Discurso: 15 de noviembre de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días

Esta semana, viajé a Florida a conversar con personas mayores sobre un objetivo importante para mi gobierno y esta nación. Después de años de debate y estancamiento, el Congreso está terminando de trabajar en una de las mejoras más significativas en casi 40 años del seguro de salud para ancianos.

Algunos detalles importantes sobre la propuesta de ley de Medicare aún deben resolverse. Pero los líderes de tanto de la Cámara de Representantes como el Senado ya han acordado cuatro mejoras bien definidas para el Medicare:

Primero: A los seis meses de una ley de reforma de Medicare, todos los ancianos reunirían los requisitos para una tarjeta aprobada por Medicare para medicamentos con descuento. Esta tarjeta resultaría en un ahorro inmediato de 10 a 25 por ciento en el costo de medicamentos para los ancianos. Para aquellos con costos típicos de medicamentos de 1,285 dólares al año, la tarjeta resultaría en un ahorro anual de hasta 300 dólares. Y para los ancianos de bajos ingresos, la tarjeta de descuento incluiría un crédito anual de 600 dólares en el costo de medicamentos.

Segundo: A partir del 2006, dispondríamos de la cobertura por Medicare de los medicamentos recetados para todos los ancianos que la deseen por una prima mensual de aproximadamente 35 dólares. En el caso de la mayoría de las personas mayores que actualmente carecen de cobertura, el nuevo seguro recortaría sus cuentas anuales de medicamentos en aproximadamente la mitad.

Tercero: Los ancianos con mayores necesidades recibirán más ayuda. Los ancianos de bajos ingresos pagarían una prima reducida- o no pagarían una prima en absoluto - por la nueva cobertura de medicamentos. Y los ancianos de bajos ingresos también tendrían pagos compartidos más bajos para sus fármacos.

Cuarto: Nuestros ancianos gozarían de más opciones en su seguro de salud, entre ellas, el mismo tipo de opciones de las que gozan los miembros del Congreso y otros empleados federales. Si las personas mayores tienen más opciones, los planes de salud competirán por tratar con ellos al ofrecer mejor cobertura a precios económicos.

Las opciones que respaldamos incluyen la de permanecer en el programa tradicional de Medicare. Algunos ancianos no desean cambiar de plan - y si usted es uno de los que quieren quedarse con el sistema actual de Medicare, tendrá dicha opción. Y con esa opción, también podrá tener cobertura aprobada por Medicare de los medicamentos recetados.

Algunos ancianos pueden optar por un plan privado aprobado por Medicare que incluya una prestación de medicamentos además de las otras opciones. Dichas opciones podrían incluir la cobertura de hospitalizaciones prolongadas y la protección contra los gastos médicos propios altos. Quizá otros prefieran planes de atención administrada. Según la estrategia que respaldo, los ancianos también tendrían estas opciones.

Los ancianos de los Estados Unidos están pidiendo dichas mejoras. Entre las personas mayores que conocí en Florida estaba Marge MacDonald. Marge y su esposo Mac no tienen seguro para medicamentos recetados y se sienten frustrados. Esto es lo que dice Marge: "Estoy cansada de la palabrería. Tarde o temprano, alguien debe hacer algo".

Marge está en lo correcto. Se acabaron los retrasos y el estancamiento. Es hora de tomar acción.

Les pido a los ancianos y a todos los estadounidenses que manifiesten sus opiniones y llamen y les escriban a sus representantes y senadores, y los insten a que lleguen a un proyecto de ley definitivo. El Congreso tiene una oportunidad histórica de proporcionar a nuestros ancianos la cobertura de medicamentos recetados. opciones en la atención de la salud. y una jubilación más saludable y segura. Debemos hacer dichas mejoras este año, durante esta sesión del Congreso. Y con su ayuda, cumpliremos con la tarea.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.