Discurso: 16 de agosto de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana viajé a los estados de Arizona y California para visitar algunos de los bosques y parques de Estados Unidos, y hablar sobre mi compromiso hacia la buena custodia y administración de estos tesoros nacionales.

El lunes visité el Bosque Nacional de Coronado en Arizona, donde incendios recientemente consumieron a miles de acres de bosque y destruyeron cientos de hogares. En las cercanías, también vi bosques que en gran medida están intactos gracias a una sabia política de administración forestal. Bomberos profesionales y guardias forestales y de los parques están de acuerdo en que si entresacamos los bosques de crecimiento excesivo, reduciremos el riesgo de incendios catastróficos y reestableceremos la salud de los ecosistemas forestales.

Ese es el propósito de mi Iniciativa de Bosques Saludables. Estamos cortando el papeleo burocrático para terminar proyectos urgentemente necesarios para entresacar los bosques. Estamos acelerando evaluaciones ambientales y consultas requeridas por legislación vigente. Y estamos acelerando el proceso de apelación administrativa, a fin de resolver controversias de manera más rápida. Para fines de este año fiscal en Setiembre, habremos tratado a más de 2.6 millones de acres de crecimiento excesivo . más del doble de la superficie tratada en el año 2000.

Sin embargo, bajo la ley actual, los litigios muchas veces atrasan proyectos, mientras que cerca de 190 millones de acres de bosque permanecen en alto riesgo de incendios peligrosos, y las comunidades cercanas siguen siendo vulnerables. Por lo tanto le pido al Congreso que reforme el proceso de evaluación de proyectos forestales. La Ley de Restauración de Bosques Saludables haría de la salud de los bosques una alta prioridad cuando los tribunales se vean obligadas a resolver controversias. Y pondría límites de tiempo razonables en el proceso de litigio después de que el público haya tenido la oportunidad de comentar y se haya tomado una decisión. El Congreso debe completar su labor sobre este proyecto de ley por el bien de la salud de los bosques de Estados Unidos, y por la seguridad y la vitalidad económica de nuestras comunidades. La Cámara de Representantes ya aprobó la legislación. Ahora el Senado debe actuar.

Al mismo tiempo que protegemos los bosques de Estados Unidos, también debemos preservar la belleza de las cerca de 80 millones de acres de parques nacionales. El viernes, visité la Zona Nacional de Recreo de las Montañas de Santa Mónica. Es una de 388 áreas de parques nacionales, que incluyen sitios históricos, campos de batalla, zonas de recreo, monumentos y zonas litorales. Cada una es un punto de orgullo para la Nación, y para las comunidades locales. Sin embargo, no todos estos sitios han recibido los recursos ni la atención que requieren. Algunas de nuestras áreas de parques no están en buenas condiciones, y durante muchos años el gobierno ni siquiera tenía información básica sobre los lugares que más necesitaban reparación o restauración.

Para enfrentar este desafío, prometí cuando fui candidato a la presidencia dedicar 4.9 mil millones de dólares en un período de cinco años para reparaciones necesarias y mantenimiento vial en nuestras áreas de parques nacionales. Con el apoyo del Congreso, estamos cumpliendo con esa promesa. En los primeros dos años de mi Administración, el Congreso proporcionó cerca de 1.8 mil millones de dólares para mantenimiento de parques y carreteras. Y mi solicitud para los próximos tres presupuestos elevará el total de los fondos para mantenimiento de nuestros parques a más de 5 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Con este nuevo financiamiento, habremos emprendido aproximadamente 900 proyectos de mantenimiento de parques. Este año el Servicio de Parques está trabajando en 500 proyectos adicionales de reparación y rehabilitación, y cerca de 400 más están previstos para el año entrante. A medida que atendemos a reparaciones necesarias, nuestro gobierno también está estableciendo un nuevo sistema de inventario y evaluación para asegurar que los parques de Estados Unidos se mantengan en buen estado. Hemos fijado un nuevo rumbo para nuestros parques nacionales, con mejor administración y una inversión renovada en su cuidado y protección.

Me dará mucho gusto viajar la semana próxima a los estados de Oregon y Washington y estaré llevando el mismo mensaje: nuestro sistema de parques y bosques nacionales es un fideicomiso otorgado a cada generación de estadounidenses. Practicando buena gestión y siendo administradores leales de la tierra, nuestra generación puede mostrar que merecemos esa confianza.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.