Discurso: 17 de abril de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Durante el último año, la Comisión del 11 de septiembre se ha reunido para examinar los hechos relativos al ataque terrorista contra nuestra Nación. Estoy esperando con interés el informe de la Comisión, y confío que tendrá importantes recomendaciones sobre cómo evitar ataques futuros.

Una lección que nuestra Nación ya aprendió es que personal de cumplimiento de la ley y de inteligencia deben poder compartir más información de modo que podamos mejor perseguir a terroristas dentro de Estados Unidos. En las semanas después del 11 de septiembre, el Congreso efectuó reformas fundamentales al aprobar la Ley Patriota USA. Esa legislación vital recibió un apoyo bipartito abrumador en la Cámara de Representantes, y en el Senado fue aprobada por un voto de 98 contra uno.

La Ley Patriota derrumbó la pared artificial entre el FBI y la CIA y enalteció la capacidad de estas agencias de compartir la información necesaria para buscar terroristas. La Ley Patriota también marcó un cambio importante en las prioridades de las autoridades judiciales y policiales. Ya no sólo estamos poniendo énfasis en la investigación de crímenes anteriores, sino también en el evitar ataques futuros. Gracias a la aprobación de la Ley Patriota, agentes del FBI pueden mejor llevar a cabo vigilancias electrónicas e interceptar líneas telefónicas de personas sospechadas de ser terroristas. Y ahora pueden aplicar otras herramientas esenciales - muchas de las cuales han sido utilizadas por mucho tiempo para investigar a criminales en oficinas y a narcotraficantes - para evitar ataques terroristas en nuestro territorio nacional.

El primer deber de nuestro gobierno es el de proteger al pueblo de Estados Unidos. La Ley Patriota cumple con ese deber de una manera plenamente consistente con las protecciones constitucionales. Al hacer más seguro a Estados Unidos, nos ha ayudado a defender nuestra libertad. Desde que sancioné la Ley Patriota investigadores federales han desmantelado celdas de terroristas en por lo menos seis ciudades de Estados Unidos. Y desde el 11 de septiembre, el Departamento de Justicia ha acusado a más de 300 personas en investigaciones relacionadas al terrorismo. Hasta la fecha, más de la mitad de estas personas han sido condenadas o se han declarado culpables.

Elementos claves de la Ley Patriota vencerán el año próximo. Algunos políticos en Washington actúan como si la amenaza contra Estados Unidos también vencerá al mismo tiempo. Sin embargo hemos visto lo que los terroristas tienen en mente para nosotros, en ataques mortales desde Bali a Mombasa a Madrid. Y no olvidaremos las lecciones del 11 de septiembre. Abandonar la Ley Patriota sería quitarles a los oficiales judiciales y policiales y de inteligencia herramientas necesarias en la guerra contra el terror, y demostraría una ceguedad obstinada ante una amenaza continua.

La próxima semana viajaré a Hershey, Pennsylvania y Buffalo, Nueva York para reunirme con oficiales judiciales y policiales que ven la importancia de la Ley Patriota en su trabajo cotidiano. Ellos saben que no debemos descuidarnos. La guerra contra el terror se ganará con la ofensiva, de modo que el Congreso necesita renovar la Ley Patriota.

Cada hora del día, Estados Unidos depende del trabajo de personal vigilante judicial y policial y de inteligencia. Estos hombres y mujeres tienen trabajos difíciles y peligrosos - y los están llevando a cabo estupendamente. En su misión de seguridad se unen a ellos miembros de las Fuerzas Armadas, que están llevando la lucha a nuestros enemigos en el extranjero. El pueblo de Estados Unidos agradece a todos los que nos defienden - y seguiremos dándoles todas las herramientas y los recursos que necesitan para mantener seguro a Estados Unidos.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.