Discurso: 18 de noviembre de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos Días. Esta semana estoy visitando Singapur, Indonesia y Vietnam - donde asistiré a la cumbre anual del foro para la Cooperación Económica Asia - Pacífico. En este viaje traigo un mensaje para las personas de la región: Estados Unidos seguirá comprometido en Asia - ya que nuestros intereses dependen de la expansión de la libertad y de las oportunidades en esta parte vital del mundo.

Asia es importante para Estados Unidos ya que la prosperidad en nuestro país depende del comercio con las economías crecientes de Asia. Hoy en día, el comercio de Estados Unidos que atraviesa el Pacífico es más grande que nuestro comercio que atraviesa el Atlántico - y necesitamos seguir abriendo mercados en esta parte del mundo para los bienes y servicios estadounidenses. Mi posición es clara: mientras las condiciones sean iguales para todos, los agricultores, los pequeños negocios y los trabajadores estadounidenses pueden competir con cualquiera. Por lo tanto, Estados Unidos seguirá buscando el comercio libre y equitativo en todo nivel - con países individuales, a través de regiones enteras, y mediante la Organización Mundial del Comercio. Al abrir nuevos mercados para bienes y servicios estadounidenses, ayudamos a crear nuevos clientes para nuestros productos en el extranjero - así como empleos y oportunidades para nuestros trabajadores y pequeños negocios aquí en casa.

Asia también es importante para Estados Unidos ya que nuestras naciones enfrentan desafíos comunes que trascienden las fronteras, como la energía y las enfermedades. Nuestras economías crecientes dependen demasiado del petróleo y tenemos un interés común en perseguir alternativas energéticas económicas y confiables. Por lo tanto estamos trabajando con nuestros socios en esta región para desarrollar nuevas tecnologías energéticas que nos harán depender menos del petróleo - incluyendo carbón limpio y etanol, biodiesel, y células de combustible de hidrógeno. También estamos trabajando con nuestros socios en la región para enfrentar la amenaza de enfermedades como la gripe aviar - la cual potencialmente podría cobrar muchas vidas y causar un daño terrible sobre nuestras sociedades si no se detecta y detiene rápidamente. Por lo tanto estamos compartiendo información y estamos poniendo en práctica planes juiciosos de preparación para asegurar que podamos contener la difusión de la gripe aviar - y estar listos en caso de que ocurra una pandemia. Al juntarnos para enfrentar estos y otros retos, estamos ayudando a crear sociedades más prometedoras en Asia - y socios más fuertes para Estados Unidos.

Por último, Asia es importante para Estados Unidos porque enfrentamos amenazas comunes a nuestra seguridad. La gente de esta región comprende la amenaza terrorista - ya que ha sido objeto de violencia terrorista. Desde el 11 de Septiembre, terroristas han atacado un centro nocturno en Báli, un hotel en Yakarta, un trasbordador lleno de pasajeros en la Bahía de Manila, una escuela llena de niños en Rusia, la embajada de Australia en Indonesia y muchos otros objetivos. Los asesinos que cometieron estos actos de terror son partidarios de una ideología clara y enfocada que odia la libertad, rechaza la tolerancia - y su meta declarada es un imperio islámico radical que se extendería desde Europa hasta el sudeste de Asia. El mayor peligro en nuestro mundo actual es que estos terroristas puedan apoderarse de armas de destrucción masiva - y usarlas para chantajear a naciones libres, o matar en una escala que no podemos ni siquiera imaginar. Esta amenaza constituye un riesgo para nuestra civilización entera - y estamos trabajando con nuestros socios en la región Asia Pacífico para derrotarla.

En mis reuniones con líderes de la región discutimos la amenaza de proliferación por parte de Corea del Norte. Después de la reciente prueba nuclear de Corea del Norte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución unánime imponiendo sanciones contra el régimen de Corea del Norte - y Estados Unidos está trabajando con nuestros socios para hacer cumplir estas sanciones. También seguiremos trabajando con Japón, China, Corea del Sur y Rusia a través de las Conversaciones de las Seis Partes. Nuestras naciones están hablando con una sola voz: Corea del Norte debe abandonar sus programas de armas nucleares - y no toleraremos la proliferación por parte de Corea del Norte de tecnología nuclear a regímenes hostiles y redes de terroristas.

A la larga, el camino más seguro es la expansión de la libertad. La historia muestra que las sociedades libres son sociedades pacíficas. Por lo tanto, Estados Unidos está comprometido a avanzar la libertad y la democracia como las grandes alternativas a la represión y el radicalismo. Y al mantenernos del lado de nuestros aliados en la región Asia-Pacífico, defenderemos nuestra forma de vida libre, enfrentaremos los retos de un siglo nuevo y crearemos un futuro más prometedor, pacífico y próspero para nuestros hijos y nuestros nietos.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.