Discurso: 18 de septiembre de 2004

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Tres años tras los atentados del 11 de septiembre, nuestra nación continúa enfrentando amenazas contra nuestra seguridad. Estamos actuando para proteger el territorio nacional... para seguirles el rastro y desbaratar a las redes terroristas por todo el mundo. y para hacer que los patrocinadores del terrorismo rindan cuentas. Permaneceremos a la ofensiva, atacando a los terroristas en el extranjero para que no tengamos que encararlos aquí dentro del país.

Los estadounidenses también saben que nuestra seguridad a largo plazo requiere un compromiso mayor. Nuestro país está decidido a diseminar la esperanza, el progreso económico y la libertad como alternativas al odio, el resentimiento y la violencia terrorista. En las sociedades que tienen esperanza, los hombres y las mujeres son mucho menos propensos a adoptar ideologías asesinas. Y los gobiernos libres combatirán a los terroristas entre ellos, en vez de protegerlos. Sabemos que para crear un mundo más seguro, debemos forjar un mundo más seguro. Y estamos tomando medidas al respecto.

La próxima semana en Nueva York me dirigiré a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Y hablaré sobre las grandes posibilidades de nuestros tiempos: para mejorar la salud, expandir la prosperidad y ampliar la libertad en el mundo.

Estados Unidos y muchas naciones han adoptado posiciones audaces en la lucha contra el VIH /SIDA. Mi Plan de Emergencia para la Mitigación del SIDA proporcionará 15,000 millones, una cantidad sin precedentes, durante cinco años para apoyar la lucha contra la pandemia del SIDA en todo el mundo, con atención especial a los países más afectados en África, el Caribe y Asia. Estos fondos ya están siendo utilizados para ayudar a prevenir infecciones nuevas, proporcionar tratamientos y atender a millones de víctimas.

También nos hemos unido a otras naciones para crear el Fondo Mundial para Combatir el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. En tres años ya se ha prometido 5,600 millones para el fondo... y se han financiado proyectos en más de 90 países. Y persistiremos en el esfuerzo hasta que estas enfermedades sean vencidas.

Estados Unidos y muchas otras naciones también están decididas a cambiar el rumbo de la pobreza mundial al adoptar una estrategia nueva para el desarrollo económico. Nuestra política es aumentar la ayuda a aquellos gobiernos extranjeros que realmente se proponen combatir la corrupción y mejorar la educación, la atención médica y las oportunidades económicas para sus pueblos. La historia moderna nos enseña que los gobiernos honrados que invierten en sus pueblos y promueven el desarrollo económico pueden sacar a millones de la pobreza y desesperación. Y los gobiernos que realmente atienden las necesidades de sus pueblos merecen nuestra ayuda.

La salud y el bienestar de las naciones en desarrollo también dependen en que se venzan el hambre y el analfabetismo. Hemos lanzado una Iniciativa para Acabar con el Hambre en África, al enseñar técnicas agrícolas modernas y proporcionar cultivos resistentes a las sequías a los agricultores de ese continente. Y por medio de nuestra Iniciativa de Educación para África, estamos capacitando a maestros, distribuyendo textos y promoviendo el aumento de la matricula escolar.

Estados Unidos y muchos otros países también están fomentando un mundo mejor al respaldar a los pueblos liberados de Irak y Afganistán en su camino hacia la democracia. Más de 10 millones de ciudadanos afganos ya están inscritos para votar en las elecciones del mes próximo. En Irak se avecinan las elecciones libres en enero. Los enemigos terroristas tratan de detener el progreso en ambos países, y sus ataques violentos y despiadados posiblemente aumenten al aproximarse las elecciones. Pero todo el mundo puede tener la certeza de que Estados Unidos y nuestros aliados cumpliremos con nuestros compromisos con el pueblo afgano y el pueblo iraquí. Nuestra seguridad a largo plazo -- la seguridad de nuestros hijos y nietos - se conseguirá cuando un gran Medio Oriente sea la casa de gobiernos estables y democráticos que combaten el terrorismo.

La próxima semana ante las Naciones Unidas, haré propuestas adicionales para expandir la prosperidad y acelerar el paso de la libertad en el mundo. Jamás en la historia de las Naciones Unidas hemos enfrentado tantas oportunidades para crear un mundo más seguro al forjar un mundo mejor. Por el bien de nuestra seguridad común y el bien de los valores comunes, la comunidad internacional debe ponerse a las alturas de este momento histórico. Y Estados Unidos está listo para liderar.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.