Discurso: 18 de agosto de 2001

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Este mes, al viajar por el país, estoy hablando sobre los valores que hacen que las comunidades sean fuertes y que nuestra Nación sea única. Uno de esos valores esencialmente Americanos es la compasión...

Hace poco más de una semana, visité un sitio de construcción de Hábitat para la Humanidad, donde voluntarios estaban ayudando a una familia a encontrar la dignidad de ser dueños de casa. Toda comunidad ofrece sus propios ejemplos de servicio... albergues para mujeres y niños abusados, centros para crisis del embarazo, tratamiento para adicción a las drogas, atención para los sin techo, esperanza para quienes están en la cárcel y sus familias.

Los grupos detrás de estos esfuerzos caritativos tienen ventajas que los programas sociales del gobierno frecuentemente no pueden igualar: el idealismo de voluntarios; un conocimiento íntimo de las comunidades a las que sirven; y valores más fuertes que los problemas que enfrentan. Un gobierno compasivo debe buscar los medios para apoyar sus buenas obras.

Infelizmente, el gobierno suele tratar a los grupos caritativos y comunitarios como rivales en vez de asociados. Y esta semana llegó nueva evidencia de esto.

Poco después de asumir la Presidencia, dí instrucciones a mi Oficina de Iniciativas Comunitarias y Basadas en la Fe, para que examinara las reglas y los reglamentos federales para discriminación contra grupos comunitarios y religiosos.

Cinco agencias del Gabinete han divulgado los resultados de este estudio. Su informe, llamado “Campo de Juego Desnivelado”, documenta un prejuicio gubernamental contra organizaciones basadas en la fe y comunitarias - un prejuicio que existe aún después de tomar en cuenta inquietudes constitucionales acerca de la iglesia y el estado.

Administradores gubernamentales prohíben a grupos religiosos hasta de solicitar financiamiento simplemente porque son religiosos. Estipulan límites artificiales sobre cuales programas y cuanto financiamiento los grupos basados en la fe pueden solicitar. En algunos casos restringen los derechos civiles de los que gozan religiosos y comunitarios bajo la ley federal. Esto es incorrecto.

El próximo miércoles se conmenmorará el quinto aniversario de la legislación bipartita “opción caritativa”. Esta ley estipula que las organizaciones religiosas no deberán poder competir por ciertos contratos para proveer servicios sociales. Pero aún esta ley limitada de opción caritativa ha sido casi totalmente ignorada por muchos administradores federales. Ellos han hecho poco para ayudar, o requieren que los gobiernos estatales y locales involucren a grupos religiosos como proveedores según lo requiere la ley.

He nombrado a defensores en cinco agencias del Gabinete para que pongan fin a este prejuicio - y sin demoras. Mi Oficina de Iniciativas Comunitarias y Basadas en la Fe está trabajando muy de cerca con grupos para ayudarlos a conocer sus derechos civiles y saber cómo solicitar fondos de forma eficaz - para que sus buenas obras puedan extenderse.

También debemos ampliar la opción caritativa hacia más áreas de servicio social, desmantelando barreras de discriminación contra la participación de grupos religiosos y comunitarios. De este modo, los acogiremos para que enfrentan más plenamente la pobreza y la desesperación que aún existen en los Estados Unidos.

La Cámara de Representantes tomó un paso clave para nivelar el campo de juego, al aprobar mi Iniciativa Comunitaria y Basada en la Fe - la cual amplía la opción caritativa y promueve la donaciónes caritativas. Aplaudo a la Cámara por su voto bipartito - y ahora le pido al Senado que apruebe esa legislación bajo el liderazgo de los Senadores Joe Lieberman y Rick Santorum. Las necesidades son reales. El momento de actuar será inmediatamente que regrese a trabajar el Congreso después del Día del Trabajo.

Si usted está de acuerdo, hágaselo saber a su Senador si lo ve a él o a ella durante el receso Congresional.

Los grupos comunitarios y religiosos no pueden remplazar la labor del gobierno. Pero con ayuda del gobierno pueden servir a muchas más personas, y mi Administración está comprometida a proporcionar esa ayuda.

La compasión es uno de los valores que crean comunidades con carácter - porque toda comunidad con carácter tiene que ser una comunidad de servicio.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.