Discurso: 1 de abril de 2006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


<< Discursos del Presidente George W. Bush


EL PRESIDENTE: Buenos Días. Al acercarse el día de los impuestos más adelante este mes, muchas familias estadounidenses están ahora terminando sus declaraciones de impuestos. Y mientras ustedes lo hacen, se está llevando a cabo un debate importante en Washington que afectará la cantidad que usted pagará en los años venideros.

Yo creo que nuestra economía crece cuando a usted se le permite quedarse con más de su dinero ganado con mucho esfuerzo y tomar sus propias decisiones sobre cómo ahorrar, gastar e invertir. De modo que, colaborando con el Congreso, proporcionamos alivio tributario a todos los estadounidenses que pagan impuestos sobre sus ingresos. Rebajamos las tasas de los impuestos para que los trabajadores puedan quedarse con una mayor parte de sus cheques de pago. doblamos el crédito tributario por hijo(a) menor y redujimos la penalidad por matrimonio. y pusimos al impuesto por defunción en el camino a la extinción. También rebajamos los impuestos sobre dividendos y ganancias de capital, y ampliamos los incentivos a la inversión por los pequeños negocios - para que puedan crecer y crear nuevos empleos.

Desde 2001, el alivio tributario ha dejado 880 mil millones de dólares en manos de trabajadores estadounidenses, pequeños negocios y familias como las suyas - y ustedes han usado ese dinero para ayudar a producir más de cuatro años de crecimiento económico sin interrupción. El año pasado nuestra economía creció a una tasa saludable del 3.5 por ciento - más rápido que cualquier otra nación industrializada. Un político en Washington dijo en 2003 que nuestras reducciones en los impuestos estaban "arruinando nuestra economía y costándonos empleos". La verdad es que desde Agosto del 2003 Estados Unidos ha añadido casi 5 millones de nuevos empleos.

Nuestra tasa de desempleo actualmente es del 4.8 por ciento - más baja que el promedio para los años 1970, 1980 y 1990. Los ingresos reales después de pagar los impuestos han subido en un 8 por ciento por persona desde comienzos de 2001. Más estadounidenses actualmente son dueños de sus propias casas que en cualquier otro momento de nuestra historia, y el número de dueños de casa de grupos minoritarios ha alcanzado niveles jamás vistos. La confianza del consumidor está a su mayor nivel en cerca de cuatro años. La productividad ha crecido de manera importante en los últimos cinco años y nuestro sector de pequeños negocios está floreciendo.

La evidencia es abrumadora: los que se oponían a rebajar los impuestos estaban equivocados. El alivio tributario ha ayudado a crear empleos y oportunidades para las familias estadounidenses, y ha ayudado a nuestra economía a crecer.

Si mantenemos nuestras políticas económicas pro-crecimiento y seguimos practicando moderación en los gastos en Washington, podemos lograr que nuestra economía siga creciendo, y mantenerse en el buen camino para alcanzar nuestra meta de reducir el déficit presupuestario por la mitad hasta el año 2009.

El problema es que el alivio tributario que aprobamos deberá vencer en los próximos años. Algunos Demócratas en Washington están insistiendo que debemos dejar que eso suceda - o inclusive que revoquemos las rebajas tributarias ahora mismo. En cualquier caso, nuestra economía se vería debilitada y dejaría a familias estadounidenses con un aumento tributario considerable que no esperan y que no será bienvenido. Ya que Estados Unidos necesita más que una expansión económica temporal, necesitamos más que un alivio tributario temporal. Para que nuestra economía siga creciendo, para que nuestros negocios sigan invirtiendo, y para seguir creando empleos, necesitamos asegurar que ustedes se quedan con una mayor parte de lo que ganan - por lo cual el Congreso necesita hacer permanente al alivio tributario.

Hacer que el alivio tributario sea permanente incluye extender los cortes tributarios sobre dividendos y ganancias de capital. Esos cortes tributarios han sido fundamentales para nuestro crecimiento económico. Al reducir el costo del capital, este alivio tributario ha dado a los negocios un incentivo para invertir y expandir - y esto ha ayudado a crear empleos y oportunidades para trabajadores estadounidenses. Le pido al Congreso que extienda esos cortes tributarios de índole pro-crecimiento, de modo que nuestros negocios puedan planear con confianza y seguir creando empleos para trabajadores estadounidenses.

En última instancia, el debate en el Congreso sobre los impuestos consiste en lo siguiente: ¿Quién sabe mejor cómo usar su dinero - los políticos en Washington, o usted? Yo considero que el dinero que gastamos en Washington es su dinero, no dinero del gobierno. Yo confío en que ustedes tomarán las mejores decisiones sobre qué hacer con los dólares que han ganado con gran esfuerzo - porque cuando ustedes lo hacen, sus familias se favorecen. nuestra economía crece. y la prosperidad y la oportunidad se extienden a lo largo de nuestro gran país.

Gracias por escuchar.


Great Seal of the United States.png Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.