Discurso: 14 de enero de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. En Octubre del año pasado me enorgullecí de nominar al Juez Sam Alito como Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Esta semana, el Juez Alito prestó declaraciones ante el Comité Judicial del Senado - y el pueblo estadounidense vio un hombre de carácter e inteligencia. Contestó a las preguntas de forma directa y con gracia y compostura, mostrando su humildad personal y su brillantez legal - calidades que lo han hecho uno de los jueces de mayores logros y más respetado de Estados Unidos.

En sus palabras de apertura al Comité, el Juez Alito describió de forma elocuente el papel apropiado de un juez. Lo puso así: "Un juez no puede tener una agenda, un juez no puede tener un desenlace preferido para cualquier caso particular. La única obligación del juez. es el imperio de la ley. En cada caso, el juez tiene que hacer lo que la ley exija".

El Juez Alito ha personificado este entendimiento del papel apropiado de un juez a lo largo de su distinguida carrera. Ha participado en miles de apelaciones, y ha sido autor de centenas de opiniones. Su historial muestra que él interpreta la Constitución y las leyes estricta y equitativamente, y no trata de legislar desde el tribunal ni de imponer sus preferencias personales al público. Como vieron esta semana los estadounidenses, el Juez Alito siempre enfoca la ley de manera ponderada, justa y abierta.

Durante su vida, Sam Alito ha demostrado un dominio de la ley. gran decencia. y una fuerte dedicación al servicio público. De joven portó el uniforme de su país en la Reserva del Ejército, alcanzando el rango de capitán. Al inicio de su carrera legal trabajó como fiscal federal. Como Asistente al Procurador General, Sam Alito expuso 12 casos ante la Corte Suprema. Más adelante sirvió en la Oficina del Asesor Jurídico en el Departamento de Justicia donde prestó asesoría constitucional al Presidente y el poder ejecutivo.

En 1987, el Presidente Reagan nombró a Sam Alito Fiscal de Estados Unidos para el Distrito de Nueva Jersey - el principal procurador federal en uno de los distritos federales más grandes del país. El Senado lo confirmó por consentimiento unánime. En este importante puesto, Sam Alito mostró una dedicación apasionada a la justicia y al imperio de la ley - y se ganó la reputación de ser tanto duro como justo. Agresivamente obró contra el crimen de oficina y ambiental. el narcotráfico. el crimen organizado. y la violación de los derechos civiles. En 1990, el Presidente Bush nominó a Sam Alito para la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Tercer Circuito, y el Senado nuevamente lo confirmó por consentimiento unánime. Ha servido con distinción en ese tribunal durante 15 años - y tiene más experiencia judicial previa que cualquier otro candidato a la Corte Suprema en más de 70 años.

La brillantez, la integridad y los logros de Sam Alito le han ganado el respeto y los elogios de sus colegas y de abogados en todo el espectro político. Esta semana, jueces colegas del Tercer Circuito públicamente declararon en apoyo de su confirmación - y elogiaron su integridad y su ecuanimidad. El Colegio de Abogados de Estados Unidos le dio al Juez Alito una clasificación unánime de "bien-calificado" - la clasificación más alta posible del Colegio de Abogados. El Colegio concluyó que el Juez Alito satisface "las normas más elevadas" de "integridad, competencia profesional y temperamento judicial". En el pasado, Senadores Demócratas destacados han llamado al sistema de clasificación del Colegio de Abogados el "patrón de oro" para los candidatos judiciales.

Durante las audiencias de esta semana y en el transcurso de su carrera, el Juez Alito ha mostrado que está altamente calificado para servir en la corte más elevada de nuestra Nación. Agradezco al Senador Arlen Specter por su magnífica labor como presidente de las audiencias. También agradezco a Martha, la esposa del Juez Alito y a los hijos Alito por su paciencia y dignidad durante el proceso de confirmación.

Ahora el senado tiene el deber de darle al Juez Alito un rápido voto si o no. Espero que el Senado vote para confirmar a Sam Alito como el Juez Número 110 de la Corte Suprema. Estados Unidos es afortunado de tener un hombre de su intelecto e integridad dispuesto a servir - y como Juez en la corte suprema de nuestra Nación. Sam Alito llenará de orgullo a todos los estadounidenses.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.