Discurso: 16 de febrero de 2008

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días.

Esta noche, al toque de la medianoche, vencerá una ley vital sobre la inteligencia, la cual nos está ayudando a proteger a nuestra Nación. El Congreso tenía el poder para evitar que esto sucediera, pero eligió no hacerlo. El Senado aprobó un buen proyecto de ley que hubiera dado a nuestros profesionales de inteligencia las herramientas que necesitan para mantenernos a salvo. Pero líderes en la Cámara de Representantes bloquearon un voto de la Cámara sobre el proyecto de ley del Senado. y luego se fueron por un receso de 10 días. Algunos líderes del Congreso alegan que esto no afectará nuestra seguridad. Están equivocados.

En vista de la falta de acción del Congreso, será más difícil para que nuestro gobierno los proteja a ustedes contra un ataque terrorista. A la medianoche, el Procurador General y el Director de Inteligencia Nacional perderán su poder para autorizar nueva vigilancia contra amenazas terroristas en el extranjero. Esto significa que a medida que los terroristas cambien sus tácticas para evitar nuestra vigilancia, nosotros quizás no tengamos las herramientas necesarias para seguir rastreándolos - y podremos perder una pista vital que podría evitar un ataque contra Estados Unidos.

Además el Congreso ha puesto en riesgo las actividades de inteligencia aún cuando los terroristas no cambien de táctica. Al no tomar acción, el Congreso ha creado un interrogante sobre si las compañías del sector privado que ayudan en nuestros esfuerzos para defenderlos a ustedes contra los terroristas pueden ser demandas por hacer lo correcto. Ahora, estas compañías serán cada vez más reacias a ofrecer esta cooperación vital debido a su incertidumbre en cuanto a la ley y por temor a ser objeto de demandas por parte de abogados de acción colectiva.

Durante seis meses insté al Congreso que tomara acción para asegurar que esta situación peligrosa no surgiera. Hasta firmé una extensión de dos semanas de la ley en vigor ya que miembros del Congreso dijeron que usarían ese tiempo para resolver sus diferencias.

El Senado hizo uso productivo de este tiempo y aprobó un buen proyecto de ley con una super-mayoría bipartita de 68 votos. Los Republicanos y los Demócratas se juntaron sobre una legislación para asegurar que pudiéramos efectivamente monitorear a aquellos que buscaban perjudicar a nuestro pueblo. Y votaron por proporcionar protección equitativa y justa contra responsabilidad a compañías que ayudaron en los esfuerzos por proteger a Estados Unidos después de los ataques del 11 de Septiembre.

El Senado envió este proyecto de ley a la Cámara de Representantes para su aprobación. Era claro que si se llevaba a voto, el proyecto de ley hubiera sido aprobado por la Cámara con una mayoría bipartita. Yo hice todo lo posible para trabajar con la Cámara para asegurar aprobación de esta ley. Hasta ofrecí demorar mi viaje al África si podíamos ponernos de acuerdo para sancionar un buen proyecto de ley. Pero los líderes de la Cámara se negaron a dejar que el proyecto de ley fuera llevado a voto. En su lugar, la Cámara realizó votos partidarios que no hacen nada por mantener más seguro a nuestro país. Los líderes de la Cámara eligieron la política por encima de proteger al país y como resultado nuestro país corre un mayor riesgo.

Los líderes de la Cámara no tienen excusa por este fracaso. Sabían muy bien que este plazo se acercaba pues ellos mismos lo fijaron. Mi Administración hará todo lo posible dentro de nuestro poder para minimizar el daño causado por el comportamiento irresponsable de la Cámara. Sin embargo todavía urge que el Congreso tome acción. El Senado ha mostrado el camino al aprobar un buen proyecto de ley bipartito. La Cámara debe aprobar el proyecto de ley en seguida que regrese a Washington de su último receso.

En este momento, en algún lugar del mundo, hay terroristas planeando un nuevo ataque contra Estados Unidos Y el Congreso no tiene responsabilidad más importante que la de asegurar que nosotros tengamos las herramientas para detenerlos.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.