Discurso: 18 de octubre de 2003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días

Durante las décadas de opresión y mal gobierno de Saddam Hussein, todos los iraquíes sufrieron, incluyendo los niños. Mientras Saddam construía palacios y monumentos a sí mismo, las escuelas iraquíes se venían abajo. Mientras Saddam apoyaba una masiva máquina de guerra, los niños iraquíes iban sin libros escolares, y a veces los maestros no recibían su paga. Saddam usaba las escuelas para sus propios fines; para indoctrinar a la juventud de Irak y para fomentar el odio.

Bajo Saddam, el analfabetismo adulto fue de un 61 por ciento, y para mujeres la cifra abrumadora era del 77 por ciento. Irak es una nación con una tradición orgullosa de educación, y esa tradición fue traicionada por Saddam Hussein.

Como parte de los esfuerzos de nuestra coalición para construir un Irak estable y seguro, estamos trabajando para reconstruir las escuelas en Irak con el fin de que los maestros vuelvan a su trabajo y de asegurar que los niños iraquíes tengan los materiales que necesitan.

Hace seis meses, casi todas las escuelas de Irak se cerraron, y muchas escuelas primarias carecían de alumbrado eléctrico y plomería y ventanas. Hoy en día, todas las 22 universidades y los 43 institutos técnicos y escuelas de enseñanza superior están abiertos, como lo están casi todas las escuelas primarias y secundarias del país. Anteriormente este año dijimos que rehabilitaríamos a l,000 escuelas antes de que las clases volvieran a empezar. Este mes, apenas días antes del primer día de clase, nuestra coalición y nuestros socios iraquíes habían refaccionado a más de 1,500 escuelas.

Bajo Saddam, los libros escolares eran tan escasos que seis estudiantes tenían que compartir uno. Por eso estamos trabajando con UNESCO para imprimir 5 millones de textos escolares revisados y modernos que estén libres de propaganda Baathista, y distribuirlos a los estudiantes iraquíes. Y por primera vez en años podrán leer la obra de los grandes escritores y poetas iraquíes - gran parte de la cual fue prohibida por el régimen de Saddam.

Hemos reunido más de un millón de conjuntos de materiales escolares, incluyendo lápices y calculadoras y libretas de apunte para los estudiantes en Irak. Hemos distribuido decenas de miles de pupitres estudiantiles y sillas de maestro y pizarrones. Y para asegurar la salud de los estudiantes, hemos entregado más de 22 millones de vacunas para los niños iraquíes.

En muchos casos, soldados estadounidenses han intervenido personalmente para asegurar que las escuelas iraquíes obtuvieran el material que necesitan. El Primer Teniente del Ejercito Kyle Barden de Charlotte, Carolina del Norte, quería materiales para las 11 escuelas en Laylan, Irak. Respondiendo a su solicitud de ayuda, estudiantes, médicos, comerciantes y otros en Carolina del Norte han regalado miles de dólares para la compra de libros de apunte, lápices y plumas con tinta de color.

El Mayor del Ejército Gregg Softy, de la Primera División Blindada, envió un correo electrónico a sus amigos con respecto a las escuelas en Irak. La respuesta fue abrumadora. Cientos de paquetes fueron enviados, y se estableció un sitio Internet para incentivar a otros estadounidenses a contribuir.

Todos nuestros esfuerzos para mejorar la educación en Irak eventualmente sirvieron la causa de la seguridad y de la paz. Queremos que los jóvenes iraquíes aprendan habilidades y que crezcan y que tengan esperanza, en lugar de recibir una dieta constante de propaganda y odio. Estamos logrando progreso, pero aún queda mucho por hacer. La solicitud que presenté al Congreso para la reconstrucción de Irak incluye fondos para más proyectos de salud y de capacitación. Le pido al Congreso que apruebe pronto mi solicitud presupuestaria para que este trabajo tan importante pueda proceder.

Nuestros esfuerzos ayudarán a que Irak recobre su noble tradición de educación y que vuelva a formar parte de la familia de naciones. Un hombre mayor en Umm Qasr recientemente experimentó por primera vez una conexión Internet. Quedó asombrado por la velocidad con la cual pudo leer diarios de todo el mundo. Dijo, "Nuestra sociedad ha estado aislada del mundo y ahora estamos reconectados." A medida que Irak se vuelva a incorporar al mundo, demostrará su poder de libertad y de esperanza para vencer el odio y el resentimiento. Y esta transformación hará más segura a nuestra nación.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.