Discurso: 15 de abril de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


EL PRESIDENTE: Buenos Días. El lunes es el Día de los Impuestos - y eso significa que muchos de ustedes están ocupados terminando sus declaraciones de impuestos. La buena noticia es que este año los estadounidenses, debido a los cortes en los impuestos que aprobamos en 2001 y 2003, una vez más podrán quedarse con más de los dólares ganados con mucho esfuerzo.

Un debate importante se está llevando a cabo en Washington sobre si mantener estos cortes tributarios como están o aumentar sus impuestos. Por el bien de los trabajadores estadounidenses y de sus familias y de nuestros empresarios, yo considero que el Congreso necesita hacer permanente al alivio tributario.

Nuestra economía prospera cuando los estadounidenses como ustedes toman las decisiones sobre cómo gastar, ahorrar e invertir su dinero. De modo que el alivio tributario que aprobamos rebajó los impuestos para todo el mundo que paga impuestos sobre el ingreso. Cortamos los impuestos sobre las familias al reducir las tasas, y doblar el crédito por hijo(a) menor. También redujimos la penalidad por matrimonio - ya que nuestro código tributario debería alentar al matrimonio, no penalizarlo. Cortamos los impuestos sobre las pequeñas empresas - permitiéndoles ampliar y contratar a más trabajadores. Y colaboramos con el Congreso para terminar paulatinamente con el impuesto por defunción, ya que el gobierno no debería cobrar impuestos a agricultores o dueños de pequeños negocios dos veces - la primera vez cuando usted gana su dinero, y la segunda vez cuando trata de pasar el fruto del trabajo de una vida a sus seres queridos.

Hasta el presente, el alivio tributario que yo sancioné ha dejado a 880 mil millones de dólares con los trabajadores estadounidenses y con dueños de pequeños negocios y con familias - y ustedes han usado ese dinero para impulsar un resurgimiento económico. Nuestra economía ha añadido empleos durante 31 meses consecutivos, creando más de 5.1 millones de nuevos empleos para trabajadores estadounidenses. Y la tasa de desempleo actualmente está cerca del 4.7 por ciento - por debajo de la tasa promedia en cada una de las últimas cuatro décadas. El ingreso real por persona después de los impuestos ha crecido en más del 8 por ciento desde que yo asumí la presidencia y eso significa que, como promedio, los estadounidenses tienen ingresos que son 2,100 dólares más elevados este año de lo que fueron a comienzos del 2001, después de ajustar por inflación.

No todo el mundo está de acuerdo en que les dejemos quedarse con una mayor parte de su dinero. Algunos en Washington dijeron que cortando los impuestos estábamos "arruinando" a nuestra economía. El día en que la Cámara de Representantes y el Senado estaban terminando con los recortes tributarios del 2003, un líder demócrata dijo que estos recortes "no harían nada para crear empleos". Desde entonces los hechos han mostrado que ese crítico estaba equivocado - más de 5.1 millones de veces.

El alivio tributario ha hecho exactamente lo que estaba diseñado a hacer: ha creado empleos y crecimiento para el pueblo estadounidense. Sin embargo, hay personas en Washington que proponen ahora que aumentemos los impuestos, ya sea revocando los recortes tributarios o dejando que venzan. Estos son los mismos políticos que nos dijeron que dejarles quedarse con más de su dinero sería irresponsable e imprudente y vergonzoso. Se equivocaron entonces, y están equivocados ahora. Para que nuestra economía siga creando empleos y oportunidades, el Congreso necesita hacer permanente el alivio tributario.

Queda más por hacer para mantener la fuerza económica de Estados Unidos. Estamos trabajando para resolver el crecimiento en los precios de energía y en los costos de atención médica, los cuales presionan los presupuestos familiares y la situación financiera de nuestros pequeños negocios. Yo he propuesto reformas prácticas que harían más disponible y económica a la atención médica - y he propuesto una iniciativa energética que hará de nuestra dependencia sobre el petróleo del medio oriente algo del pasado. Le pido al Congreso que tome acción sobre estas importantes prioridades, a fin de que podamos mantener a Estados Unidos como el líder económico mundial y permitir a más familias y pequeños negocios a realizar el sueño Americano.

La economía de Estados Unidos está fuerte y está beneficiando a todos los estadounidenses. Si mantenemos bajos a los impuestos y adoptamos políticas sensatas que ayudarán a nuestros trabajadores a competir y a nuestros negocios a crecer y expandir, mantendremos a la economía moviendo hacia delante y extenderemos la prosperidad y la esperanza en nuestro país.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.