos necesitan saber que Estados Unidos, Gran Bretaña y nuestros aliados estamos comprometidos a defendernos y avanzar la causa de la libertad. Como su Comandante en Jefe, no descansaré hasta que todos los involucrados en este o cualquier otro complot terrorista sean llevados a justicia. Con paciencia, coraje y una determinación inquebrantable, defenderemos nuestra libertad - y ganaremos la guerra contra el terror.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.