Discurso: 15 de febrero de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

La semana pasada el nivel nacional de amenaza del terrorismo fue declarado elevado. Esto es principalmente una señal para que las fuerzas del orden público federales, estatales y locales tomaran más precauciones y aumentaran las medidas de seguridad contra potenciales ataques de terroristas. Elevar el nivel de amenaza también advierte al público general a que esté más alerto a su medio ambiente y que se prepare para posibles emergencias en caso de un ataque. Los ciudadanos estadounidenses deben seguir con sus vidas, y para los que deseen orientación específica sobre cómo ser más vigilantes, les recomiendo que visiten la página en el Internet del Departamento de Seguridad del Territorio Nacional, en dhs.gov.

Estas recientes amenazas son un recordatorio escueto de que nuestro país permanece involucrado en una guerra contra el terror. Nuestros enemigos siguen empeñados en atacar a Estados Unidos, y no existe la seguridad perfecta contra una red oculta de asesinos. Sin embargo, les aseguro que nuestro gobierno está respondiendo a esta amenaza a todo nivel - trabajando para rastrear toda pista, y vigilando las 24 horas al día contra el terrorismo.

Esta semana pasada, el Secretario de Seguridad del Territorio Nacional, Tom Ridge, emitió planes estratégicos para proteger nuestra infraestructura clave. Estos planes servirán de guía para oficiales locales en asegurar las represas, plantas de energía, redes eléctricas, redes de informática, y sistemas de comunicación.

Nuestro esfuerzo por salvaguardar el territorio nacional incluye seguridad más estricta en las fronteras y puertos de entrada. Hemos afectado más de 50,000 revisores federales nuevamente capacitados a aeropuertos. Hemos comenzado a inocular contra la viruela a las tropas y a los primeros respondientes. Estamos utilizando la primera red nacional de sensores de alerta temprana para detectar ataques biológicos.

Y estamos buscando una mejor coordinación de los esfuerzos del orden público. Esta semana en la sede del FBI hablé con algunos de los excelentes hombres y mujeres que encabezan nuestros esfuerzos antiterroristas en el orden público y la inteligencia. El FBI, la CIA, el Departamento de Seguridad del Territorio Nacional y el Departamento de Defensa, están trabajando juntos como nunca antes para recolectar y analizar información sobre amenazas, de modo que podamos actuar antes de que nuestros enemigos puedan atacar. Estamos reuniendo la mejor información posible, y utilizándola para asegurarnos que las personas adecuadas están en el lugar apropiado para proteger a nuestros ciudadanos.

En todo el país, Grupos de Trabajo Conjuntos sobre el Terrorismo están reuniendo a oficiales federales, estatales y locales en la lucha contra el terrorismo. El FBI está ampliando su sistema de identificación de terroristas, de modo que 18,000 agencias estatales y locales de orden público puedan identificar casi inmediatamente a terroristas conocidos o sospechosos. La policía local podrá tener acceso a información federal sobre terroristas desde sus autos patrulla, para determinar si individuos que hayan detenido tienen lazos terroristas.

También he pedido al Congreso que satisfaga una necesidad crítica en nuestra defensa contra el bioterror, comprometiendo casi seis mil millones de dólares para rápidamente poner a disposición vacunas y tratamientos efectivos contra agentes como ántrax, toxina de botulina, Ebola y plaga.

Nuestra nación se prepara para una variedad de amenazas que esperamos nunca llegarán. Y no estamos esperando que se junten esas amenazas. Estamos persiguiendo y capturando a terroristas donde quiera que conspiren y se oculten. Hasta la fecha, más de 3,000 sospechosos de terrorismo han sido detenidos en todo el mundo. Muchos otros han tenido un destino diferente, y ya no son una amenaza a Estados Unidos, a nuestros amigos y a nuestros aliados.

Nuestro país se prepara para una variedad de amenazas que esperamos nunca llegarán. Muchos de estos peligros son poco familiares e inquietantes. Sin embargo, la mejor forma de luchar contra ellos es anticipándolos, y actuando contra ellos con enfoque y determinación. Esta vigilancia es una responsabilidad fundamental de su gobierno, y estamos cumpliendo con esa responsabilidad en todas las maneras en que podemos. En la lucha contra el terror, el pueblo estadounidense está resuelto. Vamos a perseverar. Y vamos a prevalecer.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.