Discurso: 12 de enero de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

Les estoy hablando desde el Medio Oriente, donde me he estado reuniendo con amigos y aliados. Estamos discutiendo cómo podemos trabajar juntos para enfrentar a los extremistas que amenazan nuestro futuro. Y les he instado a aprovechar la oportunidad histórica que tenemos delante de nosotros para avanzar la paz, la libertad y la seguridad en esta parte vital del mundo.

Mi primera escala fue en Israel y los territorios Palestinos. Tuve buenas reuniones con el Primer Ministro Israelí Olmert y el Presidente Palestino Abbas. Ambos hombres están comprometidos a la paz en la Tierra Santa. Ambos hombres han sido electos por sus pueblos. Y ambos comparten una visión de dos estados democráticos - Israel y Palestina - viviendo lado a lado en la paz y la seguridad.

Me sentí animado por mis reuniones con líderes israelíes y palestinos. Cada lado comprende que la clave para lograr sus propias metas es la de ayudar al otro lado a lograr sus metas. Para los israelíes su meta principal es garantizar la seguridad de su pueblo y la seguridad de su nación. Para los palestinos la meta es un estado propio, donde puedan gozar de la dignidad que viene con la soberanía y el auto-gobierno.

En lenguaje sencillo, el resultado debe ser el establecimiento de una patria libre y democrática para el pueblo palestino así como Israel es una patria libre y democrática para el pueblo judío. Para que esto ocurra, los israelíes deben tener fronteras seguras, reconocidas y defendibles. Y los palestinos deben tener un estado que sea viable, contiguo, soberano e independiente. Lograr esta visión exigirá duras decisiones y concesiones dolorosas de ambos lados.

Yo considero que un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos que defina un estado palestino es posible este año. El Primer Ministro Olmert me aclaró que él comprende que un estado democrático palestino está en los intereses de seguridad a largo plazo de Israel. El Presidente Abbas está comprometido a lograr este estado palestino a través de la negociación. Estados Unidos no puede imponer un acuerdo a los israelíes y los palestinos - eso es algo que tienen que resolver ellos mismos. Pero con trabajo duro y buena voluntad de ambos lados, pueden hacerlo ocurrir. Y ambos hombres están dedicándose a la seria labor de negociar a fin de asegurar que ocurra.

Estados Unidos haremos todo lo que podamos para fomentar estas negociaciones y promover la reconciliación entre israelíes y palestinos. Pero la comunidad internacional también tiene una responsabilidad de ayudar. En particular, las naciones árabes del Golfo tienen una responsabilidad tanto de apoyar al Presidente Abbas, al Primer Ministro Fayyad y a otros líderes palestinos mientras trabajan por la paz - como de trabajar hacia una reconciliación mayor entre Israel y el mundo árabe. Y en mis reuniones con líderes árabes en los próximos días, les instaré a que hagan su parte.

Un estado palestino democrático está en los intereses de los palestinos. Está en los intereses de seguridad a largo plazo de Israel. Y está en los intereses de un mundo en guerra contra terroristas y extremistas que tratan de imponer su visión brutal sobre el Medio Oriente. Al ayudar a los pueblos israelíes y palestinos a sentar las bases para una paz duradera, estaremos construyendo un futuro más prometedor para la Tierra Santa - y un mundo más seguro para el pueblo estadounidense.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.